Acuerdos para avanzar

265

 En los acuerdos sobre las esencialidades está la clave para avanzar un municipio, un departamento, una región, un Estado, una comunidad de naciones, cuando en los mismos concurren voluntad política y decisión por parte de los intervinientes, que deben ser quienes estén al frente de los destinos de la cosa pública y las fuerzas vivas que actúan e interactúan integralmente en el todo territorial. Compila acuerdo, institucionalidad, participación activa de la ciudadanía y la comunidad, generar democracia soportada en sus principios y valores que la orientan, que no en una democracia a medias, sin contrapesos válidos ni en autocracia, como muchas veces vemos acontece.

Las instituciones deben ser siempre robustas como soporte de la buena política, el buen gobierno y el bienestar general, entre otras consideraciones. Deben entrañar los acuerdos el compromiso cierto de propender, fomentar, impulsar y velar para que haya una verdadera democracia sin minar la institucionalidad, como los autoritarismos hacen y en su trascender convencen a la gente que es lo mejor que hacer se puede, hasta el punto de no distinguir la colectividad ficción de realidad. Las democracias están para que garantizados sean derechos y libertades, propiedad privada y su obligación de función social, educación, salud, sistema pensional, entre otros; al tiempo de entender con realidad, que respetar la institucionalidad no va en contravía de lo que la democracia importa, significa, contiene, traduce y comporta en sí misma.

La política debe y tiene que ser siempre objeto de serias reflexiones para que su razón de ser sea la adecuada, al ser ese fenómeno universal, como se sostiene por politólogos de renombre, en el que el individuo desarrolla actividades y establece relaciones que hacen que sea un término familiar que responde a diferenciados sentidos y ámbitos de aplicación; además, por cuanto está aunada a la misma condición humana y por ende puede considerarse como una construcción mental.

Aristóteles, la identificaba con el ejercicio del poder, modos de adquisición, utilización, concentración, distribución, origen y la legitimidad de su ejercicio, lo que lleva a definir, para mejores avances, quién tiene el poder, cómo se ejerce y el enjuiciamiento de su ejercicio, lo que igualmente lleva a quiénes deben detentar el poder, qué medios son los adecuados para su obtención, mantenimiento y cuáles los principios legitimadores para su ejercicio, en contexto de lo ético y búsqueda del bien común. Con Maquiavelo, el contexto varía en moral, religión y el análisis desde perspectivas técnicas; razón por la que se diga qué con Maquiavelo, se centra la política alrededor del poder y a la institución que posibilita su ejercicio, que es el Estado. Poder y Estado, son sin duda, los elementos principales de las reflexiones sobre la política.

Radica el problema de la política, en que debate, controversia y desacuerdo. son inherentes a ella y por lo tanto la definición de la política no resulta una excepción; pero sí de lo que se trata es de avanzar, no podemos prescindir de acercarnos a la idea de la política fundamentada en acuerdos, donde debe primar, si en verdad se piensa en que el interés general debe primar sobre el particular, en cooperación, actividad a través de la cual los grupos humanos toman decisiones colectivas, sin que ello indique renunciar a sus postulados las partes intervinientes en ese avanzar que se quiere consolidar. [email protected]

También podría gustarte