Déficit de docentes en el Distrito es de 272 plazas

71

Ante el Concejo Santa Marta, el secretario de Educación Distrital, Antonio Peralta Silvera, presentó un informe de gestión, donde indicó que el aumento de la cobertura en educación ha dejado una necesidad de 272 maestros, plazas que están afectando el proceso académico. 

Según lo manifestado por el jefe de la cartera de Educación Distrital esta realidad se debe a que el Distrito de Santa Marta aumentó la cobertura en educación, en donde de 74 mil niños en el 2019, se pasó a un total  84 mil 070 estudiantes entre los 5 y 15 años de edad en el presente año, es decir, se están atendiendo 7 mil 429 estudiantes más, todo esto sobre una planta viabilizada de 3.188 docentes.

Este faltante se determinó luego de un estudio realizado por parte de la Secretaría de Educación Distrital en el que se organizó la oferta educativa del Distrito y se distribuyó adecuadamente la planta del personal docente y en el cual se llevaron a cabo acciones como diligenciar los formatos 1 y 2; matrículas actualizadas y el cálculo de grupos por institución, así como la socialización de las necesidades por establecimiento educativo.

El estudio técnico realizado, permitió organizar la planta docente, ubicar a los maestros de la mejor manera en las instituciones, para lo cual se realizaron alrededor de 507 movimientos en el sistema humano para optimizar el recurso con que se cuenta en el Distrito.

Es ante esto que manera positiva el funcionario adscrito a la Alcaldía Distrital precisó que fue dicho estudio de sustentación de planta docentes, lo que permitió que en Santa Marta sean reconocidos por parte del Ministerio de Educación Nacional los más de 200 docentes nuevos que necesita el Distrito, para que con ello se acabe con el fenómeno de las horas extras.

FACTORES QUE LLEVARON AL DÉFICIT 

El funcionario relató además, que este fenómeno del faltante de docentes, permaneció mucho tiempo sin ser reconocido por el Ministerio de Educación producto de factores como: “Una de las últimas validaciones que se hizo, se llevó a cabo en una situación en la que se generó una gran desconfianza por el Distrito, hace varios años, se incluyeron en el Once de Noviembre, unos supuestos estudiantes y unas supuestas instituciones educativas, en ese momento la llamaron fantasma y se sustentó una planta con ese número irreal y desde luego, esa historia nos ha ido pesando mucho”.

Asimismo, indicó que otro de los factores es que existe una gran desconfianza por parte del Ministerio de Educación Nacional por la manera en cómo se llevaban a cabo las sustentaciones.

“Era sencillamente que año tras año, como tenía que hacerse de manera obligatoria, se hacían los ejercicios de estudio técnico, pero una cosa es hacer el ejercicio con el señor rector, los coordinadores, levantar un acta y no producir ningún movimiento con el sistema humano. Aquí lo que está monitoreando el ministerio no son simplemente las actas que se firman, es como esa modificación que se hacen en el acta producto de que el rector dijo que tengo un maestro desde hace siete años, pero él no está aquí en mi planta docente, se firma el acta y no se hace la transformación en el sistema humano”.

Es bajo este contexto, que el jefe de la cartera de Educación Distrital,  explicó  que por mucho tiempo existió por parte del Ministerio de Educación Nacional la concepción de que en Santa Marta no se necesitaban docentes y tampoco se sabía dónde estaban dichos maestros.

CONTINÚA LA PREOCUPACIÓN

A pesar de que el proceso del estudio de la planta de personal docente y directivos docente en el Distrito avanza de manera significativa, el concejal Yesid Ospino, precisó que continúa existiendo una preocupación general, principalmente porque la realidad es que en la actualidad no se tiene la viabilidad por parte del Ministerio de Educación Nacional.

“(…) pero además, sumó a esta preocupación el hecho de que muchos maestros que han estado a través de la modalidad de horas extras ejerciendo su labor, hoy no tengan o no puedan tener la posibilidad de ocupar esas plazas, porque el ministerio decidirá cómo lo va hacer”, dijo el cabildante.

Ante lo anterior, también agregó, “(…) me va a aparecer altamente injusto que muchos de estos docentes que han estado por tres, cuatro o cinco años a través de la modalidad de horas extras no vayan a tener la mínima posibilidad de ocupar esas 272 plazas de las cuales el secretario nos anuncia que de manera técnica han podido identificar y además en concordancia con el ministerio lo han determinado”.

En este sentido, el miembro de esta corporación instó al Secretario de Educación Distrital y a su equipo de trabajo a que a través de su liderazgo exijan ante el Ministerio de Educación la autonomía para poder incorporar a esos 272 maestros.

 “Es denigrante, es triste ver a un maestro pidiéndole el favor a otro maestro que esté de pronto en la calidad de maestro de propiedad o provisional, para que le pueda cargar las horas extras y este a tu vez le pueda cancelar, eso no debe hacerse, no podemos permitir que continúen en el Distrito y esto no son frases populares, afortunadamente como le digo a los barrios no estamos en campaña, no estamos buscando votos, pero lo digo con el corazón en la mano, ver a ese maestro que le toca esperar a que el otro cobre en el cajero para poder cancelarle su servicios en la institución educativa, es triste y es mucho más triste que un docente asuma una carga académica donde no está preparado para hacerlo simplemente por ayudar o apoyar a rector ”, señaló el concejal.

El cabildante fue enfático en precisar que las horas extras en el Distrito deben acabarse, por lo cual ratificó su llamado al Ministerio de Educación para que sean los docentes de la ciudad y del Departamento del Magdalena los que tengan la oportunidad de ocupar las plazas que hoy necesitan las instituciones educativas para ofrecer una educación de calidad.

También podría gustarte