Fuerte oleaje ´desbarató´ El Acuario

2.683

La segunda temporada de lluvias y el inicio del fenómeno de ‘La Niña’, han dejado saldos devastadores en Santa Marta, sobre todo por el fuerte oleaje derivado del coletazo que está proporcionando en el Litoral Caribe,  el huracán Ilota, que se encuentra en la Categoría Dos, pero puso en ‘jaque’ la infraestructura del Acuario de El Rodadero. 

El informe de la Fundación Prorodadero, revela que afortunadamente los animales que allí cohabitan se encuentran a salvo. Sin embargo la estructura está a punto de colapsar, toda vez que debe resistir a los embates del fuerte oleaje en esa zona.

Ante esta situación, las visitas a este sitio turístico y emblemático de la ciudad, han quedado restringidas hasta nueva orden.

 “El Acuario de El Rodadero se encuentra en extrema gravedad por efecto de las mareas altas. El reporte es que los animales están a salvo”, sostuvo Iván Calderón Quintero director de Prorodadero.

El sitio permanece inundado y los animales en mayor riesgo fueron trasladados a otra ensenada, algunos de los moradores del sector se mantienen al margen de la situación, pero se atrevieron a opinar a que, si la marea sigue así de alta, el Acuario puede desaparecer por el alto grado de inundación al que está sometido.

Aún las autoridades no han dado un reporte de a cuánto pueden ascender las pérdidas ocasionadas por estos fenómenos naturales.

En menos de tres meses, este sitio de amplio reconocimiento turístico de la capital del Magdalena, ha lanzado dos SOS.

La primera vez fue el 8 de agosto del año en curso, cuando la administración informó que, por la prolongación de la cuarentena, ocasionada por la pandemia del Covid-19, habían quedado sin fondos económicos para atender a las especies marinas que tienen a su cargo.

En la actualidad se generó la segunda alerta, lanzada porque el denominado mar de leva en cualquier momento podría borrarlos del mapa.

Iván Calderón, gerente de la promotora turística Prorodadero dio a conocer la situación con evidencias fotográficas y de videos que muestran cómo el oleaje viene golpeando la infraestructura del Acuario y mantiene inundadas todas las instalaciones. “La situación es de alarma, si las condiciones meteomarinas adversas continúan las pérdidas serán muy grandes”, aseguró.

El paso de la tormenta tropical Eta y el huracán Iota, sin medir distancia y como ya lo ha informado el Ideam, las lluvias seguirán, y es posible que sigan causado graves daños a la ecología marina del territorio samario, es por eso que desde la dirección del Acuario de El Rodadero, ha activado un plan de acción ante la contingencia que se presentó en el sitio turístico.

Juan Carlos Ospina director del Acuario, junto al personal entrenado en maniobras del mar, iniciaron desde este martes, el traslado de las especies que están en mayor riesgo a una ensenada alterna donde permanecerán seguras.

De igual manera, fue instalado varios materiales de contención en puntos neurálgicos y así poder reducir el impacto del oleaje.

Ante esta situación el reporte de las más de mil especies que habitan en este lugar, es positivo, toda vez que las medidas de cuidado que han adoptado los expertos han sido acertadas.

Sin embargo, la preocupación radica en las consecuencias que puedan dejar estos fenómenos naturales en la infraestructura general del Acuario de El Rodadero.

‘LA NIÑA’ TAMBIÉN ESTÁ AFECTANDO 

Por tradición noviembre se caracteriza por ser el segundo mes con más lluvias a lo largo del año en Colombia, de acuerdo con el reporte del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, se pronostica una temporada larga de precipitaciones e incluso un fenómeno de la Niña presente en casi todos los departamentos y que se mantendrá hasta final de este año.

Si bien hasta ahora se ha mantenido controlado, lo cierto es que podría empeorar en la región Caribe y Andina, lugares de los que últimamente se han reportado graves afectaciones a causa de aguaceros y ahora del huracán Iota.

 “Estamos con un fenómeno de la Niña, es decir, apenas vamos en la segunda semana de noviembre y nos falta un buen periodo en el que se estima que se mantengan tiempos lluviosos”, aseguró Yolanda González, directora del Ideam.

Estos pronósticos lanzados por el Ideam son respaldados por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la cual advierte que, entre este final de 2020 y principios de 2021, el episodio de la Niña pase de moderado a intenso. Incluso, las cifras dicen que hay 90% de probabilidad de que este fenómeno natural de lluvias se produzca a lo largo del océano Pacífico tropical.

ALERTA NARANJA HOSPITALARIA 

La Alcaldía de Santa Marta, a través del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias – CRUE – de la Secretaría de la Salud Distrital, activó la alerta naranja hospitalaria atendiendo la solicitud realizada hace unos minutos por el Ministerio de Salud y Protección Social a los departamentos y distritos de la región Caribe para atender pacientes que eventualmente sean trasladados desde el archipiélago de San Andrés y Providencia, afectados por el paso del huracán Iota.

La alerta naranja se activa con el fin de que todas las instituciones, tanto públicas como privadas, relacionadas con la atención en salud, estén disponibles ante cualquier emergencia que se pueda presentar.

El Distrito de Santa Marta se solidariza con los afectados en el departamento insular de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, donde el paso del huracán Iota ha dejado pérdidas incalculables y manifiesta su total disposición para brindar apoyo a esta población.

RECOMENDACIONES  

Los organismos de socorro hacen un llamado a la comunidad para que tome las medidas pertinentes, principalmente a los residentes en las orillas de los afluentes en caso que se presenten avalancha o crecientes súbitas y evitar que arrojen basura no causar represamientos de las mismas. “Estas campañas consisten en hablar con la población, y entregarles una serie de recomendaciones, para cuando se presenten los diferentes incidentes y emergencias, con el propósito de evitar disminuir los posibles efectos colaterales de estos diferentes fenómenos climáticos”, explicó Omaña García.

Por lo tanto, Omaña García, aseveró que “estamos haciendo unas visitas a los dueños de balnearios y sitios turísticos de Don Diego y de Buritaca, entre otros, con el fin de informarles de la alerta roja, de la probabilidad de crecientes súbitas, de la probabilidad de lluvias, tormentas eléctricas y que esto representa un riesgo para la integridad de las personas, les decimos que es importante evitar que los momentos en que se están presentando las lluvias hayan personas en el río, asimismo, que se ubiquen en un sitio seguro, cubierto, para evitar ser afectado por una descarga eléctrica”.

Con respecto a la comunidad que se encuentra en zonas de alto riesgo, el llamado que se hace desde la Defensa Civil, es “para el evento en que escuchen algún ruido o detecten alguna situación anormal, como agrietamiento de los cerros o de los sitios donde ellos están viviendo, que acudan a los organismos de socorro e informen de la situación que se puede estar presentando para poder tomar las medidas necesarias”.

Mientras tanto, Ricardo Chahín, explicó que, “estamos atentos a los reportes que nos manda el Ideam, para de este modo estar preparados para cuando se presenten las emergencias. Todo es de conciencia y cultura ciudadana, es necesario que la gente no siga arrojando basuras, las lluvias caen en cualquier momento, a cualquier hora del día o de la noche, no avisan y si los ríos están llenos de basuras, tapan el caudal y es donde ocurren los desbordamientos y con esto las inundaciones que causan emergencias”.

Además, el jefe operativo de los Bomberos, precisó que, “la recomendación que se le hace a la comunidad es que ajuste los amarres de techos y proteja sus ventanas, revisar las cuestiones eléctricas, a su vez, se les reitera que deben abstenerse de ingresar a playas, ríos, arroyos o quebradas, evacuar en caso de evidenciar erosión sobre la base de aquellas viviendas que están sobre la ronda hídrica, en caso de evidenciar el desprendimiento de tierra o rocas en los cerros, a causa de la escorrentía superficial que se genera durante las lluvias y no estacionar vehículos bajo árboles, postes de energía, vallas, que puedan caer por efecto de los vientos,  hay que estar muy atentos a los cambios de clima, nosotros como organismo de socorro, estamos muy pendiente a los cambios que nos reporta el Ideam”.

 

También podría gustarte