Tras 35 años, Unidad de Búsqueda logra reencuentro entre familiares

264

La persona, encontrada 35 años después, huyó de una finca familiar ubicada en Arauca a los 25 años, cuando iba a ser reclutado por grupos al margen de la ley.

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) logró reencontrar con sus familiares a un hombre de 60 años de quien no se conocía su paradero desde 1985 cuando, huyendo de la guerra, perdió el contacto con sus familiares.

La persona, encontrada 35 años después, huyó de una finca familiar ubicada en Arauca a los 25 años, cuando iba a ser reclutado por grupos al margen de la ley. Quienes lo ayudaron a escapar fueron amenazados o asesinados y su familia fue víctima del desplazamiento forzado.

Durante este tiempo, la familia desconocía cualquier información del hombre y se abstuvo de presentar denuncias debido a las amenazas constantes de las que fueron víctimas en estos años. Acudieron finalmente a la Unidad de Búsqueda por su trabajo como mecanismo humanitario.

Con el registro civil de la víctima y el análisis de fuentes oficiales y no oficiales, la Unidad de Búsqueda logró determinar que el hombre se encontraba con vida, y que residía a 343 kilómetros del lugar donde fue visto por última vez en 1985.

“En enero de este año, los familiares de la víctima presentaron su solicitud de búsqueda ante la UBPD. Desde entonces, iniciamos un proceso investigativo de recolección y análisis de información que nos permitió localizarla en otra región del país y corroborar su identidad”, explicó Luz Marina Monzón, directora de la UBPD.

El hombre fue contactado por la UBPD el pasado 31 de julio. Se tomaron sus muestras decadactilares que permitieron ratificar su identidad y corroborar que era la misma persona buscada por sus familiares.

“Es un motivo de inmensa alegría saber que familias podrán reencontrarse con sus seres queridos desaparecidos. Hoy en Arauca una familia vive lo que muchas quisieran vivir y es encontrar con vida a un ser querido. Estas acciones humanitarias son un gran aporte, no solo a la construcción de paz, sino que contribuye a la equidad y solidaridad que debemos tener como humanidad frente al dolor que viven miles de familias”, recalcó la directora de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas.

Los trabajos de la Unidad no han cesado, incluso en medio de la pandemia, con el fin de acabar con la incertidumbre de las familias que esperan respuestas sobre sus allegados.

/Colprensa.

También podría gustarte