100 mil samarios dejaron de tener las 3 comidas por día producto de la pandemia

239

Un estudio del Dane acaba de revelar que  en Santa Marta se ha pasado hambre durante los últimos meses por cuenta de la pandemia del Covid-19. Tan solo el 45% de la población tuvo acceso a las tres comidas diarias. 

Eso quiere decir que, de los 196 mil encuestados que aseguraron antes de la pandemia tenía acceso a sus tres comidas al día, con la llegada del virus y la nueva realidad el número se redujo a  tan solo 95 mil samarios quienes hoy todavía pueden tener las tres comidas. lo que quiere decir que 100 mil samarios han tenido que reducir de tres a dos o dos veces por día la ingesta diaria de alimentos.

Tras la llegada y expansión del nuevo coronavirus, han sido varias las entidades que han advertido cómo este nuevo virus y las medidas tomadas por las entidades territoriales para contrarrestar las afectaciones, inevitablemente, aumentarán el número de hogares en condición de pobreza o vulnerabilidad.

Entre ellas se encuentra el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, el cual llevó a cabo la Encuesta Pulso Social, con la cual se busca conocer información periódica relacionada con la confianza del consumidor, el bienestar subjetivo de las personas, las redes de apoyo de los hogares, el bienestar de los hogares con niños y jóvenes; y el conocimiento y acceso a las políticas públicas.

En este sentido según la más reciente encuesta realizada entre el 7 de septiembre y el 4 de octubre, la entidad evidenció que el 75,9 por ciento, es decir, 160 mil de los encuestados, manifestaron no tener mayores posibilidades de comprar ropa, zapatos, alimentos, entre otros; el 77,3%, 163 mil residentes de la ciudad, aseguró no tener posibilidades de adquirir elementos para el hogar como muebles, televisores lavadora y otros aparatos electrónicos y el 70% sostuvo que no tenía la posibilidad de ahorrar parte de sus ingresos.

A la pregunta: “¿Cómo considera usted la situación económica de su hogar comparada con la de hace 12 meses?” el 58 por ciento de los encuestados, aseguraron que será  peor; el 14% dijo que será mucho peor y solo el 1,7%, correspondiente a 3 mil  de más de 200 mil personas, señalaron que está mejor.

Sin embargo, el panorama parece volverse más optimista hacia el futuro. A la pregunta “¿Cómo cree usted que será la situación económica de su hogar dentro de 12 meses comparada con la actual?” el 41,7 por ciento de los samarios indicaron que sería mucho mejor; solo un 21 por ciento dijo que sería peor y un 5,9 por ciento mucho peor.

Respecto a la economía nacional, entre el 66% y 67% de los hogares señalaron que está peor. Estos resultados presentaron los mayores índices en ciudades como Santa Marta, Bucaramanga, Florencia, Ibagué y Valledupar.

El 95% de la población samaria aseguró que no tendrán posibilidades para viajar en vacaciones. Asimismo, lo alarmante es que 24,1 por ciento de los encuestados aseguraron no tener ningún tipo de ingresos. Los resultados también arrojaron que el 38% creen que el empleo disminuirá mucho.

SALUD FÍSICA Y MENTAL 

En relación con la salud, en Santa Marta el 50% de los encuestados manifestaron tener una buena condición y solo el 2,2% aseguraron que era muy malo.

No obstante, en términos de salud mental, las nuevas realidades del teletrabajo, el desempleo temporal, la enseñanza en casa y la falta de contacto físico con familiares, amigos y colegas requieren tiempo para acostumbrarse. Adaptarnos a estos cambios en los hábitos de vida y enfrentarnos al temor de contraer Covid-19 y a la preocupación por las personas próximas más vulnerables es difícil, y puede resultar especialmente duro para los samarios.

Así lo revela la encuesta de Pulso Social, el cual evidenció que el 72,6 por ciento de los samarios dijo sentir preocupación o nerviosismo, un 19 por ciento soledad; el 33 por ciento registró síntomas de tristeza; un 20 por ciento dificultades para dormir y un 2,9 por ciento le fue imposible sentir sentimientos positivos.

Finalmente, por ciudades, en el trimestre julio – septiembre de 2020 las ciudades de Riohacha y Santa Marta presentaron los porcentajes más altos (80,7% cada una) de jefes de hogar y cónyuges que estaban interesados en aplicar esta vacuna.

También podría gustarte