Tren Caribe se ‘cocina’ en Plan Maestro Ferroviario

199

El plan busca la reactivación y consolidación de la operación por tren en Colombia, que en promedio es la responsable de mover el 21% de la carga total del país.

El Gobierno nacional acaba de presentar el Plan Maestro Ferroviario (PMF) que incrementará en un 156% los kilómetros de red férrea en el país, pasando de 420 kilómetros a 1.077 kilómetros, reveló el Departamento Nacional de Planeación (DNP).

El plan busca la reactivación y consolidación de la operación por tren en Colombia, que en promedio es la responsable de mover el 21% de la carga total del país y es el segundo modo de transporte de mercancías después del transporte de carga por carretera.

“La reactivación de la red férrea nacional constituye una necesidad para la competitividad de Colombia y representa una alternativa en su apuesta por el crecimiento sostenible”, señala el documento base lanzado esta semana.

El PMF prioriza 11 proyectos entre los cuales se incluye el Tren del Caribe, una iniciativa mixta (carga y pasajeros) con una extensión de 238 kilómetros que unirá a Santa Marta, Barranquilla y Cartagena. La iniciativa avanza en su estructuración, lo que en el caso de la capital de Bolívar haría retornar a su territorio ese modo de transporte, desmontado hace cerca de 70 años.

El viejo tren Cartagena -Calamar que funcionó entre 1894 y 1951 hizo parte de la historia de numerosos pueblos del norte de Bolívar, de las riberas del Canal del Dique y del río Magdalena y cuya línea, con una extensión de más de 100 kilómetros, fue el impulsor de la vida económica de la región en ese entonces. Pocos se acuerdan de la estación del tren en La Matuna, en Cartagena y su pasado glorioso solo reposa en viejas imágenes de la antigua Fototeca.

Al Tren del Caribe se suman otros proyectos como el Tren de Cercanías del Valle del Cauca, el Metro Ligero de la Avenida 80, en Medellín; la Línea Férrea Medellín-Urabá, la Primera Línea del Metro de Bogotá, el RegiTram Norte y RegiTram Occidente, en Cundinamarca, entre otros.

Se estima que poner en marcha la infraestructura férrea del país requerirá inversiones equivalentes al 30 % de lo asignado para vías 4G, algo así como 1.000 millones de dólares, recursos que aportarían la Nación e inversionistas privados.

BENEFICIOS

Con la implementación de la estrategia se estiman, entre otros, los siguientes beneficios: reducir costos, en un 26% para el año 2030, y tiempos de las cadenas logísticas; atraer inversión extranjera; fortalecer los servicios de transporte de mercancías y materias primas e incrementar los índices de competitividad del país, señala el DNP.

De igual manera, la migración hacia sistemas de transporte ferroviario de pasajeros permitirá mejorar las condiciones del transporte público al reducir problemáticas asociadas con la congestión vehicular, la siniestralidad vial y la contaminación ambiental.

Como parte de la puesta en marcha del Plan Maestro Ferroviario, antes de finalizar el año en curso, el Ministerio de Transporte presentará un proyecto de Ley General Ferroviario que establezca la regulación de la infraestructura ferroviaria y defina los lineamientos para la prestación del servicio del modo.

/Colprensa.

También podría gustarte