En 11 mil hogares samarios los niños han dejado asistir a clases por la pandemia

309

Entre las causas principales para la deserción en las escuelas la encuesta reveló que en 1.697 hogares dijeron que las escuelas se encontraban cerradas por la llegada del Covid-19 y no se impartían clases virtuales.

La Encuesta Pulso Social llevada a cabo por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística identificó que  en Santa Marta en el 82,3% de los hogares encuestados continuaron las actividades educativas o de aprendizaje en los colegios desde que se presentó la emergencia por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, con preocupación se observó que en el 8,6% no continuaron estas actividades educativas.

Es decir que, mientras que en 110 mil hogares la educación de los niños y niñas continúa pese a la emergencia sanitaria, en más de 11 mil 400 estas no continuaron. Asimismo, otros 12 mil 176 hogares informaron que los menores no asistían o realizaban actividades educativas o de aprendizaje.

Entre las causas principales para la deserción en las escuelas la encuesta reveló que en 1.697 hogares dijeron que las escuelas se encontraban cerradas por la llegada del Covid-19 y no se impartían clases virtuales.

Otros 940 de los hogares encuestados dijeron que pese a que la Institución Educativa si ofrece clases virtuales en la vivienda no cuenta con dispositivos como computador, tablet o celular. Del mismo modo 6.681 hogares dijeron que no cuentan con acceso a internet.

2.136 hogares precisaron que no pueden pagar la pensión por la reducción de ingresos económicos debido a la emergencia Covid-19. Resulta significativo que, en ningún hogar la causa para la deserción fuera que no cuenta con radio o televisor o que el niño, niña o adolescente necesita trabajar para apoyar la economía del hogar.

Es válido precisar que, la Encuesta Pulso Social (EPS busca producir información periódica relacionada con la confianza del consumidor, el bienestar subjetivo de las personas, las redes de apoyo de los hogares, el bienestar de los hogares con niños y jóvenes; y el conocimiento y acceso a las políticas públicas. Los datos hallados en el informe corresponden al trimestre julio-septiembre del presente año.

También podría gustarte