Bolivia rescató un punto en Paraguay

Con este resultado, Paraguay acumula 6 puntos y Bolivia obtuvo su primera unidad luego de tres derrotas en el premundial regional.

Bolivia resucitó en Asunción, de donde por poco se lleva este martes una victoria ante un Paraguay que apenas logró empatar 2-2 en partido de la cuarta fecha de la eliminatoria sudamericana al Mundial Catar-2022.

Para Bolivia anotó Marcelo Martins y Boris Céspedes, a los 41 y 45 minutos del encuentro disputado en el estadio Defensores del Chaco.

Paraguay se había puesto en ventaja con tanto de penal de Ángel Romero (19) y Alejandro Romero, a los 72, marcó el de la igualdad.

Con este resultado, Paraguay acumula 6 puntos y Bolivia obtuvo su primera unidad luego de tres derrotas en el premundial regional.

BOLIVIA, ORDENADA Y PUNZANTE

Paraguay comenzó con nervios ante una Bolivia ordenada y punzante, con resolución para sacar adelante un partido que le permitiría reivindicarse después de tres derrotas consecutivas.

Conducido por los osados mellizos Romero (Ángel y Oscar), el equipo guaraní se puso en ventaja a los 19 minutos con un gol de penal anotado con clase por Ángel.

La pena máxima fue forzada por el defensa paraguayo Gustavo Gómez a quien el volante Juan Carlos Arce le cometió falta cuando se aprestaba a saltar para conectar de cabeza un córner.

El árbitro venezolano Alexis Herrera consultó el VAR para tomar su decisión.

El cuadro de César Farías, muy sobrio en sus desplazamientos, produjo la primera sorpresa a los 41 con el gol de su goleador histórico, Marcelo Martins, quien sacó provecho de un pase certero de Erwin Saavedra tras una corrida de Gilbert Alvarez por izquierda.

Moreno aplicó un potente remate que se introdujo por el palo derecho del arco defendido por Antony Silva.

Bolivia ni le dio tiempo a Paraguay para recuperarse de la conmoción. A los 45 se produjo el gol del volante Boris Céspedes, de atropellada. En la jugada previa, Gustavo Gómez ya había cometido una mano penal para contener un disparo de Moreno.

BUSCANDO EL JUEGO AÉREO

Bolivia en el arranque del segundo tiempo volvió a proponer un fútbol atrevido ante un Paraguay confundido, con una defensa imprecisa, avasallada por Moreno, Saavedra y Arce.

La Albirroja, parsimoniosa sin ideas, extrañó a su delantero Miguel Almirón, suspendido por acumulación de tarjetas amarillas. Había sido el hombre clave del empate ante Argentina el pasado jueves en La Bombonera.

A los 62 se produjo una jugada de gol a favor del equipo paraguayo. El portero Lampe tapó un remate a quemarropa del delantero Tony Sanabria tras un pase del recién ingresado Hernán Pérez.

Como se estimaba, el juego aéreo funcionó y un centro corto de Ángel Romero dio lugar al gol de cabeza de Gustavo Gómez, anulado por el árbitro venezolano Herrera tras consultar el VAR.

Bajo la batuta de los Romero se fabricó el gol del empate que llegó a los 72 a través de Alejandro “Kaku” Romero.

En la jugada, el delantero Tony Sanabria no dominó la pelota cuando tenía al arquero a su merced.

El atacante trastabilló y cayó en el área lo cual distrajo a la defensa altiplánica, cuando apareció oportunamente “Kaku” Romero para vencer con un remate preciso a Lampe.

El partido se tornó más abierto, brusco, pero más incisivo en la última parte.

A los 85, el defensa Oscar Ribera bajó con una falta a Ángel Romero en el límite del área. Los árbitros analistas del VAR llamaron al juez para que decidiera si era falta penal. Sin embargo, Herrera se ratificó en su decisión.

En la reanudación del juego, un cruce físico y posterior reacción entre el boliviano Saavedra y el paraguayo Matías Rojas provocó la expulsión de ambos pero tras la revisión del VAR, el árbitro llamó de vuelta a los jugadores a quienes aplicó solo una amonestación.

El partido se perdió en un parlamento constante donde el árbitro fue uno de los protagonistas hasta el pitazo final, que se produjo después de 100 minutos de juego./ AFP

También podría gustarte