Alcaldía y Policía acabaron con dos fiestas clandestinas

En los lugares clausurados se encontraron a 28 adultos y algunos menores de edad.

Los operativos de control efectuados por la Alcaldía de Santa Marta, a través de la Secretaría de Seguridad y Convivencia Ciudadana, para garantizar el orden y el cumplimiento de las medidas de bioseguridad, permitieron a las autoridades intervenir dos fiestas clandestinas que se desarrollaban la noche del pasado 31 de octubre.

El primer hecho se presentó en el corregimiento de Bonda, en donde las autoridades del Distrito encontraron a 28 adultos, quienes asistían a  una fiesta electrónica promocionada por las redes sociales, la cual fue ubicada por efectivos  de la Policía Metropolitana, evidenciando que cobraban $40.000 por el ingreso  de cada persona. A los asistentes se les aplicaron las sanciones que contempla el Decreto expedido por la Alcaldía Distrital, el cual prohíbe este tipo de celebraciones que vulneran  los protocolos de bioseguridad ara evitar la propagación del Covid19.

La segunda fiesta que se intervino, fue en la parte superior de un hostal en Taganga, donde se hallaron 21 menores de edad que estaban incumpliendo el toque de queda y los protocolos de bioseguridad además de estar consumiendo licor.

Los menores fueron entregados a sus padres por parte de la Policía de Infancia y Adolescencia y se les impusieron comparendos a todos los mayores quienes se hicieron responsables de cada uno de ellos.

EN EL CENTRO HISTÓRICO 

Como parte de su función de inspección, vigilancia y control, la Secretaría de Salud Distrital hace seguimiento al cumplimiento de los protocolos de bioseguridad establecidos para una reapertura económica segura en la ciudad. Dentro de las labores de verificación, se encontró que tres establecimientos ubicados en el Parque de los Novios y el Callejón del Correo, en el Centro Histórico, incumplían medidas como la distancia de dos metros que debe tener la ubicación de las mesas, para la bioseguridad de los usuarios y otros en donde se encontró que vendían licor en grandes cantidades, violando lo establecido en el Decreto 247 del 30 de septiembre de 2020.

 “Decidimos verificar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y de uso de EPP por los establecimientos comerciales y sus empleados, se ha realizado el cierre de tres establecimientos que no estaban cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y algunos con incumplimiento de las normas sanitarias”, manifestó Henrique Toscano Salas, secretario de Salud Distrital.

Los controles se adelantaron  por la Alcaldía Distrital, a través de las Secretarías de Salud, Gobierno, Seguridad y Desarrollo Económico, durante la jornada de toma de muestra a los artesanos, comerciantes y demás actores del Centro Histórico de Santa Marta que lidera la Salud Distrital.

El funcionario agregó que van a seguir siendo rigurosos en el cumplimiento de las normas, siendo todos autorresponsables para evitar la expansión del COVID-19. “La invitación es a que  todos cumplan con los protocolos de bioseguridad, distanciamiento social de dos metros, que se utilicen los tapetes en la entrada de los negocios, que tengan  gel para los clientes y que estén cumpliendo con los tapabocas los empleados  y también el uso de EPP”, puntualizó Toscano Salas.

También podría gustarte