Venezolano mató a puñaladas a samario

1.873

El hecho de intolerancia se presentó cuando la víctima departía con varios amigos y de ese grupo hacía parte la persona que lo agredió, un hombre de nacionalidad venezolana. 

Las muertes por hechos violentos y de intolerancia no paran en el país. Un samario perdió la vida de manera trágica en las últimas horas del jueves, tras recibir por lo menos 17 heridas producidas con arma blanca igual número de veces, en la ciudad de Bogotá.

Este fue identificado por las autoridades como Jhon Mario Vera Rad, natural de Santa Marta, de 33 años, quien se desempeñaba como vigilante en la capital del País. La víctima que gozaba de amplia popularidad en los sectores de El Parque y El Pando de esta capital, recibió las heridas mortales con arma blanca, la noche del pasado 7 de diciembre, celebración de las velitas.

De acuerdo a lo informado por las autoridades, Vera Rad departía junto a otras siete personas en la localidad de Engativá, cuando se presentó un fuerte altercado y en medio de la discusión, presuntamente el samario sacó un cuchillo para defenderse y fue con esa misma arma que su victimario de nacionalidad venezolana le asestó las heridas que le provocaron la muerte.

Posterior al brutal ataque, el afectado que recibió por lo menos 17 heridas producidas con arma blanca alcanzó a ser llevado hasta la sala de urgencias de una clínica privada de la capital del país, donde permaneció bajo estricta observación médica de los especialistas, sin embargo, en la madrugada del jueves su salud se complicó y murió de un paro cardiorrespiratorio, producto de las múltiples lesiones con puñal.

Por su parte, personal de la Policía Judicial se encargó de realizar los actos urgentes y el levantamiento del cadáver, el cual fue llevado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses donde le practicaron la necropsia de rigor y espera ser retirado por sus familiares que adelantan los trámites correspondientes a fin de darle cristiana sepultura.

Se conoció que las autoridades policiales adelantaron las investigaciones correspondientes y lograron dar con la captura del venezolano y otra persona más, sin embargo al ser presentado en audiencia ante un juez fueron dejados en libertad al no considerarlos como peligro para la sociedad. El hecho de sangre ha conmocionado a los residentes del sector de El Parque y también en El Pando, donde vivió por muchos años.

También podría gustarte