#ENVIDEO: Tete amenaza con pegarle un balazo a quien se meta con él

3.683

Ayer literalmente el alcalde de Ciénaga Luis Alberto Tete Samper ´peló´ el cobre, ´botó el chupo´ y amenazó con ´empujarle un tiro´ a quien se meta con él.

´A mí me lanzan una piedra, me rompen la cabeza yo veo quien fue y le empujo un tiro´, fue la expresión a rajatabla del mandatario de los cienagueros quien inmediatamente fue censurado en las redes sociales mientras que veedores sociales preparaban una denuncia con carácter disciplinario y otra con carácter penal contra el burgomaestre.

´Es que Tete no cambia. Se le olvida que es el Alcalde de todos los que residen en este municipio, por lo tanto debe guardar respeto y compostura, pero con lo que dijo se salió de ropas, peló el cobre´, dijo Juan Acosta, líder social de los barrios del Sur de Ciénaga.

La amenaza de Tete, a quien ahora llaman ´El pistolero del Oeste´, se produjo durante una mesa de trabajo con los vendedores informales de la calle 17. El funcionario aseguró que si alguien de los representantes de la economía informal, se metía con su integridad, no vacilaría en “zamparle un tiro”.

Sin dudas que fue un acto deplorable desde todo punto de vista el protagonizado por el alcalde de Ciénaga Luis Alberto Tete Samper, quien haciendo uso del cargo que desempeña se cree con el derecho de estar ofreciéndole bala a todo el mundo. ´No cambia, es una persona que no mide las consecuencias de sus palabras´, señaló uno de los concejales

Las expresiones del funcionario, de la segunda ciudad del Magdalena, dejan mucho que decir de una persona que está llamada a poner el orden, a ser el modelo de ejemplo que el pueblo por más pobre que sea, se merece.

De acuerdo a lo manifestado por un vocero de la comunidad, parece que al alcalde de Ciénaga, no le gustó que los vendedores le hayan reclamado por la forma como fueron sacados casi que a empellones de la calle 17, en una decisión desafortunada de la administración, bajo el disfraz de recuperación del espacio público.

“Parece que a Tete  no le gustó que se hicieran observaciones de su mal proceder, sacar a los vendedores del lugar donde siempre han estado y precisamente ahora en diciembre cuando prácticamente nos estamos es rebuscando”, dijo el vocero de la comunidad.

“A mí me zampan un piedrazo, me rompen la cabeza, yo veo quien es, yo le empujo un tiro”, dice el funcionario en audio que fue aportado como prueba de lo que dijo el Alcalde Tete Samper durante la mesa de trabajo que se realizó en horas del mediodía de ayer.

Esta amenazas del funcionario molestó a todos los allí presente, quienes exigieron que asumiera una actitud propia de un funcionario que dirige los destinos de una de las ciudades más influyentes del Departamento del Magdalena.

 “Solo a un energúmeno, a una persona carente de buena educación, se pone en esas circunstancias de amenazar a un grupo de vendedores que lo que están es solicitando es el derecho al trabajo para poder llevar la comida a sus casas y mire con lo que viene a salir semejante líder, que nos va a zampar un tiro”, sostuvo la persona consultada.

Aseguró que todos los vendedores que hacían parte de la mesa de trabajo, no le creyeron el cuento de que la medida de reubicarlos en otros sitio era buscar el bienestar de por lo menos unas 50 familias que laboran allí.

“Fue una patraña, siempre hemos estado en la calle 17 y es ahora que viene con el cuento que obstaculizamos el desplazamiento de los ciudadanos y lo más bajo,  es que viene a decirnos que estamos expuesto a contraer el Covid – 19, y a la vez convertirnos en multiplicadores del mal´ señaló muy molesto uno de los vendedores ofendidos.

El audio en el cual se escucha la amenaza del alcalde Tete Samper fue remitida a la Gobernación del Magdalena para que allí la Oficina de Defensa de los Derechos Humanos evalúe las posibilidades de denunciar penalmente al Alcalde de Ciénaga y poner en conocimiento de todas las instancias y organismos nacionales lo que acaba de ocurrir.

Así mismo, un líder social manifestó que independientemente de lo que pueda hacer la oficina de Derechos Humanos de la Gobernación, ayer mismo se remitió a la Procuraduría General de la Nación y a la Defensoría del Pueblo la amenaza proferida por el alcalde Tete Samper.

LA REUNIÓN 

Durante la reunión participaron  el personero municipal, Edgar Luis Abuabara; el comandante del Distrito de Policía, Teniente Coronel Juan Pablo Blanco; el secretario de gobierno Héctor Zuleta Rovira; el director de Intraciénaga, Erwin Buchar Candanoza y vendedores de este sector.

Los comerciantes informales exigen un lugar digno donde poder trabajar, por lo que realizaron una protesta pacífica donde pidieron  ser  escuchados por la administración municipal donde se trató el tema de  reubicación y organización de este grupo poblacional a una zona con mejores condiciones.

“Yo quiero llegar a un acuerdo con ustedes porque el propósito nuestro es que para el año entrante los vendedores tengan la oportunidad de estar en el mercado. En Santa Marta he visto que le quitan la carretilla a la persona, se la tiran al suelo le decomisan la mercancía y se la llevan, yo jamás  voy a hacer eso, yo prefiero comprarle la mercancía y regalarla y no maltratarlos de esa forma, ustedes saben que en otras ciudades hay grupos uniformados para defender el espacio público”, dijo el alcalde de Ciénaga, Luis Tete Samper.

Durante la mesa de trabajo, se estipuló que el traslado de los vendedores se realizará con todos los protocolos de bioseguridad después que culmine la temporada decembrina, por considerar que es una época que representa beneficio económico a estas personas.

“Para enero tenemos listo el mercado y tendrán que irse para allá y ojalá no tengamos que acudir  a la fuerza ni nada, lo que tenemos es  que llegar es a un consenso, nosotros no hemos hecho nada en contra de la ley no hemos vulnerado sus derechos”, dijo Tete Samper.

 “En unas cajitas nos quedamos ahí durante tres días, no soportamos el calor,  me tuve que ir a vender a mi casa a domicilio, no nos brindaban las garantías necesarias, los olores son insoportables, la inseguridad, con menos capacidad para transitar, me sentí atropellada, seis familiares murieron por la pandemia, no soy yo sola, son 15 mujeres madres cabeza de hogar que llevamos el sustento diario solo le pedimos que nos deje terminar diciembre, no nos pueden llevar a un lugar donde estamos en peores condiciones”, dijo una vendedora ambulante.

También podría gustarte