Procuraduría solicitó al Tribunal Administrativo nuevas pruebas técnicas por erosión en Salamina

243

La Procuraduría General de la Nación pidió al Tribunal Administrativo de Magdalena requerir a autoridades nacionales, departamentales y municipales información detallada y técnica en el proceso judicial que adelanta sobre la grave situación que se presenta en la región por la erosión de la carretera entre los municipios de Salamina y El Piñón, que podría causar la inundación de tres poblaciones de más de 50.000 habitantes y la afectación de por lo menos 2.000 hectáreas. 

En oficio dirigido a la magistrada María Victoria Quiñones Triana, el Ministerio Público enfatizó en la importancia de que existan nuevas pruebas de carácter técnico y científico para que las órdenes que se impartan garanticen los derechos a la seguridad de los habitantes de la región y el equilibrio ecológico del sistema hídrico que enlaza al río Magdalena con las ciénagas del departamento.

El ente de control solicitó al tribunal requerir a Cormagdalena (Corporación Autónoma Regional del Río Grande a la Magdalena), al IDEAM (Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales) y a la ANLA (Agencia Nacional de Licencias Ambientales) copias de los estudios técnicos que incluyan diagnósticos del estado de los suelos que conforman la ronda oriental del río Magdalena.

A la ANT (Agencia Nacional de Tierras), Corpomag (Corporación Autónoma Regional de Magdalena), y Cormagdalena suministrar información detallada sobre los linderos de la zona amortiguadora del río, relacionando la máxima cota de inundación sobre la que se tenga registro en esta zona.  Al DNP (Departamento Nacional de Planeación), Invías (Instituto Nacional de Vías), asamblea y gobernación del Magdalena y alcaldías y concejos de Pivijay, El Piñón y Salamina, un informe detallado sobre la reglamentación de los usos del suelo en las rondas del río.

Al Congreso de la República y a los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de Agricultura y Desarrollo Rural solicitar que se oficialice la adjudicación de un tratamiento especial en la asignación de regalías para los municipios ribereños, y pidió oficiar copia a la Fiscalía General de la Nación para que investigue la presunta comisión de delitos relacionados con la invasión de la franja o ronda hídrica del Río Magdalena por diferentes actividades, y por la posible omisión por parte de las entidades.

Finalmente, la Procuraduría pidió al tribunal vincular a la Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios para actuar dentro del proceso y permitirle intervenir cuando sea necesario en defensa del patrimonio ambiental y la protección de la población rural campesina afectada que habita en los centros poblados y fuera de ellos.

MONITOREO CONSTANTE

De otro lado, con el monitoreo constante, la señalización y el mantenimiento de obras en los dos puntos afectados por la erosión del río Magdalena se brinda seguridad a los usuarios de la vía.

En cumplimiento con los compromisos adquiridos por el Instituto Nacional de Vías (INVÍAS) en el Puesto de Mando Unificado instalado el pasado 30 de agosto, la Entidad avanza en la identificación del nuevo tramo vial entre los kilómetros 99 y 101 de la vía Salamina – El Piñón para su intervención definitiva.

“Un grupo de especialistas del INVÍAS, entre ambientalistas, geotecnistas e ingenieros prediales y de vías realizaron un recorrido por la zona para identificar el nuevo tramo vial entre Salamina y El Piñón y llevar a cabo una intervención definitiva. Actualmente, se están contemplando tres alternativas; una vez se defina cuál es la adecuada se procederá a realizar los estudios y diseños definitivos para materializar este nuevo tramo vial”, aseguró el Director Técnico del INVÍAS, Guillermo Toro Acuña.

Cabe destacar que el INVÍAS adelanta un monitoreo, la señalización y el mantenimiento de obras en los dos puntos afectados por la erosión del río Magdalena (kilómetros 99+700 y 100+250) y restableció el paso de manera provisional para garantizar la transitabilidad de los habitantes de la zona y usuarios de la vía de una manera segura, lo que contribuye a la economía y el desarrollo locales.

Por su parte, Cormagdalena ha removido 25.685 metros cúbicos de sedimentos en el sector de la isla Tamarindo en 50 ciclos de trabajo con el fin de desacelerar los fenómenos de erosión y socavación que se presentan en la margen derecha del río Magdalena, entre los municipios de Salamina y El Piñón.

Así, el sector transporte, con la disposición de su capacidad técnica y operativa para la atención de emergencias, ratifica su compromiso con la transitabilidad segura en los corredores viales de esta región del país, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud.

 

También podría gustarte