Venta de vivienda creció 31% en Santa Marta

220

Con la recuperación gradual de la economía, y la continuidad en la política de vivienda, la construcción continúa consolidándose como uno de los sectores que mayor número de empleos genera. De acuerdo con los datos entregados por la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol regional Magdalena, más de 6 mil empleos se han recuperado desde la reactivación de los sectores productivos en la ciudad de Santa Marta.

De acuerdo con Javier Quintero Fragozo, gerente de Camacol regional Magdalena, fue el mes de octubre en donde se registraron mayores iniciaciones de obras con aproximadamente un total de 480 proyectos de unidades de vivienda.

 “Naturalmente entre mayores iniciaciones haya por mes, tendremos nuevos frentes de obras que empezarán a generar empleos, lo que quiere decir que, se empezará a ‘jalonar’ el tema de mano de obra, maquinarias, servicios especializados, lo cual inmediatamente crean empleos; para el caso de Santa Marta desde que se realizó la reapertura de la actividad, se han podido recuperar 6 mil nuevos empleos en el sector”, señaló Quintero Fragozo.

Del mismo modo, el sector ha registrado un incremento de nuevas unidades de viviendas lanzadas, es decir, los nuevos proyectos que entran al mercado para ser ofertados, en comparación con el 2019 en donde la cifra eran 1.905 proyectos inmobiliarios ofertados, en lo corrido de este año los números se han incrementado en 3.933 proyectos.

“Es un incremento muy importante, casi duplica las cifras frente al año pasado. Asimismo, alrededor del 61% de estos nuevos lanzamientos son de Vivienda de Interés Social, VIS, es un dato importante porque permite tener la proyección de que vamos a tener mucha más oferta para los samarios en cuanto al acceso de vivienda, sobre todo, en el segmento de ingresos hasta de 4 salarios mínimos, lo cual va a hacer que se pueda acceder a los subsidios de viviendas del Gobierno”, indicó el gerente de Camacol Magdalena.

El líder gremial, también precisó que en materia de ventas la ciudad de Santa Marta reportó un significativo aumento, siendo este del 31 por ciento; indicador positivo que demuestra que las medidas por parte del Gobierno Nacional para estimular la demanda empiezan a tener buenos indicadores para el sector.

 “El 76% de estas ventas estuvieron asociadas a no VIS y las viviendas de interés social se comportaron con un 24 por ciento de las ventas de vivienda frente al año pasado”, señaló Quintero Fragozo.

SOLUCIÓN A PROBLEMAS 

A pesar del buen desempeño a nivel de ventas, el déficit de vivienda en Santa Marta continúa siendo un dolor de cabeza que no hace más que agravarse con los años. De acuerdo con recientes cifras entregadas por la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol regional Magdalena, en términos cuantitativos la ciudad registra un déficit de 9.756 unidades de vivienda, lo que sumado al déficit cualitativo representa un porcentaje global de alrededor del 48,11 por ciento.

Este panorama ha creado problemas asociados con la construcción de viviendas, puesto que, los hogares vulnerables están acudiendo a la informalidad para solucionar la dificultad generada a raíz del déficit, así lo deja entrever el más reciente estudio realizado por Camacol ‘Necesidades Habitacionales’, el cual indica que Santa Marta es la segunda ciudad con mayor número de viviendas están situación.

Esta situación de viviendas informales genera problemas ciudadanos, como espacio público reducido; afectación ambiental y ausencia de equipamientos y en los hogares ocupación irregular en zonas como los cerros en donde se estiman habitan más de 12 mil personas en esta ciudad, asimismo, el deficiente acceso a servicios públicos domiciliarios y bajos estándares de calidad.

Bajo este contexto, de acuerdo con Javier Quintero Fragoso, gerente de Camacol regional Magdalena, la estrategia para comenzar a cerrar las brechas en materia de déficit de vivienda, es la habilitación del suficiente suelo en la ciudad de Santa Marta.

“Lo que tenemos de expectativa es la habilitación del suelo, la posibilidad de poder desarrollar nuevos proyectos y que se empiecen a generar a través de una norma que facilite el desarrollo de dichos proyectos y que los samarios tengan la oportunidad de acceder a los subsidios y con ello empezar a reducir el déficit”, manifestó Quintero Fragoso.

Precisó además que, dicha habilitación del suelo dependerá de la coordinación entre la Administración Distrital y el sector privado para concretar reglas claras y generar incentivos tributarios en el desarrollo de la actividad edificadora.

 “(…) Pero también, con la capacidad que se tenga de articular los esfuerzos nacionales con la posibilidad que hemos propuesto ante la Gobernación del Magdalena y la Alcaldía de Santa Marta de generar subsidios del Distrito que podrían ser financiado a través de un proyecto de regalías que facilite hacer una concurrencia de subsidios desde lo que oferta el Gobierno Nacional, desde lo que podría aportar el Distrito y lo que podrían aportar las cajas de compensación en el caso de las personas que podrían acceder a los subsidios”, indicó el gerente de Camacol regional Magdalena.

También podría gustarte