Trump vaticina ´chocorazo´

Más de 100 millones de personas votaron antes de la jornada electoral de este martes en Estados Unidos, según la última actualización del recuento realizado por el US Elections Project de la Universidad de Florida, referencia estadística en el tema. 

Las papeletas, enviadas por correo o depositadas personalmente antes de la apertura oficial de las urnas en esta jornada electoral, representan más del 72% del total de votos en la elección de 2016, de acuerdo con este conteo.

La votación anticipada ha batido récords este año en Estados Unidos debido a la pandemia de coronavirus.

Según el Fondo Educativo NALEO, más de 8,6 millones de latinos ya votaron de manera anticipada, más del doble que en 2016.

Hace cuatro años, 57 millones de votantes votaron por adelantado, según el sitio web de la Comisión de Asistencia Electoral de Estados Unidos.

En Texas, la cantidad de votantes que sufragaron a principios de este año supera la cantidad total de personas que votaron en 2016 en ese estado.

El equipo de Trump, sin evidencia de apoyo, asegura que el voto por correo es más propenso al fraude y que es probable que “manipule” los resultados. También promete que sus votantes acudirán en masa este martes para desmentir a los sondeos que aseguran que el republicano será derrotado.

LA FLORIDA

Jubilados blancos preocupados por la pandemia e hispanos que temen un supuesto socialismo en el corazón del capitalismo mundial concurrieron ayer en la dividida Florida, un estado crucial que llega a la jornada electoral con cifras récord de participación.

Los centros electorales recibían a los votantes a cuentagotas bajo una brisa fresca, una ocurrencia inusual en este cálido estado subtropical que forzó a los floridanos a desempolvar medias y chaquetas.

Annie Belman, con tapabocas, lentes oscuros y suéter ligero, votó por el candidato demócrata Joe Biden, quien busca derrotar al presidente republicano, Donald Trump.

La septuagenaria dijo que la gestión de la pandemia del presidente fue un factor en su decisión.

“El enfoque de Trump contra la ciencia y su comportamiento imprudente es una de las muchas razones por las que nunca votaría por él”, dice en un desierto centro de votación en Miami.

Florida es destino de jubilados de todo el país, que vienen a retirarse aquí por su clima cálido. Históricamente, es el estado con mayor proporción (20,5%) de personas de más de 65 años.

Tradicionalmente republicanos, las encuestas han dado indicios de que estos jubilados, que son más vulnerables al coronavirus, podrían inclinarse por Biden debido a la pandemia.

De los 14,4 millones de electores de Florida, 9 millones ya votaron anticipadamente o por correo, según la División de Elecciones de Florida. Son cerca de 2,4 millones más que en 2016 en el mismo período.

Se espera que las cifras a nivel nacional demoren días en conocerse, pero Florida -a diferencia de otros estados- ha estado contando los votos anticipados y por correo diariamente.

Por esto, sus autoridades aseguran que darán a conocer los resultados relativamente pronto.

LA POSTURA DE TRUMP

Los estadounidenses tienen “derecho a conocer” el ganador el día de la elección, lanzó este martes el presidente Donald Trump durante una visita a una sede de campaña del partido republicano en Virginia.

“Deberíamos tener derecho a conocer quién gano el 3 de noviembre”, día de los comicios, insistió Trump, cuando el flujo masivo de votos anticipados podría retrasar el escrutinio y por lo tanto el anuncio de resultados.

Trump se refería principalmente a su desacuerdo con una Corte Suprema renuente a intervenir en una decisión que permitía a Pensilvania seguir contando las papeletas recibidas por correo hasta tres días después de las elecciones.

Esta medida se tomó debido a las complicaciones logísticas en momentos en que el país se enfrenta a la pandemia de coronavirus, que provocó una avalancha de votos enviados por correo.

Pensilvania es visto como un estado clave en esta elección, y tanto Trump como su contrincante demócrata, Joe Biden, han hecho campaña ahí en los días recientes.

“No se pueden retrasar estas cosas durante muchos días y tal vez semanas”, dijo Trump mientras los estadounidenses votaban en todo el país. Más de 100 millones de personas habían emitido sus votos anticipados.

“No puedes hacer eso. El mundo entero está esperando. Este país está esperando”.

Cuando se le preguntó si había escrito un discurso de aceptación o derrota, Trump dijo que no. “Ganar es fácil”, dijo. “Perder nunca es fácil, no para mí, no lo es”.

También podría gustarte