Velitas sin ´pachangas´ ni aglomeraciones

450

La línea 123 y la aplicación ‘ADenunciar’ estarán disponibles para reportar todas las situaciones que puedan poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos. 

Como es sabido, una de las fiestas de mayor arraigo entre los colombianos, y principalmente en la Costa, es el Día de las Velitas, que se celebra mañana 7 de diciembre. Es la primera de las cuatro fiestas.

Pero esta vez la celebración tendrá especiales limitaciones debido a la pandemia de coronavirus que vivimos y que en el país ha cobrado la vida de más de 38 mil personas.

El mandatario de los colombianos Iván Duque dijo que la celebración del Día de las Velitas está en el corazón de los colombianos, es una fecha en la que muchas familias se reúnen para dar la bienvenida a la Navidad, por lo que el mensaje es que todos se cuiden y eviten las aglomeraciones.

A su vez, recomendó evitar el uso de alcohol y gel antibacterial a la hora de entrar en contacto con las velas, ya que se podría provocar un accidente.

Luego de hablar sobre las recomendaciones para las celebraciones de diciembre, el presidente dijo que “hoy estuvimos haciendo seguimiento y monitoreo de obra del proyecto del Acueducto que va a beneficiar a Cúcuta, a Villa del Rosario y Los Patios, estamos hablando de un avance de cerca de 44 % de este proyecto que debe estar culminado en diciembre del año 2021”.

Durante el programa Prevención y Acción, el presidente Iván Duque hizo un balance sobre el comportamiento del virus en las últimas 24 horas y entregó algunas recomendaciones para que los colombianos disfruten de las fiestas de fin de año en familia.

 “Colombia llega hoy a 6.649.697 pruebas realizadas a lo largo de la pandemia de las cuales los casos positivos son 1.352.607 y los recuperados son 1.240.990 con lo cual seguimos estando en 92 % de recuperación y los casos activos en el país son 70.968”, aseguró Duque.

En el marco de la visita a Cúcuta, el Gobierno Nacional también estuvo haciendo un monitoreo sobre cómo avanza el virus en esta zona del país, por lo que el viceministro de Salud, Luis Alexander Moscoso, aseguró que se están tomando acciones para fortalecer la prestación de servicios de salud y las capacidades del territorio.

Moscoso también señaló que es clave mantener el autocuidado y más en esta época del año.

YA VAN 40 LESIONADOS

De acuerdo con el reporte del Instituto Nacional de Salud (INS), en los primeros días de  diciembre en el país se reportan 40 lesionados por pólvora.

Según el Instituto, son 10 casos menos que en el mismo lapso del año pasado, lo que representa una reducción del 38,46 %.

En población menor de edad; sin embargo, el reporte indica que son seis los lesionados, un caso más que el reporte con corte al 3 de diciembre del año pasado, equivalente a un aumento del 16,67 %.

Hasta el momento, el 13 % de las lesiones por uso de pólvora corresponden a amputaciones, el 19 % a contusiones, el 6 % a daños auditivos, el 6 % a daños oculares, el 50 % a laceraciones y el 81 % a quemaduras.

Antioquia, con ocho casos, Córdoba y Valle con de a dos casos, y Boyacá, Cauca, Risaralda y Sucre reportaron de a un caso durante

El miércoles pasado, el Icbf, junto al INS y al Ministerio de Salud presentaron la campaña La fiesta eres tú, no la pólvora, con la que se busca evitar lesionados y vivir unas fiestas decembrinas alejados de estos elementos.

En ese momento, Lina Arbeláez, directora del Icbf, señaló que la invitación es “a que padres de familia se comprometan a que los niños, niñas y adolescentes no harán uso de la pólvora” y que estos elementos, en caso de que se usen, solo estén en manos de profesionales. “Tenemos que garantizar la protección de la niñez y todas las familias colombianas”, aseguró la directora.

LOS RIESGOS DE LA PÓLVORA

Si bien la quema de pólvora ya está prohibida en buena parte del país, esta práctica se sigue dando, con los riesgos que conlleva en especial para los niños. Ante el temor sobre nuevos casos de accidentes, la industria médica alertó sobre posibilidades de desarrollo de pérdidas auditivas que podrían desembocar en sordera por el estallido de estos voladores y juegos pirotécnicos.

De hecho, algunos estallidos son tan fuertes, que pueden provocar daños irreversibles.

El caso más común es el del trauma acústico agudo, que se presenta básicamente por las papeletas, los disparos y hasta los truenos en una noche de tormenta. Estos sonidos pueden afectar el oído interno porque superan los 30 a 40 decibeles, dependiendo si se trata de niños o adultos.

 “La explosión por pólvora puede generar un trauma acústico con la consecuente lesión coclear y la aparición de pérdida auditiva leve, moderada o severa, dependiendo de qué tan cerca esté la persona de la fuente sonora”, comenta el otólogo, Jaime Hernández.

Si bien, muchos de los casos de sordera tienen causas congénitas, también existen elementos exógenos que pueden facilitar su aparición, como es el caso de las turbinas de los aviones, el ruido excesivo de un bar y por supuesto, actividades como la quema de pólvora.

A propósito del tema, el fonoaudiólogo  Jonathan Bareño, habló sobre las consecuencias de la explosión de estos artefactos en el oído.

Según el especialista, además de causar quemaduras, puede generar trauma auditivo. El impacto puede generar hipoacusia, enfermedad conocida comúnmente como sordera. La explosión de la pólvora puede dañar el tímpaño: una membrana dentro de la oreja y que está unida a la cóclea, en donde se ubica el órgano de la audición.

 “Lo que produce la pólvora es traumar esa membrana grande que es el tímpano y que la onda de sonido expansiva que llega hasta la cóclea, genere traume acústico porque se daña el órgano más interno”, comenta el especialista tras recomendar especial cuidado con los más pequeños.

DAÑO AL TÍMPANO

Al presentarse daño en una cadena de huesecillos que son el martillo, el yunque y el estribo, el sonido no se transmite y se corta ese puente óseo, lo que se traduce en una hipoacusia o sordera.

 “Otro de los síntomas que puede presentar la persona es la aparición de tinnitus o acúfenos que pueden permanecer como secuela temporal o permanente. Por eso, los juegos pirtotécnicos que se organizan en las festividades de muchas ciudades del mundo, se deben ejecutar por personas profesionales con toda la protección auditiva, a fin de evitar lesiones leves a severas”, comenta el otólogo Jaime Hernández.

En caso de una pérdida auditiva súbita, hay soluciones auditivas como las implantables que permiten reemplazar las funciones del oído para recuperar la audición, según sea el caso.

Se calcula que 446 millones de personas, es decir más de 5% de la población mundial, tiene una pérdida auditiva incapacitante y que 1 de cada 10 perderá el oído en 2050, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Colombia, se calcula en más de 500.000 el número de personas con pérdida auditiva, que es discapacitante cuando supera los 40 decibeles en el mejor oído auditivo en adultos y de 30 decibeles en el caso de los niños.

 

RECOMENDACIONES ACERCA DE LA PÓLVORA: 

– No permita que sus hijos jueguen con estos elementos, pues también representan un riesgo de intoxicación.
– Una simple chispita mariposa puede verse inofensiva, pero en realidad representa un riesgo letal y no es un juego de niños.
– No permita que los niños, niñas y adolescentes o personas en estado de embriaguez manipulen pólvora.
– No manipule pólvora si no es un experto y tiene licencia para hacerlo. Usted puede resultar herido y afectar a otras personas.
– Si por alguna circunstancia un niño o adulto resultan quemados, llévelos de inmediato al centro asistencial más cercano.
– Recuerde que no hay pólvora inofensiva. Entre las más tóxicas y peligrosas están totes, mechas, buscaniguas, volcanes y voladores.
– Si asiste a un espectáculo pirotécnico, cerciórese de que es organizado por profesionales y acate las normas de seguridad.

 

Sobre el cuidado de los niños: 

– No deje a sus hijos solos en su vivienda y mucho menos bajo el cuidado de otro menor de edad.
– Enséñeles a sus hijos los números de teléfono de su casa, del trabajo de sus padres y el de la línea de emergencia 123.
– Explíqueles que no deben recibir regalos o dulces a desconocidos.
– Verifique cuáles son sus contactos en redes sociales y edúquelos para que no entreguen datos personales o de sus familiares a desconocidos.
– No permita que se acerquen a estufas o que jueguen en la cocina mientras se preparan alimentos y líquidos calientes.

Para los viajeros:
– Cuando viaje tenga a mano los números telefónicos del CAI y de su cuadrante.
– Antes de viajar verifique la seguridad en puertas y ventanas de su vivienda.
– Mientras se encuentra fuera, recomiende su residencia a una persona de confianza, ojalá a un familiar.
– No deje llaves a porteros o personas ajenas a su núcleo familiar para que se encarguen de riegos de plantas o cuidado de mascotas.
– Procure instalar alarmas con sensores de movimiento y comunicación remota a su celular.
– Sea discreto con la información sobre sus planes de vacaciones. Evite divulgarlo en redes sociales.
– Si va a retirar grandes sumas de dinero, utilice el servicio gratuito de acompañamiento por parte de la Policía Nacional.
– No deje mascotas solas en casa, ya que pueden alertar a los delincuentes.

 

Sobre el consumo de licor:
– Si va a consumir licor, hágalo con moderación y en lugares de su entera confianza.
– Prefiera comprar el licor en lugares reconocidos.
– Consuma los licores en lugares de confianza, exigiendo siempre que los productos los abran donde usted pueda observarlos.
– Revise los sistemas de seguridad de los envases (que no tengan pegamentos, siliconas imperfecciones, mal olor, partículas o deterioro en los envases).
– Sospeche de lugares en donde ofrezcan precios bajos o barras libres.
– Siempre destruya las etiquetas y los envases, con esto evita que personas inescrupulosas los reutilicen.
– No ofrezca ni permita que los menores de edad consuman licor; recuerde que la ley lo prohíbe.
– Si observa que una persona está conduciendo en estado de embriaguez o necesita ayuda, llame a la Policía Nacional a la línea 123.

Sobre el manejo de dinero: 

– En esta época de pago de prima salarial, la discreción y la precaución son las mejores aliadas para cuidar su dinero.
– En lo posible, no retire cantidades excesivas de dinero en efectivo y si lo hace no dude en pedir el acompañamiento de su Policía Nacional. Prefiera las transacciones en línea y entre cuentas.
– Si va a usar un cajero automático, busque uno que esté en una zona que brinde mayor seguridad.
– Verifique que no tenga elementos extraños. No permita ni solicite ayuda de terceros, no preste su tarjeta, ni revele su clave. En lo posible, vaya acompañado.
– Dentro de los bancos, mire quién está a su lado y solo entregue su dinero a los cajeros.
– Antes de salir del banco guarde bien su dinero, ojalá distribuido en varias partes del cuerpo, y al salir observe que no haya personas sospechosas.
– En lo posible, trate de hacer sus compras de fin de año con tarjetas crédito o débito, para evitar llevar grandes sumas de dinero en efectivo.
– Tenga cuidado con el ‘paquete chileno’, es decir, evite cambios de dinero que pueden terminar en una estafa.
– Sea precavido con las supuestas ‘gangas’, pues algunas pueden resultar ser celulares de alta gama falsos, prendas viejas, joyas falsas y elementos inservibles.
– Si durante su diligencia bancaria tiene alguna duda o dificultad, resuélvala directamente con el funcionario de la entidad financiera, evite suministrar información a otros clientes.
– Si va a retirar grandes cantidades de dinero, prefiera ir acompañado de otra persona, para que pueda identificar cualquier situación en su entorno.
– No divulgue sus claves, cubra bien el teclado del cajero y evite recibir ayuda de extraños en los cajeros automáticos.
– Antes de utilizar los cajeros, verifique que no se encuentren objetos o materiales extraños dentro de las hendiduras.

Para evitar que las fiestas familiares terminen en tragedia: 

– Evite la violencia intrafamiliar, que por esta época suele incrementarse por causa del consumo excesivo de licor. Es época de perdón, celebración, unión familiar y reconciliación.
– Sea tolerante, evite riñas y comportamientos contrarios a la convivencia que afecten a sus vecinos, en especial por cuenta del ruido de las festividades.
– Si usted es víctima de vecinos ruidosos o de otros comportamientos que afecten la tranquilidad de su vecindario, recuerde que existe el Código Nacional de Policía y Convivencia y que puede llamar a la línea 123.

Para evitar atracos callejeros: 

– No descuide sus objetos personales.
– Evite llevar elementos que sean de mucho valor o llamativos, especialmente a sitios de alta afluencia de público.
– No descuide a los niños. Siempre llévelos de la mano y procure que tengan una tarjeta con los datos de su familia, en caso de que se extravíen.
– Evite llevar demasiados paquetes. Procure en lo posible, reducir en una sola bolsa sus compras.
– No deje su vehículo parqueado en vía pública y mucho menos con elementos de valor a la vista.

 

Si usted es un comerciante, tenga en cuenta estos consejos: 

– Siempre tenga a la mano los números telefónicos del CAI y su cuadrante.
– Antes de salir de su establecimiento, verifique la seguridad en puertas y ventanas.
– Si el establecimiento va a permanecer cerrado y solo, recomiéndelo a una persona de confianza, ojalá a un familiar o al cuadrante del sector donde esté ubicado.
– Procure instalar alarmas con sensores de movimiento y comunicación remota a su celular.
– No deje sus llaves en materas, debajo de tapetes o en ningún otro lugar accesible a los delincuentes.
– Sea discreto con la información sobre dónde guarda el dinero, procure que sus empleados sean de confianza y verifique a quiénes contrata.
– En lo posible vincúlese a los frentes de seguridad de su localidad y a los grupos comunitarios de WhatsApp.

 

Sobre el cuidado del medioambiente y los animales:
– Utilice materiales reciclables y amigables con el planeta para hacer el pesebre.
– No utilice fuentes hídricas y mucho menos fauna y flora viva.
– Desconecte en las noches las luces y adornos navideños, no solamente por el ahorro de energía, sino también porque estos elementos pueden generar cortos circuitos que podrían desencadenar incendios.
– Tome las medidas necesarias para que sus mascotas no sufran por el alto sonido de la música o los juegos pirotécnicos.
– Durante su ausencia, déjelos en un lugar cómodo, donde tengan al alcance agua y alimentos suficientes.
– En esta Navidad evite regalar mascotas si no tiene la disponibilidad y el compromiso de cuidarlas, pues en meses siguientes posiblemente resultarán abandonadas en la calle.

También podría gustarte