Administrador de ferretería no fue asesinado por atraco dice la policía

1.124

El comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, el coronel Óscar Solarte, dijo que adelantan las investigaciones para esclarecer los móviles del crimen. 

Uniformados de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, y de la Dirección de Inteligencia, Sipol, de la Policía Metropolitana de Santa Marta, adelantan las investigaciones para esclarecer en su totalidad el homicidio del administrador del establecimiento comercial de razón social Ferreteria Galicia.

De acuerdo con los resultados de las primeras indagaciones adelantadas por los agentes encargados para dar con los móviles del hecho de sangre, el crimen de Walberto Mariano López  Charris, no obedece a un atraco, debido a la forma en que actuó el sicario y a las zonas en donde le propinó los tiros a la víctima.

 “No fue un atraco, porque no hubo exceso de hurto, ni nada. Estamos verificando la situación, el tiempo, modo y lugar de los hechos, pero por atraco no fue, ese móvil está completamente descartado. Nuestros uniformados están adelantando la revisión de cámaras del lugar, recogiendo las informaciones de los familiares de la víctima y del propietario del lugar”, dijo el comandante de la Mesan, el coronel Óscar Solarte.

Los investigadores de este crimen tratan de esclarecer si sobre el propietario del lugar o contra el administrador reposaba alguna amenaza de muerte o por el contrario estaban siendo víctimas de extorsiones por parte de integrantes de las organizaciones criminales que delinquen en esta jurisdicción del país.

 “Debemos resaltar la captura del sicario, quien fue aprehendido por nuestros uniformados cuadras más adelante de donde cometió el homicidio cuando intentaba escapar. Este individuo será clave para esclarecer este evento que se nos presentó el día sábado por la tarde. Esta persona será sometida a una serie de interrogatorios por parte de la Policía y la Fiscalía”, recalcó Óscar Solarte.

EL CRIMEN 

De acuerdo con el reporte que entregó la Policía, el hecho se presentó a la 1:00 de la tarde, cuando el sicario llegó hasta el lugar y después de hacerse pasar como un cliente, desenfundó su arma de fuego y disparó en más de tres oportunidades contra la humanidad de Walberto Mariano López  Charris.

El administrador del lugar, según testigos, quedó malherido sobre el asfalto, razón por la que fue auxiliado y trasladado hasta la sala de urgencias de la clínica Los Nogales, en donde galenos de turno le dieron a conocer a sus familiares y allegados que el hombre había ingresado sin signos vitales, debido a la gravedad de las heridas.

A López Charris lo impactaron dos proyectiles a la altura de la cabeza y otro a la altura del pecho, los cuales fueron los que le produjeron la muerte cuando era trasladado hasta el centro asistencial más cercano. Afirmaron testigos que, por fortuna, una de las balas no alcanzó a su pareja sentimental y ayudante de trabajo, quienes se encontraban junto con él.

Hasta la clínica Los Nogales llegó la unidad móvil de criminalística de la Sijín de la Policía Metropolitana de Santa Marta para adelantar la inspección técnica de cadáver y trasladar el cuerpo hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

EL CAPTURADO 

La rápida reacción de varios uniformados de la Policía adscritos a la estación Bastidas, permitió la captura del presunto responsable cuando escapaba a bordo de una motocicleta, marca bóxer color blanco con azul. La aprehensión de esta persona, identificada como Emanuel Rincón Torres, se efectuó a pocos metros de donde cometió el crimen, más exactamente en la carrera 33 #21-40 del barrio Santa Lucia.

Rincón Torres fue interceptado por varios mototaxistas y patrulleros de la Policía, quienes le cerraron el paso y lo hicieron caer contra el pavimento. Durante la captura, al individuo le fue hallado un revólver calibre 38 largo y seis cartuchos para la misma. Al señalado lo trasladaron hasta la URI de la Fiscalía y lo pusieron a disposición del Fiscal en turno por los delitos de  homicidio y fabricación, tráfico y/o porte de armas de fuego.

Hasta el cierre de esta edición, el presunto sicario no había sido presentado ante un Juez con Función de Control de Garantías para definir su situación judicial.

También podría gustarte