Santa Marta lucha por ser un territorio libre de la violencia contra la mujer

107

POR  
KATIA VÁSQUEZ  

La agresión sobre quienes expanden la especie humana, no da tregua, el maltrato verbal, físico, psicológico, sexual y asesinatos, siguen conformando la cadena que golpea a las mujeres de todas las edades. La sociedad necesita descontaminarse de tanta violencia, para ello debe usarse la educación y dar ejemplo, así como aplicar justicia.  

Previo al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer este 25 de noviembre, la Secretaría de la Mujer y Equidad de Género de Santa Marta, en defensa de los derechos de las mujeres y niñas, se unió a la conmemoración de este día, llegando a los barrios, llevando de casa en casa el mensaje que tiene como objetivo visibilizar y analizar los casos en aumento de violencia intrafamiliar y acoso sexual contra las mujeres.

La violencia contra las mujeres y las niñas está muy extendida, por lo que es importante que se sigan tomando las medidas para acabar con ella. Por esta razón, en Santa Marta, en la lucha de ser un territorio libre de la violencia contra la mujer, la Alcaldía Distrital, a través de la Secretaría de la Mujer, buscan las fuerzas para poner fin a este crimen, promover la plena igualdad de género y crear un mundo en el que las mujeres y las niñas disfruten de la seguridad que merecen.

Es pertinente recordar que, el problema ha sido tan grande, que la ONU declaró el 25 de noviembre como “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres”, además la definió como “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino, que tenga como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico, así como las amenazas de tales actos tanto en la vida pública como en la privada”.

Pero la definición se queda corta -o no es clara- porque también hay violencia cuando son segregadas en los puestos de trabajo y se les paga menos que a los hombres. Asimismo, ha habido, y sigue existiendo, agresión cuando se le discrimina en la actividad científica.

Si bien la violencia de género puede sucederle a cualquiera, en cualquier lugar, algunas mujeres y niñas son particularmente vulnerables, por ejemplo, niñas y mujeres mayores, mujeres que se identifican como lesbianas, bisexuales y transgéneros o intersexuales, migrantes y refugiados, mujeres indígenas y minorías étnicas o mujeres y niñas que viven con VIH y discapacidades y aquellas que viven en crisis humanitaria.

EN PEDAGOGÍAS DE LA LEY 1257 DEL 2008   

En vísperas de la celebración del día internacional de la no violencia contra la mujer, la Alcaldía de Santa Marta, a través de la Secretaría de la Mujer del Distrito, empezó un ciclo de charlas, promoción y socialización de la Ley 1257 del 2008, que tiene como fin dar a conocer a las mujeres del Distrito lo que significa el maltrato contra ellas, así como la ruta de denuncia y qué entidades distritales y gubernamentales les acompañan en el debido proceso.

De acuerdo con lo informado por Yunia Palacios Cuesta, secretaria de la Mujer, “por directriz de la alcaldesa Virna Johnson, a raíz de la cantidad de caso de violencia contra la mujer que hemos tenido que padecer desde que inició la pandemia que se ha recrudecido, hemos decidido desarrollar una jornada pedagógicos de la Ley 1257, en la cual se explican las normas de sensibilización, prevención y sanción de forma de violencia y discriminación contra las mujeres”.

Seguidamente, la funcionaria indicó que, “la idea es llegar a la casa de esas mujeres que quizás están sufriendo ese flagelo, porque de pronto no conocen cuál es la situación que no deben aceptar, de explicarles dentro de esta ley, lo cual conllevó a una reforma penal y esto incluye unos artículos en donde la violencia intrafamiliar se tipifica como un delito”.

De igual manera, Palacios Cuesta, explicó llegan de casa en casa explicando que es la violencia contra la mujer, “se les informa que hay varios tipos de violencia, que hay una violencia física y una violencia psicológica, verbal, moral, que hay una violencia económica, sexual, porque muchas mujeres piensan que la violencia solamente significa las lesiones físicas y no, esta ley 1257 nos muestra que hay otro tipo de violencia”.

La secretaria de la Mujer, explica de dónde surge la necesidad de la pedagogía: “La importancia de llevar el mensaje a cada mujer se debe a que no todas tienen la ventaja de tener un internet en su casa o un celular con datos para poder entrar a redes sociales y son estas mujeres las que están viviendo más ese flagelo, las que no tienen la posibilidad de decir o de saber que lo que le está pasando. La idea es llegar a cada rincón de Santa Marta y sensibilizar no solamente a las mujeres para que puedan decidirse a romper con el círculo de violencia, sino decirle al señor de la tienda, a los vecinos, al muchacho de la mototaxi, que el Distrito está comprometido en la protección de estas mujeres”.

LLEGANDO A LOS BARRIOS  

Por consiguiente , en los compromisos establecidos por la alcaldesa Virna Johnson, que reitera de manera fehaciente en el Plan de Desarrollo mejorar la calidad de vida de todas las samarias, a través de la Secretaría de  la Mujer y Equidad de Género , se ha venido realizando la jornada de charla, promoción y socialización de la Ley 1257 del 2008 en barrios como Gaira, El Pando, San Jorge, Ciudad Equidad, entre otros, con el fin de que las ciudadanas de estos sectores conozcan la ruta de acceso a la justicia que les perimirá poner fin a los maltratos que estén sufriendo en la actualidad.

Mediante dichas jornadas, la secretaria de la Mujer Yunia Palacios, junto con el equipo psicosocial de Casa de Justicia, Gaula, Policía Nacional, Secretaría de Seguridad y Convivencia, Secretaría de Promoción Social, Migración, han ido de casa a casa explicando a todas las mujeres de estos barrios cómo pueden hacer sus respectivas denuncias, así como, los distintos tipos de violencia que sufre la mujer y cuando hacer las debidas denuncias.

 “Ha sido una actividad bastante constructiva, hemos encontrado muchos casos en los barrios, donde hemos estado, hemos encontrado mujeres en malas condiciones, es decir, hemos encontrado un panorama bastante lamentable, entonces ha valido la pena y seguiremos desarrollando estas jornadas pedagógicas en los barrios de Santa Marta, porque la idea es crear conciencia, no solamente con las mujeres que están sufriendo este flagelo, sino con la comunidad en general, para que se atrevan a ayudarlas a denunciar y poder darles a partir de ahí, protección a estas mujeres”, agregó Palacios.

La brigada inició en el barrio El Pando, posteriormente se llevó hasta Gaira. Es importante precisar que, Gaira es uno de los territorios que más sufre la violencia contra la mujer por tener los altos índices de población migrante.  La secretaria Yunia Palacios explica porque Gaira fue escogida para dicha pedagogía: “Pues tenemos en nuestros registros muchísimos casos de violencia contra la mujer en Gaira, no sólo por el lamentable hecho que ocurrió este lunes del feminicidio, sino que tenemos una situación bastante apremiante, tenemos muchos casos de población migrante que son la mayor cantidad de casos de violencia intrafamiliar y debemos darle solución”.

Además, Yunia Palacios afirma: “El círculo se rompe con educación, con oportunidades, con la pedagogía oportuna, para que las mujeres sepan cuando denunciar. Lo que deben y no deben tolerar es sorprendente, ya que algunas de estas mujeres creen que soportar situaciones de maltrato en su entorno es algo “normal”. Por tanto, nuestra pedagogía va encaminada a la educación del debido proceso, así como del tipo de violencia que hay”.

En el barrio San Jorge, en menos de un mes han ocurrido dos feminicidios, así como en esta actividad realizada puerta a puerta se hallaron tres casos focalizados de maltrato, en el mismo se percibieron más casos.

La recién pasada jornada se efectuó en Ciudad Equidad donde los habitantes de este barrio escucharon a los funcionarios, así como con el Comité Barrial de Seguridad y Convivencia, se escucharon problemáticas de la comunidad y se procedió a las asesorías en resolución de conflictos y otro tipo de agravantes que están afectando a los mismos en estos momentos, ante lo cual se conformó un frente común.

 “En Cristo Rey Sabemos que hay mucha violencia intrafamiliar, también se realiza pedagogía, así como llegaremos a los sitios más apartados de Santa Marta, a la troncal, Guachaca, vamos a estar en todas las veredas. Necesitamos llevar este mensaje a toda la población”, añadió.

UNA LLAMADA PUEDE MARCAR LA DIFERENCIA  

En su firme propósito de continuar trabajando para garantizar a las mujeres una vida libre de violencias y en el marco de la celebración del Día de la NO Violencia contra la Mujer, el Gobierno Nacional a través de la Alta Consejería para la Equidad de la Mujer con el apoyo de la Policía Nacional, pone en operación en todo el país la Línea 155.

Con atención las 24 horas del día, todos los días de la semana, las personas podrán comunicarse bajo reserva y gratuitamente a esta línea, desde cualquier operador en todo el territorio nacional para recibir orientación en temas relacionados con violencia de género.

Cada vez más son los ciudadanos que están prestos a colaborar en este tipo de denuncias y agravantes contra la mujer en la ciudad.

Las personas que conozcan casos de violencia intrafamiliar y denuncien, tendrán el compromiso de la alcaldía de Santa Marta de proteger su identidad desde la función pública.

Personal especializado se encuentra dispuesto para brindar información clara y completa sobre los derechos de las mujeres, así como para orientar sobre la forma de hacer una denuncia, tipos de violencias de los cuales puede ser víctima una mujer, así como procedimientos para obtener atención jurídica y en materia de salud.

La Línea 155 surge como parte del Plan Integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencias, uno de los ejes definidos en el Conpes 161 Equidad para la mujer, dispuesto por el Gobierno Nacional en su interés por atender las desigualdades y solucionar las dificultades que diariamente viven muchas mujeres en el país víctimas de violencia. Representa uno de los más grandes esfuerzos económicos que ha hecho el Estado colombiano en su historia por proteger los derechos de las mujeres, alcanzando una inversión del orden de los $234 mil millones para el periodo 2013 a 2016.

RUTA DE ATENCIÓN   

La ruta de denuncias que se cumple una vez la mujer busca apoyo por parte de las autoridades distritales es la siguiente:

Se procede inicialmente a restablecer los derechos de la mujer en materia de salud. Si se encuentra que una mujer está siendo víctima de violencia intrafamiliar y presenta lesiones físicas, con el enlace que se tiene con Secretaría de la Mujer se conduce para que sea atendida.

Después se le hace acompañamiento para la denuncia en Fiscalía, que además de atender su requerimiento, le expide una medida de protección, para que la mujer agraviada tenga apoyo por parte de la policía y acuda en su protección de ser necesario. Posteriormente, si hay niños se acude a la comisaría de familia para expedir la denuncia por violencia intrafamiliar, con lo que tiene que ver con la cuota alimentaria. Si la mujer no tiene red de apoyo, es llevada a la casa de acogida distrital dónde ella y sus hijos son recibidos y cuidados de manera integral, con el apoyo psicosocial y jurídico para que su caso no quede en la impunidad.

Por último, la Alcaldía de Santa Marta, invita a toda la comunidad a articular acciones que permitan recomponer el tejido social de la ciudad con el fin de tener un ambiente en el que todos los ciudadanos puedan vivir de manera digna y la mujer sea valorada y respetada llegando a ocupar la figura de importancia que tiene merecido en la capital del Magdalena.

También podría gustarte