Confirman condena a expolicía que obligó a docente a practicarle sexo oral

En primera instancia el Juzgado Octavo Penal del Circuito para el 12 de abril de 2018 había absuelto a García Girón y al expatrullero Jhoan Hussein Moreno Cruz.

La Corte Suprema de Justicia confirmó la condena de 13 años de prisión en contra del expatrullero de la Policía, Jorge Eliécer García Girón, por el delito de acceso carnal violento, luego de obligar a una mujer a practicarle sexo oral a cambio de entregarle los documentos de su motocicleta. El abuso ocurrió entre la medianoche del 26 y la madrugada del 27 de junio de 2013.

La alta Corte, con ponencia de la magistrada Patricia Salazar Cuéllar, confirmó el fallo emitido por el Tribunal Superior, sala penal con ponencia del togado Ivanog Arteaga, en el cual declaró culpable al expolicía García Girón.

Es de recordar, que en primera instancia el Juzgado Octavo Penal del Circuito para el 12 de abril de 2018 había absuelto a García Girón y al expatrullero Jhoan Hussein Moreno Cruz. La situación de este último no cambió, debido a que el fallo no fue modificado y fue absuelto de los cargos.

La Corte analizó la declaración de una mujer que durante el juicio oral aseguró que vio a la víctima del abuso sexual en el puente de La Cartagena, supuestamente coqueteándole al policía y la describió como conflictiva.

Refirió la Corte, que dicha testigo no presenció los hechos, así que perdía relevancia.

Además, el policía hizo que la mujer se alejara unos 850 metros de dicho puente, hasta donde funcionaba un restaurante y, contrario a lo que dijo el abogado defensor, cerca del lugar donde ocurrió el abuso sexual no había casas, ni aglomeraciones a las cuales la mujer hubiera podido acudir para pedir ayuda. El sitio más cercano era el motel Casa de Campo, situado a 282 metros de distancia y allí nadie podía escucharla.

Por último, refirió que había que tener en cuenta que la mujer era de contextura baja, débil por la psoriasis que padecía; estaba sola con el uniformado, en un sitio oscuro y apartado, sin poder pedir auxilio. Era difícil superar en fuerza a su agresor, descrito como un hombre alto, de contextura media, de acento costeño y que podía estar armado.

ASÍ OCURRIERON LOS HECHOS EN JUNIO DEL 2013

Hacia la medianoche del 26 y la madrugada del 27 de junio de 2013, una profesora señaló que fue obligada a practicarle sexo oral a un uniformado a cambio de que le devolviera los documentos de su motocicleta y no se la inmovilizara.

La mujer bajaba desde Cajamarca en su moto, cuando en un retén ubicado en el Puente de La Cartagena, el uniformado le dijo que a esa hora no podía transitar, le pidió los documentos y ella le indicó que venía de viaje.

García Girón le dijo a la mujer ¿Qué le proponía? Miró el reloj y empezó a contar hasta 10, paró la cuenta en ocho y medio, y le dijo que, si quería, la dejaba botada en ese lugar solitario y lejano.

Johan Hussen Moreno Cruz, quien estaba al otro lado de la vía se acercó, pero se devolvió para hablar con el conductor de otro auto. Cuando regresó, su compañero lo alejó, los dos policías hablaron y sonrieron. Luego García Girón se subió en la moto de la Policía y le dijo a la mujer que los siguiera. Llegaron hasta el restaurante ‘Bonita Bucaramanga’, donde la hizo entrar a una enramada.

La afectada indicó que el policía le dijo: “Le tocó chupármelo (sic)”. Se bajó la cremallera, sacó su pene, luego tomó por los hombros a la docente y la obligó a que le practicara sexo oral durante 15 minutos en medio del llanto y las súplicas de la mujer.

Según el relato de la víctima, el sujeto luego se masturbó en presencia de ella y le entregó los papeles de la motocicleta. La mujer se alejó hacia el sector de Boquerón y el policía se dirigió hacia La Cartagena.

El hoy condenado y su compañero de patrulla, absuelto por estos hechos, fueron destituidos el 1 de julio de 2013 por orden del coronel Fernando Murillo Orrego, entonces comandante de la Metib, cuando no había terminado el proceso disciplinario.

/Colprensa.

También podría gustarte