Empresaria le pidió a Pimentel que le pague

El dirigente se comprometió a pagar la deuda y quedaron de verse este martes 17 de noviembre (10:00 a.m.) en el Centro de Conciliación de la capital boyacense, en la vía a Villa de Leiva.  

El plantel del Boyacá Chicó tuvo una demora en su salida de la ciudad de Tunja hacia Bogotá por el bloqueo del bus en el estadio La Libertad. La empresaria Diana Rojas se presentó en el escenario para cobrar 30 millones de pesos de una deuda que tienen el Boyacá Chicó y su dueño Eduardo Pimentel. Según la mujer, van 10 meses de retrasos con esta obligación y solo ha recibido excusas y largas.

“Hice el contrato con Nicolás Pimentel (gerente del club e hijo del dueño) porque a él le entregué la ropa, y Eduardo Pimentel tiene que pagar”, le dijo Diana al abogado del Chicó en conversación telefónica en el lugar de los hechos. Esta persona le respondió que algunas prendas había salido defectuosas, algo que la empresaria rechazo categóricamente argumentando que es mentira porque los jugadores y el cuerpo técnico las están usando.

Minutos después Diana recibió otra llamada, se trató de Ricardo Hoyos, presidente del club. El directivo reconoció la deuda y le aseguró que le pagará. También le manifestó que él es el único responsable de cancelar esos dineros.

“Jamás hemos desconocido la deuda, usted tiene que entender estos momentos tan difíciles (…) Yo soy el encargado de los pagos, Eduardo Pimentel no tiene nada que ver, yo soy el representante legal”, señaló Hoyos.

El dirigente se comprometió con Diana a pagar la deuda y quedaron de verse este martes 17 de noviembre (10:00 a.m.) en el Centro de Conciliación de la capital boyacense, en la vía a Villa de Leiva.

También podría gustarte