Se suicidó tomando cloro por problemas pasionales

518

Agobiado por presuntos problemas pasionales y en medio del desespero, Sigifredo José Quintero Campo de 44 años de edad tomó la decisión de ponerle fin a su vida el pasado 6 de diciembre en Ciénaga, ingiriendo sustancias corrosivas, situación que lo mantuvo 5 días en la UCI de una clínica privada de esta capital, hasta la mañana de ayer que los galenos oficializaron su deceso.

El informe entregado por las autoridades señala que el caso se presentó al interior de una vivienda ubicada en la calle 16 con carrera 36 del barrio El Poblado, alrededor de la 10:30 a.m., cuando el hombre aprovechó que no se encontraba acompañado y adquirió la sustancia que ingirió y luego se encerró en su habitación. Sus familiares al notar su ausencia, lo buscaron por toda la casa, y al percatarse de lo sucedido, pidieron ayuda a los vecinos y lo auxiliaron hasta un centro asistencial del municipio de Ciénaga.

Posteriormente, fue atendido y estabilizado por los galenos en turno que decidieron remitir de urgencia a la clínica El Prado de esta capital, donde según el dictamen falleció a raíz de que la víctima deliberadamente se provocó la muerte, tras ingerir la sustancia.

Trascendió que Quintero Campo trabajaba instalando paneles solares, dejó tres hijos, un varón y dos niñas, todos menores de edad, y al parecer habría tomado la fatal decisión por líos pasionales, sin embargo las autoridades adelantan las averiguaciones para conocer las verdaderas causas.

Hasta la clínica arribaron funcionarios del CTI de la Fiscalía se trasladaron hasta el lugar para adelantar la inspección y el levantamiento del cadáver que fue llevado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses para la necropsia de rigor que permitan determinar la causa de su muerte. Sus familiares se desplazaron hasta esta capital para adelantar los trámites correspondientes y darle cristiana sepultura en su tierra natal.

También podría gustarte