´Narcos´ estarían detrás del crimen de la venezolana en el barrio Tayrona

Este hecho a sangre perturbó el ambiente de tranquilidad que vivían los habitantes del barrio Tayrona. 

El comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Óscar Favián Solarte Castillo, en un trabajo coordinado con la Secretaría de Seguridad Distrital, desplegó un comando especial que le ayudará a esclarecer tiempo, móvil y lugar, del asesinato de una mujer de nacionalidad venezolana, registrado en la noche del sábado al oriente de la ciudad.

En declaraciones entregadas por Sandra Vallejos Delgado, jefe de la oficina de Seguridad del Distrito, afirmó que el crimen de la mujer de 23 años, identificada como Jessica Villegas Villarebel, estaría ligado al narcotráfico. “Desafortunadamente en la noche de ayer se nos presenta esta novedad que nos obliga a realizar un ejercicio de investigación que nos permita darle respuesta a la comunidad samaria. Es un hecho que pertenece y seguramente está ligado a actividades delincuenciales, como el narcotráfico; ya sabemos que por ahí va ser la cadena de investigación”, indicó la funcionaria.

De igual forma, la Secretaria recalcó que funcionarios de la Fiscalía General de la Nación y uniformados de la unidad de investigación criminal de la Policía, van a desarrollar un ejercicio importante que en poco tiempo les permitirá entregar resultados y, posiblemente, con la captura de los individuos responsables. “La alcaldesa Virna Johnson nos pidió ponernos al frente para mirar cursos de acciones a desarrollar en el transcurso de la semana para contrarrestar este delito”, manifestó la coronel Sandra Vallejos.

DOS MUJERES ASESINADAS 

Cabe mencionar que en menos de dos semanas se han registrado dos asesinatos de mujeres en la capital del Magdalena. Recordemos que el pasado fin de semana  en el sector de Gaira fue asesinada a puñal Kati Vides Esmeral, de 36 años, luego que su expareja la agrediera durante una fiesta, al parecer, en medio de un ataque de celos. La rápida y oportuna reacción de las autoridades permitió la captura del agresor, y tras ser presentado ante un juez en audiencia le notificaron medida de aseguramiento domiciliaria por el delito de feminicidio.

Pese a que las autoridades mantienen una ofensiva con el objetivo de contrarrestar los ejes delictivos de estas organizaciones armadas ilegales que delinquen en la Sierra Nevada de Santa Marta, el clima de terror e impunidad que reina en la ciudad ha abierto camino a una banalización de la violencia corriente.

Sin embargo, la lucha no termina y, por el contrario, continúa esa guerra contra las actividades ilícitas, que van desde la extorsión, contrabando, tráfico de drogas y otras acciones delincuenciales identificadas por la fuerza pública. En lo corrido del 2020, más de 120 integrantes de ‘Los Pachencas’ han sido detenidos por la Policía Metropolitana de Santa Marta, muchos de ellos responsables de un sinnúmero de homicidios.

EL CRIMEN 

Como se dio a conocer en la edición de ayer, el ataque con arma de fuego se presentó en la carrera 24 con calle 43 del barrio Tayrona, cuando la víctima fatal, Jessica Villegas Villarebel, de 23 años, de nacionalidad venezolana, transitaba con su hijo, de 3 años, y fue ultimada a bala por un desconocido que se movilizaba en una motocicleta en complicidad de otro hombre.

En medio del atentado, según el reporte de la Policía, resultaron heridas tres personas, quienes fueron reportadas como: Yeinner Yesid Mozo, un subintendente de la Policía, adscrito a la base de antinarcóticos que reaccionó contra el pistolero y recibió dos proyectiles a la altura del pecho y uno en el hombro; Carlos Antonio Carrascal Jimén, de 47 años, el cual se transportaba en una bicicleta en el momento del atentado y fue alcanzado por una de las balas, y el hijo de la mujer muerta, quien fue intervenido quirúrgicamente y permanece en la unidad de cuidados intensivos.

“Fueron momentos de pánico, esto parecía una película de terror. Esos hombres no tuvieron que ver con los que se encontraban cerca de la tienda y dispararon a todos los que estaban cerca”, relató un residente del sector.

El ciclista y el menor de 3 años fueron evacuados del lugar de los hechos en un vehículo hasta la sala de urgencias de la clínica Los Nogales, donde reciben atención médica de especialistas.

Por último, el uniformado de la Policía, fue trasladado a la clínica Bahía de esta capital, en donde permanece bajo estricta observación mientras se recupera.

También podría gustarte