Bares siguen a la espera de un plan piloto: dueños

388

El funcionamiento de bares, discotecas, estaderos y similares aún no arranca y muchos propietarios no han cerrado para no perder sus inversiones de toda la vida, por ahora, la única esperanza es la solicitud de piloto en la que trabaja la Secretaría de Desarrollo Económico para el sector.  

En meses pasados el Ministerio de Salud expidió la resolución que da luz verde para la reapertura de bares en Colombia y los protocolos de bioseguridad que se deben cumplir, sin embargo, los mandatarios locales quedaron como los encargados de coordinar con los gremios y propietarios de los establecimientos la reapertura, con previa solicitud y autorización ante el Ministerio del Interior.

Así las cosas, en Santa Marta han abierto algunos gastrobares donde se han implementado los protocolos de bioseguridad, pero para los bares, discotecas, estaderos y similares, en el marco de la reactivación de la economía por las medidas adoptadas en razón a la pandemia por Covid-19, no está autorizado por la Alcaldía de Santa Marta, es decir, aún no hay luz verde, mientras tanto, los empresarios dicen que ya están listos para abrir en el marco de un plan piloto.

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Económico y Competitividad, Isis Navarro, aclaró que aún no han sido reglamentados los protocolos de bioseguridad para la reapertura de este tipo de actividades.

 “Venimos realizando un trabajo en conjunto con los diferentes sectores, agremiaciones y asociaciones que agrupan a este tipo de establecimientos, sin embargo, no se ha logrado concertar un proceso efectivo para el cumplimiento de protocolos de bioseguridad”, mencionó la funcionaria.

Insistió en que, desde esta cartera de la administración distrital, se continúa trabajando en la realización de mesas de concertación en las que se busca acordar acerca de los protocolos de bioseguridad. “Todos debemos asumir responsabilidades, en las que el sector privado juega un papel fundamental en la construcción y en el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad”, recalcó Isis Navarro.

La Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad del Distrito ha dispuesto de un link para que estos establecimientos realicen su inscripción, sin embargo, hasta la fecha solamente 7 de ellos se han inscrito para realizar el plan piloto.

Explicó la titular de este despacho que una vez se inscriban los establecimientos esto se inicia la verificación de la documentación y las visitas de cumplimiento de protocolos.

LOS PROPIETARIOS  

Recientemente un grupo de comerciantes, recreadores, bartenders, propietarios de bares, discotecas y billares adelantaron un plantón en las afueras de la Alcaldía, para exigirle a la mandataria Virna Johnson la modificación del decreto que prohíbe la apertura de sus negocios.

Y es que después de permanecer por más de 7 meses cerrados, los propietarios de estos establecimientos dedicados a la recreación y el esparcimiento, aseguran que no dan abasto con los arriendos, pago de servicios públicos.

Además, se conoció que los propietarios han tenido que endeudarse con sus familias y amigos para mantener su patrimonio, puesto que cerrar no sería una opción, porque perderían inversiones millonarias. Agregó que otros bares no han tenido otra alternativa que cerrar.

De este modo, Edgardo Lara, presidente de la Asociación de Recreadores y Artistas del Magdalena, “somos más de 3 mil las familias samarias que desde hace siete meses nos hemos visto afectadas por la parálisis de este sector, no solo los propietarios, estamos en una situación crítica los meseros, los trabajadores de los billares, discotecas, refresquerías y demás personal de servicio de estos lugares; queremos trabajar”.

Por último, es pertinente mencionar que, para la capital del Magdalena, la reapertura de bares, discotecas, estaderos y similares, sería una buena noticia, una oportunidad para dicho sector, el cual ha sufrido mucho en esta pandemia, no obstante, según lo expuesto por la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito, “esto implica unos aforos máximos, esto implica que no hay pista de baile, hay una distancia entre mesas de dos metros, los visitantes obligatoriamente tendrán que usar tapabocas, las zonas de accesos y el ingreso a baños estarán delimitados, entre otros”, es decir, para que haya reapertura debe haber la verificación de que cuentan con los correspondientes protocolos de bioseguridad para evitar el contagio por Covid-19.

También podría gustarte