Críticas por horario del partido de la Selección 

59

La decisión, al parecer, no cayó muy bien entre gran parte de la prensa uruguaya debido a lo que significa jugar con la elevada temperatura de Barranquilla, ciudad sede del encuentro camino a Qatar que se caracteriza por su elevada humedad. 

Aun poco menos de dos semanas para el partido entre Colombia y Uruguay por la tercera fecha de las eliminatorias, le llueven críticas al combinado cafetero luego de conocerse el horario del compromiso el próximo viernes 13 de noviembre.

La decisión, al parecer, no cayó muy bien entre gran parte de la prensa uruguaya debido a lo que significa jugar con la elevada temperatura de Barranquilla, ciudad sede del encuentro camino a Qatar que se caracteriza por su elevada humedad.

Así, por ejemplo, lo manifestó el periodista Jorge Ramos, en el programa Jorge Ramos y su Banda de ESPN, calificando la determinación como “trampa” debido al desgaste físico que significa para los jugadores afrontar un partido a las 3:30 pm.

“Antes de conocer la oficialización de la hora, estábamos convencidos con Argentina, Uruguay y Brasil seguro iban a jugar a las 3:30 allí. Bingo, así fue. Pleno calor y plena humedad, lo más inhóspito posible en busca de conseguir un triunfo (…) Esto está reglamentado por Fifa, que Colombia como cualquier asociación tiene la potestad de determinar el horario. Desde lo reglamentario es cierto, pero desde lo deportivamente moral es una trampa, les guste o no”, dijo Jorge Ramos.

“Me hace recordar cuando los beneficios del arbitraje con el Real Madrid son obvios y claros, los reciben, los disfrutan y se enojan si uno lo señala. No lo entiendo. Acepten que hay opiniones en el sentido contrario”, agregó Jorge Ramos.

También dijo que Uruguay, si tuviera la oportunidad, también “lo haría, pero también está mal. Chile, Argentina o Uruguay podrían hacer lo mismo en invierno y lo llevamos a las 2 de la mañana, pero no es justo deportivamente. Están en su derecho de elegir, yo estoy en mi derecho de opinar como yo opino. Es un abuso”./ AFP

También podría gustarte