Otra vez se inundó Guachaca

928

Esta es la tercera vez, en menos de 20 días que Guachaca, vive una emergencia invernal, a causa del desbordamiento del río.

Los organismos de socorro en el Magdalena se encuentran en alerta tras el nuevo desbordamiento del río Guacha, debido a las intensas lluvias que se registraron en los últimos días en la Sierra Nevada de Santa Marta.  

De acuerdo con lo informado por la Oficina de Gestión del Riesgo y Cambio Climático, Ogricc, durante la noche del martes y madrugada de este miércoles, se presentaron precipitaciones en toda la región que hicieron crecer los niveles del río y con ello, un desborde de agua por las calles del pueblo, anegando; como las otras dos ocasiones, viviendas, negocios y patios.

Cabe precisar que esta es la tercera vez, en menos de 20 días que Guachaca, vive una emergencia invernal.

 “Nos trasladamos al corregimiento de Guachaca, donde nuevamente por las fuertes precipitaciones en la parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta se ha desbordado el río. Esta vez la creciente fue lenta, lo cual permitió que el grupo de voluntarios Cobasa avisara oportunamente a las familias para que levantaran sus enseres y evacuaran las viviendas”, indicó Jorge Lizarazo, jefe de la Ogricc en el Distrito, quien explicó además, que el nivel del río Guachaca fue bajando de manera rápida y las familias pudieron retornar a sus viviendas.

De este modo, los monitoreos y las inspecciones de la Ogricc, acompañados por los organismos de socorro, se mantienen en las zonas vulnerables ante posibles crecientes de los ríos, con el fin de seguir emitiendo las alertas a todos los samarios, sobre todo a la zona rural, donde continuarán presentándose estos eventos en los diferentes afluentes que descargan sus aguas al Mar Caribe.

 “A través de las redes sociales de la Ogricc y de los diferentes medios de comunicación vamos a seguir informando a todos los samarios de las alertas que se van emitiendo por parte de los boletines que nos envía el Ideam y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, para hacer de Santa Marta una ciudad menos vulnerable, donde lo primero sea salvaguardar la vida de los samarios”, enfatizó Jorge Lizarazo.

CONSTRUCCIÓN DE JARILLÓN

Es preciso mencionar que debido a la nueva emergencia que se presentó en el corregimiento de Guachaca, la Alcaldía Distrital anunció que se construiría un jarillón para mitigar los riesgos de inundaciones.

La propuesta la socializó la alcaldesa Virna Johnson con los habitantes de Guachaca el lunes pasado; la construcción un jarillón de 2.4 kilómetros de longitud y cuyo valor alcanza los $1.116.766.814.

Mientras tanto, la comunidad de Guachaca, hacen un llamado a las autoridades para que se les dé una pronta solución, dada a la zozobra que han vivido en las últimas noches.

COMUNIDAD ANGUSTIADA

Tras las inundaciones que se han presentado en el corregimiento, a causa del desbordamiento del río que lleva el mismo nombre,  la comunidad reporta un panorama desolador, casas inundadas, establecimientos de comercio con pérdidas totales, y que aseguran sentirse angustiados teniendo en cuenta que son decenas de familias damnificadas.

Afortunadamente, una oportuna reacción por parte de la Alcaldía de Santa Marta, a través de la–Ogricc y sus voluntarios del Comité Barrial Samario, Cobasa, evitó que se presentaran afectaciones a los habitantes del corregimiento de Guachaca, por la nueva creciente en el río del mismo nombre.

Para James Marquetalia, líder del corregimiento, esta es una situación “que se veía venir, porque siempre hemos pasado la petición, considero que desde la Administración Distrital no se ha hecho la inversión que se requiere, cuando los niveles del río suben, las aguas entran al pueblo. Esperamos que esta vez se cumpla. En 2017 la zona también vivió una tragedia, cuando una creciente se llevó varias casas, las autoridades encargadas de corregir esta problemática no hicieron presencia en el territorio, razón por la cual los líderes siempre pasaban la petición para que esto no volverá a ocurrir y bueno volvió a presentarse a la situación”.

 “Guachaca es un corregimiento de más de 25 mil habitantes, cuenta con un puesto de salud en condiciones precarias, lo poquito que teníamos el río lo terminó de afectar, si se llega a presentar una emergencia no hay dónde atenderla, es hora de que las autoridades le pongan un ‘ojo’ a nuestro pueblo” añadió.

SIGUE LA ALERTA  

Según lo informado por Karlotz Omaña García, “en el corregimiento de Guachaca los niveles de las aguas han ido disminuyendo, obviamente esa inundación deja sus secuelas y sus rastros, como lodo, barro, algunos escombros y algunos desechos naturales, orgánicos como troncos, palos, maderas y la afectación a muebles y enseres a las viviendas, pero poco a poco los niveles van bajando”.

 “Desde el momento en que se presentó la emergencia nosotros como organismo de socorro acudimos al corregimiento de Guachaca, de igual manera, en acompañamiento de la Oficina de Gestión de Riesgo y Desastre del Distrito y del Departamento, atendiendo con los demás organismos de socorro que posteriormente llegaron apoyarnos la atención de emergencia”.

Es importante destacar que, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) aseguró que, según sus análisis y los de centros meteorológicos internacionales, se prevé el aumento de la probabilidad de lluvias en lo que resta del año y se espera que continúen hasta mayo de 2021.

Según el Ideam, la ola invernal que a inicios de noviembre se dijo que iría hasta abril del próximo año, se extenderá un mes “debido a que persiste el enfriamiento sobre aguas del océano Pacifico tropical”.

También podría gustarte