Los lapsus de Biden  

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, cometió una serie de lapsus vergonzosos, anunciado a sus simpatizantes que iba a presentarles a su hijo Beau, ya fallecido, y después enmendando para decir que quería anunciar a su hija Natalie, pero señalando a otra de sus nietas.  

Biden estaba hablando en Filadelfia, la mayor ciudad de este estado que será clave en la elección, cuando se confundió.

“Aquí está mi hijo Beau Biden, que muchos de ustedes ayudaron a elegir al Senado de Delaware. y aquí está mi nieta Natalie”, afirmó estrechando a su nieta Finnegan.

Biden hizo las declaraciones en Pensilvania y no en Delaware, donde la gente votó para elegir a su hijo como fiscal general y no como senador.

Al darse cuenta de su error, Biden reculó y dijo: “Ah, no esperen, ella no es, es la otra”.

La pérdida de capacidad cognitiva de Biden ha sido un tema durante toda la campaña, desde las primarias demócratas. Su rival, el mandatario Donald Trump hace constantes referencias a sus errores e incluso proyecta grabaciones en sus mitines de campaña entretener a los asistentes.

A Joe Biden le gusta hablar sobre su infancia en la localidad industrial de Scranton, Pensilvania, y en ocasión de las elecciones en Estados Unidos este martes, el aspirante demócrata regresó a su primer hogar y estampó su nombre en la pared para atraer la buena suerte.

“De esta Casa a la Casa Blanca con la Gracia de Dios”, escribió Biden con bolígrafo negro en una pared de la sala, detrás de un cuadro, plasmando su nombre y agregando la fecha “11-3-2020”.

“De su pluma a los oídos de Dios”, escribió un usuario de Twitter bajo una fotografía de la pared firmada que tomó un reportero que viajaba con Biden, que recorre Pensilvania en busca de votos hasta el último minuto.

Ya había hecho algo similar durante las primarias de 2008, cuando firmó la pared de un dormitorio de la casa en su truncada segunda carrera por la presidencia, aunque terminó siendo compañero de fórmula de Barack Obama./AFP

También podría gustarte