En dos masacres mataron a 13 personas en Colombia

84

El asesinato de 8 personas, todos hombres y recolectores de café, durante la madrugada de ayer domingo en el municipio del suroeste antioqueño, Betania, movilizó todas las fuerzas del Estado, que desde esta mañana desarrollaban un consejo extraordinario de seguridad.

La masacre ocurrió en la finca La Gabriela, ubicada en la vereda La Julia, a 5 kilómetros del casco urbano del municipio. Según primeras declaraciones del alcalde local, Carlos Mario Villada, ninguna de las víctimas mortales reside permanentemente en Betania y estaban en dicha finca desde el sábado.

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, se desplazó hacia al municipio, donde lideró, junto al Gobernador Aníbal Gaviria, la reunión, donde también estuvieron presentes otros alcaldes de la subregión. Al final del consejo, Trujillo presentó las conclusiones, señalando al narcotráfico como el principal enemigo de los colombianos.

 “Necesitamos la colaboración activa y armónica de la ciudadanía con el Estado para capturar a los narcotraficantes, principales enemigos de Colombia. Tenemos que acabar con los cultivos ilícitos, porque de esos cultivos surge la plata que utilizan las organizaciones criminales para cometer masacres y acabar con los líderes sociales”, señaló.

 “Hago un llamado hoy, desde Antioquia, a una colaboración armónica de todos los poderes para acabar con los cultivos ilícitos, los colombianos necesitan esa colaboración”. Trujillo anunció un equipo especial de la DIJIN para avanzar en el esclarecimiento de los hechos que tuvieron lugar en Betania y la recompensa de 50 millones por información que lleve a sus responsables.

De igual forma, declaró como objetivo prioritario de la fuerza púbica desmantelar la subestructura suroeste del Clan del Golfo, responsable, según dijo, de la mayoría de los homicidios de la región. Y en esa línea, anunció otra recompensa de 200 millones de pesos por información que conduzca a la captura del cabecilla de esta estructura, alias Ruben.

Además, se recompensará con 30 millones cualquier indicio que lleve a la captura de integrantes que conformen este grupo criminal. “Este cartel de los más buscados será difundido ampliamente en todos los municipios de la región y del departamento”, se dirigió Trujillo a Gaviria.

Junto a estas medidas, la fuerza pública desplegará un plan de choque en la región con el objetivo de identificar y judicializar a los “jíbaros” que se infiltran en las fincas cafeteras.

 “Se conformarán patrullas mixtas de Ejército y Carabineros para hacer un plan de visitas a la fincas y se fortalecerá la red de participación cívica en la región. Con la Gobernación, las autoridades locales y gremios cafeteros, implementaremos un registro de recolectores para tener un control sobre personal contratado en las fincas”, adelantó.

Por último, anunció que la Policía Nacional enviará un oficial superior para implementar un nuevo comando operativo para el suroeste, y el Ejército enviará un refuerza de 90 soldados. Todo esto estará acompañado de una campaña especial para prevenir el consumo de sustancias dentro de las fincas.

En el consejo también estuvieron presentes alcaldes de otros municipios del Suroeste. Gaviria justificó esa asistencia en el aumento de homicidios en la región. “Aquí tenemos el mayor incremento en ese delito de toda Antioquia. Nos hemos trazado un plan con los alcaldes para que el año 2021 sea el año de quiebre de esta tendencia. Y para eso es fundamental un esfuerzo conjunto”.

BOGOTÁ AFP 

 

También podría gustarte