Recuperan en cementerio de Caldas 24 cuerpos que serían de víctimas de desaparición

54

La directora de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas, Luz Marina Monzón, reveló que en el cementerio San Agustín, del municipio de Samaná (Caldas), fueron recuperados 24 cuerpos que podrían ser de víctimas del conflicto armado interno.

El proceso se adelantó entre el 26 de octubre y el 8 de noviembre de este año dentro del Plan Regional de Búsqueda del Magdalena Medio caldense.

La investigación se desarrolló gracias al apoyo de las organizaciones sociales Fundación para el Desarrollo Comunitario de Samaná (Fundecos); el Equipo Colombiano Interdisciplinario de Trabajo Forense y Asistencia Psicosocial (Equitas), y el Centro de Estudios sobre Conflicto, Violencia y Convivencia Social (Cedat), de la Universidad de Caldas.

En esa investigación se logró identificar que el 90% de los cuerpos hallados, corresponden a hombres entre los 17 y 45 años.

“Ha sido una acción humanitaria exitosa en el sentido en que hemos podido recuperar del cementerio San Agustín de este municipio 24 cuerpos que pueden corresponder a personas desaparecidas y cuyas identidades debemos verificar y establecer las circunstancias en las que perdieron la vida”, aseguró Monzón.

Durante el rastreo y la búsqueda de la información se logró concluir que los cadáveres fueron inhumados entre los años 2002 -2007, periodo en el que la violencia armada se incrementó considerablemente en esa región al igual que, en otras del país.

Por su parte, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses informó que los cuerpos que ingresaron en esa época, tenían signos de tortura como desmembramiento, heridas con armas de fuego,  además de otras características que eran practicadas por los actores del conflicto armado durante esa década.

“Esto nos permite empezar una metodología donde las víctimas puedan estar cerca de lo que ocurre en la búsqueda de sus seres queridos y tener acceso a explicaciones que les hagan claro los pasos a seguir después de esta acción humanitaria”, dijo la directora Monzón.

En medio de la recuperación de los 24 cuerpos, se tomaron 180 muestras biológicas a familiares de personas que durante la década del 2000 desaparecieron tanto en el casco urbano del municipio de Samaná y de los corregimientos de San Diego y Florencia.

Se espera que este mismo proceso se adelante en los municipios de La Dorada, Victoria y Norcasia.

Según las organizaciones sociales están documentados 187 casos de desaparición forzada en esas zonas del departamento de Caldas.

Fuente: Sistema Integrado de Información

 

También podría gustarte