Crimen de dos cuñados fue ajuste de cuentas por negocios de narcotráfico

6.039

El venezolano que resultó baleado y logró refugiarse, permanece en el hospital Julio Méndez Barreneche, donde es custodiado por miembros de la Mesan que adelantan las investigaciones para esclarecer el doble homicidio. 

Tras 24 horas del hallazgo de los cuñados Luis Felipe Gómez Montoya, de 25 años y Jaime Alfonso Rodríguez Rivas, asesinados a balazos a 20 kilómetros de diferencia, investigaciones adelantadas por miembros de la Policía Judicial y de Inteligencia, señalan que tanto el doble homicidio como el atentado a un hombre venezolano, obedecen a una posible ajuste de cuentas por temas de narcotráfico.

Luego de las investigaciones preliminares de los dos hechos y la versión de familiares de las víctimas, los investigadores de la Sijín se percataron que tanto los dos homicidios, como el atentado de Andry José Piña Mendoza, quien labora en una compraventa en Barranquilla tienen relación.

¿CÓMO SE DIO EL HECHO? 

Se conoció lo explicaron el comandante de la Policía Metropolitana y la Secretaria de Seguridad Ciudadana las víctimas, horas antes de lo sucedido, habían estado departiendo en una fiesta en el sector de Bavaria, en la que se encontraba un sujeto conocido como ‘Mello Bolaño’, presunto integrante del grupo criminal ‘La Silla’, de donde partieron en horas de la madrugada junto a Mendoza Piña, quien logró sobrevivir luego de ser baleado en el brazo y la axila.

VEA TAMBIÉN: Asesinados dueño de ferretería y estudiante de derecho a balazos en Bonda y Don Jaca

A bordo de una camioneta Toyota TXL, salieron para cancelar una deuda a eso de la medianoche, sin embargo no se supo más de ellos sino hasta las 6:16 a.m. fue encontrado muerto Jaime Alfonso Rodríguez, en medio de una polvorienta trocha que conduce al río Bonda, registrando tres heridas de bala en la cabeza y espalda, además de un mensaje con el siguiente texto, “por rata, llegó la limpieza”.

Seguidamente, cuando practicaban el levantamiento técnico del cadáver, las unidades de Policía Judicial fueron alertadas a las 8:40 a.m. sobre el otro cuerpo hallado en las mismas condiciones y cerca al sector. Se trataba de Luis Felipe Gómez Montoya, a quien le quitaron la vida de un tiro en la cabeza en el sector de Don Jaca, sur de esta ciudad y quien era cuñado del propietario de una ferretería ubicada en Cristo Rey.

Ante los hechos ocurridos, los familiares de Jaime Alfonso, contaron a las autoridades que su pariente le debía aproximadamente $50 millones a una persona, la cual presuntamente habría amenazado de muerte colocando ‘precio por su cabeza’, por lo que los investigadores continúan adelantando las indagaciones para dar con el esclarecimiento del doble crimen.

HERIDO SIGUE  CUSTODIADO 

Los peritos judiciales establecieron que Andry Piña, quien permanece recluido en el hospital Julio Méndez Barreneche, bajo custodia de miembros de la Policía Metropolitana sería hombre de confianza de alias ‘Boliviano’, cabecilla de narcotráfico del grupo delincuencial ‘La Silla’.

AUTORIDADES SE PRONUNCIARON 

Sobre este doble homicidio, la Secretaría de Seguridad y Convivencia Ciudadana del Distrito, Sandra Vallejos Delgado, dijo que este suceso de sangre se presentó por un ajuste de cuentas entre bandas criminales, por lo que continuará en articulación con la Policía y la Fiscalía, propinando duros golpes a estas estructuras. “Al parecer son problemas de narcotráfico es lo que se contribuye con los perfiles y porque hay un testigo presencial del hecho donde nos da un parámetro de lo que pasó”, aseguró.

Por su parte, el coronel Óscar Solarte, comandante de la Policía Metropolitana de esta ciudad en medio de una entrevista, manifestó que a pesar de que los hechos fueron en lugares distintos tendrían una conectividad, “ya estamos tras la situación de estas personas y de todo lo sucedido. Es posible que estos homicidios tengan relación. Se estudia un presunto ajuste de cuenta y si es entre algunas bandas criminales”.

ASÍ FUERON LOS HALLAZGOS 

Recordemos que el primer hallazgo se habría registrado a eso de las 6:15 a.m., y corresponde a Rodríguez Rivas, el cual fue encontrado con tres heridas de bala boca abajo en una calle polvorienta  en cercanías al campo santo ubicado en la vereda Sabana de Bonda, cerca de la entrada de Neguanje. “Reporta el cuadrante que encuentra el cuerpo de una persona sin vida tendido en el suelo, sobre la trocha que da hacia el cementerio de Jerusalén, quien al parecer presenta heridas con arma de fuego en la parte posterior de la cabeza y otra en la espalda. Es de anotar que esta persona al parecer es una de las desaparecidas del caso ocurrido en horas de la madrugada en la jurisdicción de la estación La Paz”, dijo la Policía en su momento a través de un comunicado.

Por otro lado, alrededor de las 8:20 de la mañana, los residentes reportaron el cuerpo sin vida de una persona exactamente en la trocha que del Hotel Decamerón conduce a Don Jaca, el cual correspondía a Luis Felipe Gómez Montoya, residente del sector de 20 de Julio y quien había culminado sus estudios de Derechos de la Universidad Cooperativa de Colombia.

El cuerpo sin vida del joven universitario vestía una camisa azul con pantalón jeans, a simple vista registraba una herida en la parte posterior de la cabeza producida con arma de fuego, por lo que se cree que fue llevado hasta el lugar donde el presunto homicida le propinó el tiro mortal.

UNIVERSIDAD LAMENTÓ EL HECHO 

La Universidad Cooperativa de Colombia Campus Santa Marta, a través de un comunicado lamentó profundamente el cruel asesinato del joven universitario, “lamentamos profundamente la inesperada partida de Luis Felipe Gómez Montoya, estudiante de la Facultad de Derecho, quien falleció este 3 de diciembre”, indica el documento.

Del mismo modo, informan que las directivas de esa Alma Mater expresaban las más sentidas condolencias a sus familiares, amigos y compañeros, deseándoles mucha fortaleza en este difícil momento.

UN CUERPO RECLAMADO, OTRO SIGUE EN MORGUE 

Los cadáveres fueron llevados por personal del CTI de la Fiscalía hasta  Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde los forenses le practicaron la necropsia de rigor a cada uno, y hasta el cierre de esta edición uno de ellos fue retirado de las instalaciones de la morgue, mientras otro seguía  a espera de ser reclamado por sus parientes que le darán cristiana sepultura en un sentido adiós.

También podría gustarte