Rechazan desalojos a comuneros del Territorio Ancestral en Taganga

A través de un comunicado, el Cabildo Indígena de Taganga y firmado por su gobernador Ariel Daniels de Andreis, rechazó la diligencia de inspección ocular adelantada por la Inspección de Control Urbano, quiénes pretende desalojar a los nativos del Cabildo en el punto conocido como Bonito Gordo, territorio ancestral de este corregimiento. 

Ante la inspección, la comunidad ha respondido colectiva y pacíficamente con la certeza de defender sus derechos territoriales.

En el comunicado el gobernador explica que Bonito Gordo es un territorio étnico acorde al Artículo 63 de la Constitución Política de 1991, “bonito Gordo está reconocido como territorio comunal étnico y en tal sentido, acorde al Artículo 63 de la Constitución Política de 1991, tiene la calidad de inalienable, imprescriptible e inembargable; sobre este territorio, los comuneros ejercen sus derechos ancestrales”

También señala que el Cabildo Indígena de Taganga viene desarrollando, a través de la mesa de concertación establecida, un diálogo constructivo con la Unidad de Parques Naturales en la región, en aras de proyectar todas las acciones relacionadas para preservar, conservar y proteger ambientalmente.

Además explica que la Onic, en calidad de Autoridad Nacional de Gobierno Indígena, se une al llamado a Parques Nacionales Naturales de Colombia, para retomar el diálogo, en el marco del respeto y reconocimiento de los derechos territoriales de los pueblos indígenas, que permita avanzar hacia metas claras en la protección efectiva de los  intereses comunes y así, conlleve a zanjar las diferencias que este conflicto ha traído a la comunidad de Taganga, lo cual afecta el ejercicio de buen gobierno y autodeterminación.

Finalmente, mencionan que, “es tiempo que el Estado Colombiano, en cabeza de la institucionalidad, concerte soluciones efectivas frente la legítima solicitud de la comunidad étnica de Taganga, para colocar fin al conflicto que lleva más de 51 años, desde cuando se vivió el primer desplazamiento de nuestra etnia en 1969, tiempo en el cual las chozas de los tagangeros de Arrecife y Cañaveral fueron quemadas, como parte de la orden de desalojo, hito que marcó la lucha de nuestros Mayores y Mayoras en la defensa del territorio con base en la Escritura No. 27 de 1873 registrada en Instrumentos Públicos de Santa Marta, y que es imperativo sea reconocida por el Estado Colombiano en el marco de la normatividad vigente sobre títulos coloniales y derechos territoriales”.

También podría gustarte