Gremios piden soluciones por invasión del espacio público y la informalidad

181

La informalidad es un fenómeno que desde hace años  se ha ido incrementando en la ciudad de Santa Marta. Este año producto de la coyuntura económica, social y sanitaria que produjo la llegada del nuevo coronavirus, parece haberse agudizado aún más, situación que preocupa a los principales gremios productivos de esta capital. 

Y no es para menos, según cifras entregadas por el Dane, Santa Marta no solo se ubica como la cuarta urbe con mayor tasa de informalidad con un 61,1 por ciento; sino que presenta una alta la cifra de población que se encuentra vinculada en esta situación y la cual actualmente asciende a 92 mil.

Aunque en este indicador Santa Marta se ha mantenido entre los cinco primeros puestos con mayor informalidad desde hace varios meses; la llegada y la expansión del nuevo virus ocasionó la parálisis de muchos sectores económicos, entre esos la informalidad; no obstante, con la reactivación económica, el mercado laboral también ha ido recuperándose, pero  parte de los nuevos empleos no están en el mercado formal, sino en el informal.

Rosa Delia Rueda Caicedo, directora ejecutiva de la Unión Nacional de Comerciantes, Undeco Santa Marta, en el más reciente debate de control político llevado a cabo en el Concejo Distrital mostró su preocupación ante esta situación.

 “La informalidad es una de las principales barreras del crecimiento económico,  que reduce el recaudo fiscal, estimula la desprotección social, inhibe la innovación y la generación de empleo de calidad. También fomenta las bases de la competencia desleal y se apropia indebidamente del espacio público. De igual forma, genera problemas para el Estado e ilegalidad”, manifestó Rueda.

Frente a lo anterior, la líder gremial de esta ciudad agregó, “si bien es cierto que este fenómeno no es desde ahora, ha venido presentando una continuidad y una tendencia al aumento dada la actual coyuntura de la pandemia, que está llevando a que los índices de desempleo e informalidad se sigan incrementando, situación que nos tiene altamente preocupados, porque esto no terminará impactando solamente la economía, sino también en los temas de seguridad”.

La directora ejecutiva de Undeco Santa Marta expuso que, son el Centro Histórico y el Mercado Público los sectores en los que se encuentran los mayores índices de informalidad en esta zona del país. Ante esto Rueda Caicedo exigió que se adopten medidas para la solución de la problemática, misma que podría servir para ser replicada en otros sectores con tasas elevadas de informalidad y que muestran una desorganización que perjudican la imagen de la capital del Magdalena como destino turístico.

 “Estos son los epicentros en los que más está concentrado el trabajo informal, por ende reitero que las medidas que se adopten para el control en estos sectores, será el reflejo para los demás sectores y reiteró además que además de causar afectaciones económicas, muestra una desorganización que perjudica la imagen de la ciudad, pues bajo la popularmente llamada ‘Ley de Rebusque’ y apropiación del espacio público son una de las problemáticas más graves que genera niveles altos de comercio informal, generando una vulnerabilidad en materia de pobreza y afecta la competitividad del sector formal”, manifestó la líder gremial.

Es válido mencionar que, según el Dane, en el Distrito para el trimestre julio – agosto se reportaron 150 mil personas ocupadas de las cuales solo el 39 por ciento se encuentra laborando en condiciones de formalidad, es decir, alrededor de 59 mil samarios y residentes de la ciudad de Santa Marta.

EL SECTOR GASTRONÓMICO EL MÁS INFORMAL 

El sector gastronómico ha sido uno de los más golpeados por este fenómeno, toda vez que, la ciudad de Santa Marta cuenta con un total de 860 restaurantes inscritos en Cámara de Comercio, lo que quiere decir que en los últimos dos años se han abierto 30 restaurantes cuyas inversiones superan los 20 mil millones de pesos, no obstante, la competencia desleal con relación a la informalidad en su mayoría han afectado a este sector productivo de la ciudad.

De acuerdo con Paola Narváez directora ejecutiva de Acodrés Magdalena, “(…) Algunas empresas lo hacen por desconocimiento, pero otras lo hacen para evadir impuestos y actuando de mala fe, lo cual permite que se incremente este fenómeno de informalidad”.

Narváez fue enfática en señalar que en Santa Marta la ‘Ley del Rebusque’ es una de las principales problemáticas, la cual se ha convertido en la oportunidad para muchos comercios que venden diferentes servicios y productos, sin importar las normatividades y las medidas sanitarias requeridas.

 “Estamos como gremio para apoyar la administración, queremos sumarnos en pro del bienestar de la ciudad y queremos que se revise el tema de la competencia desleal e informalidad por parte del Gobierno, ese es mi llamado, porque esto afecta muchísimo”, expresó la directora gremial de la asociación gastronómica sede Magdalena.

EL COMERCIO SUFRE LAS CONSECUENCIAS 

Los empresarios comerciales  de la ciudad de Santa Marta, es otro de los sectores que se han visto claramente afectados por el aumento de la informalidad, así lo dio a conocer Angélica Silva, directora ejecutiva de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco Santa Marta.

 “Desde Fenalco queremos hacer notar que no solamente los problemas son de orden, de seguridad, invasión de espacio público. Aquí también existe de fondo otra serie de situaciones que obstaculizan el ejercicio formal de la ciudad y que representan desigualdad en derecho para los trabajadores formales. Siempre desde el sector informal se habla del derecho al trabajo, desde el sector formal también tienen derecho a trabajar dignamente y de forma decente”, dijo Silva.

De igual modo, la líder gremial precisó que las empresas comerciales del Distrito necesitan mayor apoyo por parte de las autoridades nacionales para mitigar el impacto del fenómeno migratorio, “(…) entendiendo que todas las personas tienen derecho a un trabajo estable, por ende se deben implementar políticas de inserción laboral con mayor vigilancia y control en la verificación del Permiso Especial de Permanencia”.

También podría gustarte