Asignados $870 millones para pago de obligaciones laborales en el hospital de Aracataca

147

La situación financiera y asistencial de muchos centros de salud del departamento del Magdalena no dejan de estar en cuidados intensivos;  sin embargo luego de los cambios de administración realizados, se ven resultados positivos  en algunos centros de salud, que dan muestras de cambio, y ese es el caso de la E.S.E Hospital Luisa Santiaga Márquez de Aracataca, luego del nombramiento de su nueva gerente Katia Felizzola Jiménez.

Gracias a la gestión fueron asignados por el Ministerio de Hacienda $870 millones de pesos, con esto se logra el pago oportuno de las obligaciones laborales de los meses de noviembre y diciembre, primas de ley, seguridad social, y el pago de todas las vacaciones del año 2020 a sus empleados.

Según análisis financieros realizados, se pudo conocer que su estado era crítico; sin embargo luego de una minuciosa radiografía y acciones administrativas oportunas, se pueden ver algunos logros para contrarrestar las distintas problemáticas y debilidades de un centro que por su ubicación geográfica y estructura física, tenía todo para posicionarse como uno de los mejores de toda la red hospitalaria de primer nivel del departamento del Magdalena.

“Esta es una institución que en materia de infraestructura dejaba mucho que desear, muy abandonada, no solo en la sede principal, sino también en los puestos de salud, una institución que a duras penas producía para medio sostenerse y que aun así, lo que producía no alcanzaba para cubrir todos los gastos. La facturación estaba por el suelo, una institución con muchas falencias en la planta de personal como en la calidad de los servicios de salud. No es posible que el día que llegué por primera vez hago un recorrido por toda la institución  y encuentro que en la sala de urgencias las camas no tenían ni unas simples sabanas, que son fundamentales para brindar un servicio digno y de calidad. Una ambulancia que no funcionaba, por la que tuve que trasladarme a la ciudad de Barranquilla para recuperarla, mandarla  a arreglar y traerla de nuevo en funcionamiento, porque era imposible trabajar así”, indicó la gerente Katia Felizzola.

En materia de contratación, el hospital cuenta con una planta de personal de 58 trabajadores, es importante precisar que muchos de estos trabajadores presentan comorbilidades y por ser esta una época de pandemia, tienen ellos un factor de riesgo  para enfermarse y de morir por Covid-19. Es por ello que tocó enviar esas personas a casa. Sin embargo el hospital no puede parar y en tiempos de pandemia mucho menos.

Según declaraciones de la gerente les ha tocado cubrir las funciones que realizaba el personal que por fuerza mayor hoy está en casa. Y todo esto con el fin de salvaguardar sus vidas y mejorar la calidad de los servicios.

También podría gustarte