#ENVIDEO: Reabren las playas samarias con excepción de Los Cocos

Después de días de constantes cierres y aperturas, producto de las medidas preventivas tomadas desde la Alcaldía de Santa Marta por el paso del entonces huracán ‘Iota’, las playas de la ciudad de Santa Marta volvieron finalmente a estar al servicio de los propios y visitantes desde ayer jueves.

Y es que si bien, las afectaciones en Santa Marta fueron leves, la situación climática generó condiciones meteo marinas que provocaron durante el puente festivo y gran parte de la semana en curso el incremento en el oleaje en los diferentes balnearios, uno de los más afectados sin dudas fue El Rodadero, en donde el mar se tomó la playa, llegando hasta la zona de servicios, imposibilitando el tránsito de personas en dicho sector.

Sin embargo, bajo el estricto cumplimiento de las medidas de bioseguridad, en Santa Marta se reactivó de manera exitosa el turismo de sol y playa el día de ayer con la apertura nuevamente de los balnearios, esto luego de determinar que las condiciones climáticas presentadas con anterioridad habían mejorado.

Entre las playas autorizadas para el arribo de turistas y samarios se encuentran: Bello horizonte; Las Tunas; Pleno Mar; sector Irotama; sector Costa Brava; sector Cabo Tortuga; Playa Salguero; Puerto Gaira; El Rodadero; Playa Blanca; Playa Grande; Taganga; Guachaca; Buritaca y Aeropuerto.

No obstante, el emblemático balneario Los Cocos de Santa Marta continuará cerrado por limpiezas que se siguen realizando debido a los desechos a causa de las fuertes lluvias de las últimas semanas.

Por lo que, desde tempranas horas, fueron cientos los samarios y visitantes, en su mayoría, de las ciudades cercanas a la capital del Magdalena y del interior del país, quienes con previa inscripción para entrar a las playas llegaron a disfrutar de los encantos naturales que tienen para ofrecer los balnearios de Santa Marta.

Una de las playas más apetecidas en esta importante reapertura fue sin duda El Rodadero, en donde las largas filas de personas ansiosas por querer volver a disfrutar de las ahora más cristalinas y oxigenadas aguas, no se hicieron esperar.

REACTIVACIÓN DEL TURISMO 

A pesar de que la temporada de huracanes y las recientes jornadas ciclónicas que se han registrado sobre el mar Caribe y las cuales han tenido incidencia sobre los litorales de la ciudad de Santa Marta, lo que ha conllevado a las autoridades a tomar medidas como el cierre de los balnearios, el balance en materia de reactivación aún continúa siendo positivo y el gremio turístico tiene sus esperanzas puestas en la temporada de final y comienzo de año, la cual es por tradición una de las más importantes para la capital del Magdalena.

De acuerdo con Iván Calderón, gerente de la Promotora Turística de El Rodadero, Prorodadero, si bien los recientes eventos producto de los fenómenos naturales han afectado la actividad turística, desde su reactivación las playas de Santa Marta han recibido a más de 200 mil bañistas.

 “Hoy tenemos una cifra muy importante, puesto que, desde que se reabrieron las playas el pasado 18 de septiembre, van alrededor de 220 mil personas que han ingresado a las playas de manera biosegura y solo durante este mes van 53 mil 409 personas y este festivo solo 8.117 personas”, señaló Calderón.

Asimismo, precisó que esta es una cifra significativa, toda vez que, ha permitido posicionar a Santa Marta como la capital del turismo biosegura y ha permitido una reactivación importante en sectores como la gastronomía, hotelería y el comercio en general, sobre todo, durante el puente festivo en el que las playas estuvieron mayormente cerradas y tanto locales como visitantes disfrutaron de las diferentes alternativas que ofrece Santa Marta.

“(…)  pesar de la poca afluencia de turistas en las playas, el aforo de los restaurantes y sitios turísticos fue importante, pues, a falta de las playas, este fin de semana vimos como los restaurantes tenían lleno completo y había gran movimiento en toda la ciudad y centros comerciales, las personas se trasladaron de las playas a estos otros lugares”, manifestó Calderón.

EXPECTATIVAS FINAL DE AÑO 

De acuerdo con un informe realizado por la Asociación Hotelera y Turística de Colombia, Cotelco Magdalena, sobre los impactos del Sars-Cov2 en la industria del turismo, la caída de la ocupación hotelera desde el pasado mes de marzo es un hecho sin precedentes y que ha dejado afectados no solo a empresarios del sector, sino miles de familias dedicadas tradicionalmente a la industria sin chimenea.

Y es que los viajes y el turismo constituyen un sector que emplea mucha mano de obra, pero es un sector que se encuentra hoy entre los más amenazados, con puestos de trabajo en peligro en toda su cadena de valor. Las consecuencias han afectado, en particular, a los grupos más vulnerables de la población, como las mujeres, los jóvenes y las comunidades rurales.

Por tal motivo, el turismo y los viajes requieren, por todo ello, apoyo urgente y paquetes de mitigación específicos para sostener el empleo y garantizar la capacidad del mercado en la estela inmediata de la emergencia.

“Imprescindible que el sector turístico local reciba apoyo tanto en este momento de crisis como en el momento de la fase de recuperación. La pandemia de Covid-19 ha afectado enormemente a los viajes y al turismo, aunque ofrece una oportunidad singular para la reflexión y la reorganización con el fin de crecer nuevamente y crecer de una forma que sea mejor para el planeta y para las personas”, señala como primera medida el informe entregado por Cotelco Magdalena.

No obstante, a pesar de que ya hoy Santa Marta se encuentra recibiendo vuelos nacionales y la llegada paulatina de turistas aventureros y ávidos de vivir algo más que un estado de cuarentena, el informe reveló que para este año la máxima ocupación hotelera que se espera tenga lugar en la ciudad durante este año será del 24,2 por ciento.

Para el mes de noviembre se espera un leve aumento, sin embargo, la mayor cifra de ocupación se proyecta, será alcanzada durante la emblemática temporada de final de año en donde será del 24,2 por ciento, en contraste con el año pasado en donde históricamente llegó al 66 por ciento.

 “Muchas personas tienen la preocupación de que esto se va a llenar de turistas, no va a ser así, esto va a ser muy lento. Aquí lo que tenemos que mirar es como nosotros como destino le ponemos la mano, el hombro y el pecho para poder subir esas ocupaciones hoteleras”, precisó Omar García, director ejecutivo de Cotelco Magdalena.

Con todas estas nuevas situaciones que se han generado en el sector de la industria sin chimeneas han resultado más de 31 mil familias perjudicadas económicamente de manera directa o indirecta.

También podría gustarte