Reportados 392 intentos de suicidio en el Magdalena

Un número significativo de casos de intentos de suicidios han atendido las autoridades de salud del Distrito y el Departamento del Magdalena durante este año en curso, según estadísticas presentadas por el Instituto Nacional de Salud las cifras alcanzan los 392 casos.

En Santa Marta comparación con las cifras presentadas por la Secretaría de Salud Distrital durante el pasado mes de junio en donde se reportó la atención de 97 personas que han intentado quitarse la vida, a corte de 7 de noviembre la cifra ha aumentado a 161 intentos de suicidio, es decir, 64 eventos de suicidios.

Ante el incremento de los casos de suicidios en Santa Marta, la Secretaría de Salud Distrital, ha fortalecido sus acciones en la prevención del suicidio con charlas en colegios y universidades, así como capacitación al personal de las IPS y EPS que atienden este tipo de eventos.

No obstante, en comparación con el mismo periodo del año inmediatamente anterior en donde se reportaron 212 casos durante el 2020 el Distrito registra una disminución de cerca del 24 por ciento.

Por su parte, a la fecha los municipios del departamento del Magdalena han reportado 231 eventos de este tipo de situaciones, 77 intentos de suicidios menos que los registrados durante el 2019, en donde la cifra para el mismo periodo de tiempo alcanzó los 308 eventos.

Los conflictos con la pareja han sido una de las principales causas de intentos de suicidios, seguido de problemas económicos, legales o sociales recientes; maltrato físico, sexual o económico y consumo de sustancias psicoactivas.

DURANTE LA CUARENTENA

La emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus ha encendido todas las alarmas en los expertos de salud mental, toda vez que las medidas como el confinamiento, la ausencia de mecanismos de apoyo familiar o social, especialmente, en los resultados de una crisis económica y laboral pueden conllevar a una conducta suicida.

Mientras el país atraviesa una nueva normalidad, en el Magdalena hay personas que desafortunadamente se quitaron la vida durante el periodo de cuarentena. De acuerdo con el más reciente informe del Instituto de Medicina Legal, en el departamento durante los meses comprendidos entre marzo y agosto, 19 personas tomaron la decisión de suicidarse.

Resulta significativo que durante este periodo de aislamiento estricto en el que entro el país tras la llegada del nuevo virus, se evidenciara un importante número de suicidios llevados a cabo por el sexo masculino. Durante lo corrido de este año en curso, fueron 15 los hombres que decidieron quitarse la vida en el departamento del Magdalena; mientras que otros cuatro fueron mujeres.

De acuerdo con lo informado por la psicóloga egresada de la Universidad del Magdalena, María Matilde Jiménez Vásquez, existen varios factores que pueden desencadenar un suicidio, “están los determinantes en salud, como son el medio familiar, la situación económica, la educación también factores hereditarios, esquemas emocionales frágiles, presión social y consumo de sustancias psicoactivas”.

RECOMENDACIÓN Y APOYO FAMILIAR

La profesional en psicología, María Matilde Jiménez Vásquez, afirmó que durante este tiempo de pandemia, “se sugiere que la gente comparta más, si bien es cierto, hay un distanciamiento físico, que no pase hacer un distanciamiento social o de incomunicación, que las personas que están solas puedan contar con el saludo de alguien, así sean a distancia, de puerta a puerta, de ventana a ventana o si tienen todas las herramientas tecnológicas pueden hacer uso de ellos, como son la videocámara, la llamada de los amigos, a los familiares que están enfermos y dentro de las casas compartir con los que están, es importante preguntarse el uno al otro, cómo se sienten, indagar sobre las emociones, cuáles son los pensamientos que tienen frente a toda esta situación”.

Del mismo modo, precisó que, cada persona vive de una manera diferente este tema de la pandemia, “todos están aislados pero cada quien lo asumen de acuerdo a su personalidad o algunas determinantes sociales para la salud, se pueden afrontar de diferentes formas, algunos cuentan con unas herramientas fortalecidas, otros están debilitados, entonces es importante que cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad se brinden afectos unos a otro”.

Por otro lado, María Jiménez, explicó que en el caso de las personas que hablan de suicidio “hay que dejarlos, eso es mentira de que la idea se desencadena o el alto en la medida en que la persona lo habla, no es ese un factor protector, porque de ese modo la persona logra exteriorizarse de verbalizar cómo se siente y esa es una forma de pedir ayuda”.

También podría gustarte