Reelecciones y posesiones

242

Herbert Hoover fue otro presidente norteamericano a quien derrotaron en su aspiración a la reelección. Estaba tan desprestigiado, con ese apellido de electrodoméstico, que le ganó un candidato con poliomielitis, el gobernador de Nueva York, Franklin D. Roosevelt quien, por lo demás ha sido el único mandatario reelecto más de una vez; por eso gobernó desde 1933 hasta 1945, a pesar de andar en silla de ruedas, como cualquier presidente ecuatoriano. Por ello, luego de cumplido su mandato, se aprobó la enmienda XXI que establece que “ninguno podrá ser electo más de dos veces a las funciones presidenciales como tampoco ninguno que haya desempeñado esas funciones por más de dos años durante el mandato de otro presidente electo”.

Le tocó a Roosevelt dictar medidas económicas con la ley de auxilio bancario de emergencia para contrarrestar la crisis de los años treinta y recomendarle a sus compatriotas que era mejor “guardar el dinero en un banco reabierto que bajo el colchón”. También tuvo que romper la neutralidad y sumarse a la segunda guerra mundial.

No solo fue Roosevelt el último presidente reelecto dos veces sino también el último en posesionarse el 4 de marzo, como lo fijaron los padres fundadores. La vigésima enmienda (6 de febrero de 1933) estableció que los mandatarios asumieran el cargo el 20 de enero, como le corresponderá a Joe Biden. Era mucho tiempo que transcurría entre la elección (el martes siguiente al primer lunes de noviembre) y la posesión: ¡cuatro meses! Se imaginan todo ese tiempo viendo a Trump jugando golf y especulando sobre el “fraude” del que, según él, le habían hecho. La paciencia se habría agotado. Y ha impugnado tantas elecciones en tantos estados que ya ha perdido el juicio.

Micro. Habrá problemas con otra sucesión, la de Diego Armando. Y eso que era Mara… dona. (Tomado de El Espectador).

*Abogado *Historiador* Periodista 

También podría gustarte