Obras del colegio de Timayui se reactivarán en diciembre

Paralizado se encuentran las obras del famoso colegio de ´Tablitas´ que por años funcionó en Timayuí y el cual fue intervenido con un proyecto en el que con recursos del Gobierno Nacional y de la administración Distrital de ese entonces se comenzó, para que niños y niñas de esa zona de Santa Marta pudiesen contar con un colegio digno donde se prepare al profesional del futuro. 

Y es que desde hace meses las obras permanecen completamente paralizadas en el colegio de nombre Nuevo Amanecer con Dios, situación que afecta a más de 1.400 estudiantes de esta zona del país, quienes han tenido que recibir clases en sedes alternas.

Según el acta de avance de obras en la actualidad la edificación se encuentra en un 69 por ciento, por lo que la comunidad espera celeridad en el trámite, que si bien se ha visto afectado por los efectos de la pandemia y los tiempos jurídicos para la terminación unilateral con el excontratista, hay una necesidad que no da espera.

El proyecto contratado por el Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa, FFIE, del Ministerio de Educación Nacional con una inversión de 8.868 millones de pesos, hoy no es nada más que una obra abandonada entre la maleza, escombros y  encharcamientos.

Por su parte, la gerente del FFIE, Adriana González, reconoció las falencias del proyecto y aseguró que la firma RB de COLOMBIA S. A. es la nueva constructora, que además ya está lista la interventoría, lo que permitirá reiniciar las labores en diciembre de este año, extendiéndose desde entonces a 6 meses el plazo de entrega.

 “Ya  hay una firma nueva constructora a la cual se le reasignó el proyecto, también una firma interventora. En estos momentos nos encontramos en la legalización de los contratos, sobre todo, con la firma interventora, que nos va permitir que a inicio del mes de diciembre podamos retomar nuevamente las obras y cumplirle a la comunidad educativa”, indicó González.

Del mismo modo, frente a lo anterior, la gerente de FFIE precisó que, “(…) pedirles excusas a toda esta comunidad que ha sufrido en estos tres años, pero también entender que tenemos que hacer un proceso riguroso, solamente porque debíamos concluir el contrato con el anterior contratista, asignar los recursos correspondiente al nuevo, porque eso implicaba un ajuste de precio, recordemos que esos contratos iniciales que encontró este Gobierno eran del 2015, por ende asignarlos en el 2019-2020 implicaba unos recursos importantes que debía asumir el Gobierno Nacional”.

Entre tanto docentes y padres de familias de la institución han exigido al Ministerio de Educación que responda por este proyecto que se ha convertido en un dolor de cabeza para el sector, toda vez que las condiciones de hacinamiento de las sedes provisionales no posibilitan un ambiente para recibir las clases.

Es válido precisar que, ´este proyecto, que incluye la construcción de 64 aulas para preescolar, básica y media, baterías sanitarias, biblioteca, aula de tecnología, comedor, cocina, área administrativa y zonas recreativas.

DEUDAS PENDIENTES 

Por otro lado, David González, docente del colegio afectado, dijo que la Secretaría de Educación adeuda por lo menos $72 millones de pesos a 3 contratistas que durante este tiempo de emergencia sanitaria, y desde antes, arrendaron locaciones privadas para la planta de estudiantes.

González precisó que no les han pagado porque según los salones no fueron utilizados en los últimos 7 meses.

De acuerdo con el reciente informe entregado por el Ministerio de Educación, la Alcaldía de Santa Marta habría cumplido con su parte del megaproyecto que incluye otras 2 instituciones que ya fueron entregadas.

También podría gustarte