Interaseo contamina la ciudad desde Palangana

1.054

A menos de dos años de concluir su vida útil Palangana sigue sin una alternativa de reubicación y perjudicando ambientalmente la ciudad.

En Santa Marta desde hace varios años los expertos y ambientalistas vienen dejando en evidencia la preocupante situación con respecto al desmesurado crecimiento en el volumen de los residuos que se recogen y están teniendo una inadecuada disposición final, originando serios problemas que la ciudad no ha advertido. Y en todo este andamiaje aparece otra vez la empresa Interaseo, que opera el relleno sanitario de Palangana el cual está a punto de colapsar. Su operación ha generado toda clase de enfermedades en el entorno en el que se encuentra y donde residentes miles de familias pertenecientes a poblaciones vulnerables-

Recientemente en la capital del Magdalena, el crecimiento de las basuras, la inadecuada disposición de las mismas y la no recolección oportuna por parte de la empresa prestadora del servicio Interaseo, son problemas que se agudizan y que afectan a la ciudad en materia de seguridad, sanitaria, y por supuesto, medioambiental.

No obstante, también devela una preocupación que por años ha embargo a los samarios, autoridades y ambientalistas, toda vez que, a poco menos de dos años de vencerse su vida útil, el llamado relleno sanitario de ´Palangana´ sigue contaminando a la ciudad poniendo en peligro a un amplio espectro de la población, principalmente la que reside en su área de influencia.

Pero lo más grave es que a 24 meses de tener que ser cerrado el lugar, la reubicación del relleno es incierta. Y lo que no quiere la ciudadanía es que de la noche a la mañana el Gobierno local notifique donde va a operar sin que ello tenga socialización y debate público.

De acuerdo con la concejal de Santa Marta, Miguelina Pacheco esta es una situación que requiere urgente atención, “esta es una preocupación que siempre ha tenido la ciudadanía por el tema de los lixiviados que afecta el medio ambiente, el ecosistema y la salud de las personas. Estamos a menos de dos años de que venza su vida útil y este relleno de Santa Marta sigue contaminando a la ciudad y poniendo en riesgo a un amplio sector de la ciudad”.

De acuerdo con datos entregados por la cabildante, un promedio de 500 toneladas diarias de residuos sólidos se recibe en el relleno sanitario de la ciudad, provenientes del área rural y urbana de la ciudad de Santa Marta.

Ante esta situación Pacheco precisó que es indispensable revisar la posibilidad de realizar un cambio de metodología para el almacenamiento de residuos a través de nuevas tecnologías, como lo es la incineración de residuos sólidos para convertirlos en energía.

Es válido precisar que, el Relleno Sanitario Parque Ambiental Palangana es un relleno sanitario tipo “A” que comprende 51 hectáreas distribuidas así: área intervenida 15 Has, área de amortiguamiento 22,5 Has y área de reserva de la sociedad civil: 13,5 Has.

UNA REUBICACIÓN NEURÁLGICA Y PRONTA 

Actualmente no se tiene un lugar estipulado para la reubicación del relleno sanitario o una alternativa que amplíe la vida útil de Palangana, sin embargo, una de las propuestas planteadas es la realización de un relleno sanitario regional.

Sobre esto Jaime Linero, concejal de Santa Marta en recientes declaraciones manifestó que, este es un tema neurálgico, “(…) ninguna vereda, ningún corregimiento o localidad quieren que se les implemente un relleno sanitario y esta es una verdad que todos conocemos, pero si hablamos de un relleno sanitario regional eso se ve reflejado a manera de tarifa porque el kilometraje y el transporte de los residuos va a ser mayor, pero la pregunta es qué municipio entraría dispuesto a permitir un relleno sanitario regional”.

Por su parte, Jorge Yesid Ospino, miembro de la corporación sostuvo que es necesaria llevar a cabo la reubicación del relleno sanitario, “la capacidad instalada con relación al recibo de todas las basuras de la ciudad es insuficiente, como Concejal estoy profundamente preocupado por las situaciones que se han venido presentando y las afectaciones que se han venido produciendo”.

Asimismo, el cabildante señaló que, “es necesario que se haga una inversión financiera para la reubicación y de esta manera devolverles la tranquilidad a los residentes aledaños al relleno sanitario”.

LAS PROPUESTAS DEL DISTRITO 

Por otro lado, ante el Concejo de Santa Marta, se cuestionó al secretario de Planeación de Santa Marta, Raúl Pacheco, sobre las alternativas que pueda adoptar el Distrito en el marco de la reubicación o ampliación del relleno sanitario de Santa Marta, esto teniendo en cuenta que su vida útil está contemplada hasta el 2022 y los impactos tanto en el medio ambiente como económicos, urbanísticos y sociales que se generan actualmente y que pueden presentar a futuro graves consecuencias.

 “Frente a la situación del relleno sanitario, es de decir que Palangana continúa funcionando en los términos de su licencia ambiental y será el Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos, PGIRS, quien defina la habilitación de un nuevo de un nuevo relleno sanitario para la ciudad”, indicó Pacheco.

No obstante, el funcionario precisó que la administración Distrital identificó sitios predeterminados con caracteres indicativos para una posible reubicación. Dichos espacios fueron un área de 13 kilómetros lineales en torno al aeropuerto de Santa Marta, 1 kilómetro lineal en torno al área urbana, 1 kilómetro en torno a áreas de expansión, un kilómetro lineal en torno a áreas suburbanas y centros poblados, se trazaron 500 metros lineales en torno a los cuerpos de agua, se definieron rondas hídricas y el suelo protegido y se definieron las áreas del sistema nacional de áreas protegidas.

Asimismo, señaló que en la definición de área para la ubicación siempre se tuvo en cuenta que Palangana es el actual relleno sanitario y que tiene una vida útil que se prolonga hasta el año 2022 y que una posible ampliación de la vida útil depende de los estudios ambientales, los cuales se deben realizar en el marco de la licencia ambiental, y estar contemplados los lineamientos en el Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos, PGIRS.

“Esto lo que nos plantea a nosotros un reto para el futuro, porque en cualquier área que sea seleccionada dentro del Distrito, es un área altamente complicada para la gestión y las otras posibilidades que se pueden plantear, es uno por fuera del Distrito de Santa Marta”, indicó el jefe de la cartera de Planeación.

LOS PROBLEMAS CON LAS UBICACIONES 

Por otro lado, el secretario de Planeación Distrital señaló que las áreas potenciales cuentan con problemas tales como que están asociadas a ecosistemas estratégicos, los cuales tendrán un duro impacto sobre algunos ecosistemas.

Manifestó que por ejemplo el corredor de la Troncal del Caribe comprendido entre Bonda hasta la desembocadura del río Piedras está ligado a las dinámicas y funciones ecosistémicas del Parque Nacional Natural Tayrona por las condiciones geográficas del cañón del río Piedras.

Las zonas comprendidas entre el río Piedras y el río don Diego tienen un potencial turístico y es una de las piezas fundamentales para consolidar a Santa Marta como destino turístico. Mientras que hacia el sur de la ciudad no es posible ubicar el relleno sanitario por la cercanía con el aeropuerto Simón Bolívar.

“Esta es una decisión o definición que dado el carácter técnico se debe precisar en el PGIRS próximo a adoptar y cuando sea la autoridad ambiental quien lo apruebe, y allí es donde se puede decir si efectivamente el actual relleno sanitario que tiene una licencia hasta el año 2022, pero que puede tener algunos años más de vida útil puede funcionar hasta el límite y cuáles serán estos nuevos sitios para gestionar”, concluyó el Secretario de Planeación Raúl Pacheco.

También podría gustarte