S.O.S por la Sierra Nevada

33

Este S.O.S. por la Sierra Nevada en realidad lo hago por todos nuestros ancestros indígenas, que están sufriendo de nuevo los embates de unos seres que se llaman “civilizados” que actúan escudados en un estado impasible e incapaz de parar la violencia contra las comunidades nativas.

El gran error de los empresarios de los grandes cultivos extensivos como los palmicultores que arrasan con nuestra flora y fauna para sembrar su producto industrial, sin dejar islas ecológicas, para proteger la fauna y la flora o de los ganaderos que arrasan selva para sembrar pasto. Debería limitarse ya y solo permitir la ganadería en las áreas ya existentes, mediante la tecnificación y establecimiento de sistemas silvopastoriles, o alimentarlos con bore.

A este conflicto se suman también organismos estatales como Parques Nacionales y la oficina de Asuntos Indígenas del Ministerio del Interior, los cuales, violando normas constitucionales y legales, se entrometen en los asuntos internos de los pueblos originarios de la Sierra -Arhuacos, Kankuamos, Koguis y Wiwas-, sumando a ellos a los Wayuú de la Guajira.

Denunciamos el caso de los  resguardos de la Sierra Nevada, que con el respaldo de  las autoridades espirituales (Mamus), eligieron como sus gobernadores, a los  líderes  Danilo Villafañe Torres, en el Cabildo Arhuaco Magdalena y Guajira  y en el resguardo Arhuaco BusinChama a Iván de Jesús Torres, cumpliendo con las normas internas autónomas, como lo establece la Constitución Política. Pero el ministerio del Interior apoyando a oscuras fuerzas que quieren tomarse el mando de las comunidades indígenas, se abstiene de inscribir su elección, sin tener poder de veto o de exigir asuntos que no son de su competencia, como se establece en el decreto 1953 de 2014: Artículo 12. Representantes Legales. Cada Consejo Indígena o estructura colectiva similar de gobierno propio designará un representante del Territorio indígena, quien ejercerá la representación legal, judicial y extrajudicial del mismo, y asumirá las responsabilidades a que haya lugar frente a las autoridades competentes.

Los Consejos Indígenas o estructuras colectivas similares de gobierno propio registrarán el nombramiento del representante legal del Territorio indígena, ante la Dirección de Asuntos indígenas del Ministerio del Interior, entidad que tendrá la función de certificar la representación legal.

Lo anterior ratifica que el Ministerio del Interior solo tiene la función de registro y no de objetar, oponerse o pedir nuevas elecciones o censos, como lo hace ahora para dilatar  por presión de  algunos miembros la Confederación Indígena Tayrona, CIT,  que desconocen el funcionamiento y  los procesos del pueblo Arhuaco, y que solo tienen intereses politiqueros, económicos y personales, yendo en contravía de las autoridades y mamus,  como lo han expresado algunas autoridades del pueblo Arhuaco, lo cual ha generado graves perjuicios a la comunidad y a los niños.

También podría gustarte