Joven plateño, nominado a Premio Colombia Participa

Alberto Mario Becerra Saumet, joven de 25 años, natural  de Plato, Magdalena, resultó nominado al Premio Nacional Colombia Participa 2020, del Ministerio del Interior, quedando entre los tres mejores Liderazgos del país, con la iniciativa ‘Donar Para Empoderar, desarrollado para la comunidad de su tierra natal.

Este premio que otorga MinInterior es un reconocimiento que ha sido creado con el objetivo de dar cumplimiento al artículo 101 de la Ley Estatutaria de Participación Ciudadana 1757 de 2015 y es otorgado anualmente a las cuatro mejores experiencias de participación ciudadana del país, resultando este año privilegiado el joven Alberto Mario Becerra.

Y por ello, la Dirección para la Democracia, la Participación Ciudadana y la Acción Comunal reconoce el desarrollo de ejercicios de participación ciudadana por parte de los Gobernadores,  Alcaldes, organizaciones sociales y las empresas con responsabilidad social, que han permitido a través de sus acciones ejemplares, el fortalecimiento de los valores propios de la democracia participativa, efectiva e incidente.

Según palabras del joven plateño, su campaña “Donar Para Empoderar” es una experiencia que consiste en desarrollar jornadas de apoyo a las familias con mayores condiciones de vulnerabilidad y afectación por la pandemia de la Covid – 19, a través de visitas domiciliarias, con el cumplimiento de todos los protocolos de bioseguridad y con el acompañamiento de la Defensa Civil y el Ejército Nacional.

En el marco de ese acercamiento se desarrollaron diálogos para la motivación y la participación social tras la búsqueda de la generación de conciencia acerca de los apoyos económicos  que podrían beneficiar a los hogares.

Además, se ilustraba a la población afectada sobre cómo acceder a las ayudas gubernamentales en el marco de la pandemia, haciéndoles énfasis en su calidad de ciudadanos y en la importancia de participar de los asuntos públicos en todo lo pertinente a la pandemia.

“A cada persona se le exponían las razones por las cuales debe ejercer  y hacer valer sus derechos a la participación ante cada entidad territorial para dar a conocer sus problemáticas. Terminados los diálogos de motivación personal y participación social se entregaba un mercado a cada núcleo familiar visitado. De esa manera se contribuía con el proceso de fortalecimiento de la nutrición, estableciendo la prioridad en la protección de los niños, niñas, jóvenes y adolescentes, y permitiendo con ello que se propiciara el empoderamiento de las personas, a partir del conocimiento de su derecho, a participar y  manifestar sus necesidades ante instancias administrativas, así como el acceso a la provisión de alimentos dada la escasez por la que pasaban”, indicó Becerra Saumet.

También podría gustarte