Cuatro niños quemados con pólvora al inicio de diciembre

422

Los afectados, según reveló el ICBF, presentan afectaciones en los oídos y quemaduras en varias partes de su cuerpo.

Lina Arbeláez, directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), reveló que pese a que sólo han corrido unas horas del 1 de diciembre, en Colombia ya se reportan cuatro menores de edad quemados por pólvora. Los casos se registraron en los departamentos Antioquia y Valle del Cauca.

El ICBF, en compañía de la Federación Nacional de Departamentos y el Ministerio de Salud, lanzó la campaña ‘La Fiesta soy yo, no la Pólvora’, con la que esperan evitar que los menores manipulen este tipo de elementos, los cuales causan desde quemaduras, mutilaciones y hasta la muerte.

“Es absolutamente lamentable que hoy iniciando diciembre ya tengamos el reporte de cuatro niños, niñas y un adolescente ya quemados por pólvora”, reveló Arbeláez.

La directora del ICBF explicó los casos registrados. Se trata de “un niño en el Valle del Cauca de 9 años con lesiones y quemaduras en su pierna derecha que está en proceso de ser reportado al Instituto Nacional de Salud. Y tenemos tres niños en total en Antioquia, en los municipios de Betulia, en Belén y en San Javier, dos niñas de 12 y 11 años y el adolescente de 14 años”.

Los mejores afectados, según reveló el ICBF, presentan afectaciones en los oídos y quemaduras en varias partes de su cuerpo.

“ICBF ya se ha desplazado a los lugares para empezar los procesos administrativos de restablecimiento de derechos. Tenemos que dar pasos contundentes para evitar que, bajo cualquier circunstancia, este sea un elemento que se siga presentando en nuestra Navidad”, advirtió la directora del Instituto.

Por su parte, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, señaló que “la pólvora debe ser manejada por profesionales, debe estar lo más alejada posible de los niños para reducir los efectos o riesgos relacionados con quemaduras, laceraciones o envenenamiento y en este diciembre tenemos que hacer un esfuerzo muy grande para cuidarnos del covid-19 porque la pandemia no ha terminado”.

Por su parte, la directora del Instituto Nacional de Salud, Martha Ospina, manifestó que, “500 adultos y 300 niños lesionados por pólvora cada año en promedio durante los últimos diez años de vigilancia epidemiológica, permiten observar una serie de comportamientos arraigados”.

El gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, informó que en el departamento se prohíbe en diciembre la manipulación y venta de pólvora, con el único objetivo de proteger a la niñez, así lo acordaron los 116 municipios de Cundinamarca.

El mandatario agregó que “se realizarán convenios con los empresarios de pólvora y la industria licorera para realizar con profesionales espectáculos controlados de pirotecnia”. /La FM.

También podría gustarte