Policía apagó tres rumbas y atendió 35 riñas

181

Los operativos de control, donde las autoridades hicieron cumplir los decretos estipulados por la Alcaldía de Santa Marta, se adelantaron entre el 6 y 8 de noviembre. 

La Policía Metropolitana de Santa Marta en un trabajo articulado con la Secretaria de Seguridad del Distrito sigue adelantando operativos para hacer cumplir los decretos estipulados por la Alcaldía, en donde prohíben la realización de fiestas y la circulación de personas por las principales calles de la ciudad después de las 12:00 de la noche.

Entre el pasado viernes 6 de noviembre y el domingo 8 de noviembre, las autoridades se tomaron los barrios San Pablo, Manzanares, Centro Histórico, Colinas del Pando, Timayuí, Garagoa, Once de Noviembre, Bastidas, Pescaíto y El Rodadero, en donde intervinieron riñas, apagaron fiestas y sancionaron a los ciudadanos residentes en esas zonas por incumplir las medidas adoptadas para prevenir la propagación del Covid-19.

De acuerdo con el reporte entregado por la Policía Metropolitana de Santa Marta, en total atendieron 35 riñas, intervinieron 3 rumbas e impusieron 54 comparendos por violación al Código Nacional de Seguridad y Convivencia.

En los procedimientos, según el informe de la Secretaria de Seguridad, 10 ciudadanos fueron capturados por los delitos de hurto; tráfico, fabricación y porte de estupefacientes. Así mismo lograron  la incautación armas de fuego, munición y accesorios.

En cuanto a los operativos de movilidad, los Agentes de Tránsito adscritos a la Secretaria de Movilidad en apoyo con la Policía de Tránsito y Transporte impusieron 99 comparendos a conductores que infringieron las normas de tránsito y por no portar la documentación requerida para movilizarse por las vías de la capital del Magdalena.

También podría gustarte