#ENVIDEO: Reclusos de ‘Rodrigo de Bastidas’ piden implementan plan piloto para reactivación de visitas

En medio de la pandemia generada a raíz del coronavirus, el Gobierno Nacional suspendió las visitas a las cárceles del país, para prevenir contagios en los penales, y adaptándose a esta nueva realidad. Razón por la cual desde hace cerca de ocho meses en el centro carcelario ‘Rodrigo de Bastidas’ de Santa Marta, los privados de la libertad no tienen la oportunidad de convivir con familiares. 

La adopción de esta medida preventiva está causando problemas y afectaciones en la salud mental y emocional de los privados de la libertad, así lo dio a conocer el Comité de Derechos Humanos de los Privados de la Libertad del centro carcelario ‘Rodrigo de Bastidas’ de Santa Marta, a través de un video subido a las redes sociales.

Ante estas afectaciones, la comitiva propuso al Estado de Colombia y a las autoridades penitenciarias la creación de un plan piloto de visitas en la cárcel samaria.

“Hemos trabajado fuertemente con todos nuestros patrocinadores, realmente tenemos personas que nos han dado cuaternarios para desinfectar toda la cárcel, estamos trabajando muy duro para desinfectar y embellecer todas las áreas comunes y darle las garantías a la bioseguridad. Todo el mundo está implementando el uso de tapabocas, el lavado de mano constantemente y usando del alcohol y el gel que nos dio el Inpec”, señaló el comité en el vídeo.

El vocero hizo hincapié en que es indispensable defender la vida, toda vez que, muchos de los privados de la libertad se encuentran atravesando trastornos generados por la incomunicación con familiares y seres queridos.

“El encierro y no mirar a sus familias está generando el síndrome de abstinencia a los buenos sentimientos, al calor que nos proporcionan nuestros familiares realmente está causando una metástasis psicológica en nuestros compañeros y eso nos tiene muy preocupados”, dijo.

Frente a lo anterior el voceo de los privados de la libertad en la ciudad de Santa Marta agregó, “es por ello, que elevamos un clamor al Gobierno Nacional para que respete los derechos fundamentales; la familia es un derecho fundamental, y por eso es un detonante positivo al proceso de resocialización, no puede haber resocialización, sino hay el acompañamiento de la familia. La familia es el núcleo que se fortalece entre sí, y al perder todo contacto, quiere decir que los pilares de nuestra sociedad se van diluyendo”.

Es por ello que, en aras de ser escogidos para la aplicación de un plan piloto, desde hace días los privados de la libertad vienen adelantando labores de limpieza y desinfección en las áreas comunes del establecimiento carcelario.

HACINAMIENTO Y COVID-19 

Es válido precisar que, el centro carcelario ‘Rodrigo de Bastidas’ tiene una capacidad para  albergar a tan solo 330 reclusos, no obstante, actualmente el número de personas privadas de la libertad que hay en ese lugar supera los 1.300, es decir, presenta un hacinamiento que supera el 390 por ciento.

Y es precisamente este hacinamiento el que representa un factor de riesgo, sobre todo para algunos internos adultos mayores y con comorbilidades tales como hipertensión, diabetes, tuberculosis, VIH y obesidad. Puesto que, predispone un escenario propicio para  que el contagio del Covid-19 se expanda de manera más rápida y acelerada.

Según el último informe emitido por la Secretaría Distrital de Salud, el centro penitenciario registraba 142 contagios, incluyendo tanto a la población privada de la libertad, como al personal custodio y administrativo.

No obstante, de manera positiva se había notificado que 97 ya habían superado el periodo transmisible, de acuerdo a la fecha de inicio de síntomas y toma de muestra, es decir, que ya no transmiten el virus a otras personas.

También podría gustarte