El plan de Colombia para poder comprar la vacuna anti covid

Desde hace rato el Gobierno ha venido diciendo que Colombia será uno de los primeros países en recibir una parte de las vacunas  para iniciar un proceso de inmunización, pero  será largo y dispendioso dicho proceso. 

Desde que apareció el coronavirus en el país, el 7 de marzo, el Ministerio de Salud, en cabeza de Fernando Ruiz, ha liderado no solo toda la ofensiva contra el coronavirus, sino las negociaciones para acceder a los desarrollos científicos que sobre la vacuna, pero también en cuanto a fármacos para el tratamiento, están en la veloz e inusitada carrera por salvar la humanidad.

La primera apuesta es el Covax, una estrategia mundial conformada por casi 100 países para garantizar la adquisición de potenciales vacunas contra el covid-19, las cuales están en desarrollo a nivel internacional.

A través de este sistema nuestro país recibirá 10 millones de vacunas que ya tienen destinación específica: todo el personal de la salud que desde hace meses expone diariamente su vida en la lucha contra el coronavirus, una gran parte de los adultos mayores de 65 años y la población con comorbilidades como hipertensión y diabetes, principalmente.

Si bien esto representa solo el 20% de la población colombiana, se están negociando inicialmente otras 5 millones de dosis, para ampliar dicho espectro. Vale aclarar que no sólo el biológico desarrollado por el laboratorio estadounidense Pfizer y la empresa de bioctecnología alemana BioNTech (que esta semana anunciaron que su proyecto de vacuna tenía el 90% de efectividad) tiene un esquema de dos dosis para lograr la inmunidad, que se daría 28 días después de dichas aplicaciones.

Es de recordar que cuando sean aprobadas una o más vacunas, un proceso que afortunadamente ya no se vislumbra tan lejano, cualquier país puede acceder a las mismas a través de dos instancias: primero está el Covax, el mecanismo multilateral donde los adscritos a la Organización Mundial de la Salud pueden adquirirla en condiciones equitativas; y, segundo, a través de una negociación bilateral en la cual cada nación se la compra a un proveedor farmacéutico determinado.

Colombia ha trabajado en ambos frentes. En Covax firmó y destinó los recursos para adquirir el número de vacunas antes mencionado y desde ayer, tras conocerse el anunció de la efectividad del biológico de Pfizer y BionTech, ya tiene un acuerdo de confidencialidad con ese laboratorio en el marco de una negociación para la adquisición directa de las vacunas.

Pero no es la única farmacéutica con la que Colombia está en tratativas. El ministro Ruiz explicó que desde semanas atrás “estamos teniendo negociaciones con todas las empresas que van en el frente de la carrera. En este momento tenemos ya un acuerdo firmado con Covax  y Pfizer ha solicitado participar en ese mecanismo”.

Y, en ese sentido, indicó que es muy probable que se logre la vacuna de Pfizer a través de Covax, pero, sin embargo, ya se avanzó con ellos también un acuerdo directo. En “la medida que haya una indicación de eficacia, la negociación se vuelve mucho más fácil”, sostuvo.

LA LOGÍSTICA

Frente a los procesos logísticos de la vacuna, el Ministerio tiene una hoja de ruta definida desde hace meses. De esta forma, tras la aplicación de la misma a los grupos objetivo arriba mencionados, con las 15 millones de dosis inicialmente previstas, se pasaría a un segundo grupo para generar inmunidad de rebaño, que incluye a la población general.

El objetivo, explicó el ministro Ruiz, es llegar hasta 30 millones de personas (más del 60% dela población), dependiendo de lo que indiquen los estudios de seroprevalencia que se vienen adelantando.

Ante las inquietudes de que la vacuna de Pfizer requiere congelación, indicó que en el precio que se paga está incluido el transporte hasta el lugar de refrigeración. Y, en el caso específico de dicha farmacéutica, según lo establecido hasta ahora, el acuerdo es llevar el biológico hasta el lugar de aplicación.

Luego vendría una tercera fase, la de mayor cobertura, referida a la aplicación general de la vacuna. Esto se contempla que se haga a través de las EPS por varias razones específicas, siendo la principal que el 95% de la población colombiana está afiliada a una de estas entidades y a través de las mismas se hará la campaña para que las personas acudan a sus respectivos servicios para vacunarse.

En ese sentido, el Ministro de Salud dijo que “el país tiene una infraestructura de IPS muy amplia, con capacidad para aplicar vacunas. “Aquí el tema crítico es que la mayoría de las vacunas son de dos dosis. Entonces tenemos un tema no solo de convocatoria a la vacuna, sino de adherencia (al proceso) también, en la medida de que las personas deben ir a aplicarse dos vacunas y ahí hay que trabajar y concientizar a la gente de que es tan importante la primera como la segunda dosis”.

Anticipó Ruiz que la vacuna será gratuita y que el compromiso con Covax es que entregará las dosis a partir del segundo semestre de 2021. Precisamente, para acortar los tiempos, es que se está en negociaciones bilaterales con farmacéuticas para tener el biológico en los primeros meses del año entrante.

Frente a la posibilidad de un tratamiento efectivo a la enfermedad, el Ministro indicó que en la medida en que se den las aprobaciones por parte de los organismos internacionales y las empresas soliciten su registro sanitario ante la autoridad nacional, se puede tener eventualmente un procedimiento médico que mejore el curso de la enfermedad de la persona afectada.

 “Todo esto hace parte de este proceso gigante de inversión e innovación que se ha hecho desde la industria farmacéutica e investigaciones en el mundo para el tema del covid-19. Algún día podremos ver el tamaño y la dimensión que ha tenido este proceso, que no tiene comparación con ninguna enfermedad”, sostuvo.

ULTRACONGELACIÓN

EN CINCO CIUDADES

Otro frente en el que se está trabajando es el relativo a las bodegas de ultracongelación en el país ya que, bien sea la vacuna de Pfizer o de cualquier otro desarrollador científico, requerirá condiciones específicas para preservarla mientras se inician los esquemas de aplicación.

 “Colombia está trabajando en el desarrollo de ultracongelación en cinco ciudades del país. Sin embargo, el mecanismo que está utilizando Pfizer para estas vacunas incluye la entrega ultracongelada hasta el punto de aplicación de la vacuna”, explicó Ruiz.

Se conoció que este es un proceso logístico muy sofisticado que han desarrollado con unas cajas especiales y, una vez en el punto de aplicación, se tiene un promedio de 10 a 20 días de posibilidad de uso de la vacuna.

El titular de la cartera indicó que el tema de la refrigeración está en la especificación técnica de la vacuna y que para eso ya el Gobierno sostuvo una reunión con la farmacéutica en la que se especificó cuál es el mecanismo para congelación y transporte, que sería provisto por ellos.

También explicó que el Programa Ampliado de Inmunización incluye al Ministerio de Salud, secretarías de Salud, EPS e IPS. Así las cosas, si la vacuna necesita congelación -al no ser la de Pfizer- esta llega al país, se deposita en las áreas de congelación que tiene el Ministerio por todo el territorio nacional y de allí se distribuye inmediatamente a las diferentes IPS para su aplicación.

 “Nosotros tenemos cuartos fríos y todo tipo de elementos para enfriamiento. Hay cerca de 15 lugares del país donde tenemos estas capacidades”, concluyó.

Como se ve, el país está preparándose, desde hace varias semanas para la previsible ofensiva final contra la pandemia. Aquí, como en el resto del mundo, se aguarda, ahora con esperanza, que una o varias vacunas evidencien ser eficaces y seguras. Ojalá sea en el corto plazo y así se pueda recibir el 2021 con la buena noticia de que es posible vencer el Covid, a diferencia de hace un año, cuando se festejó la llegada del 2020 desconociendo que el virulento enemigo ya estaba en tránsito.

 

También podría gustarte