No hay un líder, solo una ´parranda´ de sinvergüenzas

No se evidencia un líder en la Selección Colombia que pueda motivar a sus compañeros y, al igual que contra Uruguay, son fácilmente superados; a veces sin mayor resistencia.

Ya entendemos el por qué el inteligente de Zidane despreció a James. Del porqué le dejaba en la banca y a veces ni lo convocaba. No se necesita ser mago ni erudito en fútbol para saber cuál era el mensaje que enviaba el técnico del Madrid: sencillamente que se trataba de un jugador del montón, al que a veces de chiripa le salían algunas jugadas, pero ni es crack, ni es nadie del otro mundo. Uno más. Y eso es lo que hemos podido comprobar ahora con estos 4 partidos jugados por la Selección: James es otro más, del montón, de los tantos jugadores que aparecen ahí, como la verdolaga

En el marco de la cuarta fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Catar 2022, la Selección Colombia sufrió otra humillante derrota; ahora frente a Ecuador en Quito y con marcador de 6-1, lo que se suma al 0-3 frente a Uruguay del viernes y que sacude todo el proceso mundialista de la ‘tricolor’.

El partido tuvo varios puntos para el análisis, especialmente por el desastre defensivo de la Selección Colombia en uno de sus peores partidos en la historia de las Eliminatorias y ante un rival directo en la búsqueda de un cupo a Catar.

En Colombia no hubo nada bueno, pero en Ecuador todo lo fue. Un equipo ordenado al que no le pasó las bajas por covid y saltó a la cancha para jugar un partido serio y arrasó con una Colombia que dio numerosas ventajas. El equipo de Alfaro hizo 6 de 6 en esta doble jornada y acumula 9 puntos en la tabla.

LO MALO

Casi todo en Colombia fue malo, empezando por la alineación titular. Queiroz prescindió de un jugador duro en la mitad de la cancha como Wilmar Barrios y su equipo se desencajó a los 20 minutos cuando ya caía por dos goles y no pasaba la mitad de la cancha.

Luego Queiroz sacudió el banco, pero sacó a Luis Díaz y parecía improvisar en medio del desespero del resultado y la imponente Ecuador que dominaba las acciones a su placer. Ningún futbolista colombiano tuvo buen rendimiento y todo se fue a pique en una tarde de horror en Quito.

LO FEO

La actitud general de la Selección Colombia. A pesar de ser un equipo con jugadores experimentados, suelen bajar fácil los brazos y, además de lo futbolístico, los rivales lo superan en el tema actitudinal ganando rebotes, balones divididos y duelos de velocidad.

No se evidencia un líder en la Selección Colombia que pueda motivar a sus compañeros y, al igual que contra Uruguay, son fácilmente superados; a veces sin mayor resistencia.

/ COLPRENSA

También podría gustarte