El congreso: saldo en rojo

281

Con una legislatura atípica, donde predominó la virtualidad, el Congreso de la República cierra un año en negro. Definitivamente el legislativo sigue en deuda con el país con las grandes reformas que la Nación requiere. 

El próximo 16 de diciembre cierra el periodo ordinario de sesiones del Congreso de la República, el cual desde ya tiene claro cuál será su balance: un semestre en que se trabajó dese la virtualidad en medio de mucha controversia, se aprobaron cerca de una decena de leyes claves para que el gobierno enfrente los efectos de la pandemia y el trámite de muy pocas de las grandes reformas previstas.

Lo primero que se debe resaltar al momento del balance del Congreso de la República es la forma como tuvo que sesionar, la virtualidad. Unas sesiones que tuvieron darse a la distancia como consecuencia de la pandemia del Coronavirus, que obligó a que por primera vez el Senado y la Cámara sesionaran, discutieran y aprobaran sus proyectos a través de plataformas digitales.

Ese mecanismo de trabajo se dio en virtud a un decreto legislativo que emitió el presidente Iván Duque en el marco de la emergencia económica. Esa emergencia, además, llevó a que el gobierno expidiera más de 150 decretos con los cuales la función del Congreso de la República no fue necesaria.

 Dicha situación fue duramente cuestionada por varios sectores, en especial por la oposición al considerar que el Gobierno lo que hizo fue suplantar las funciones del Congreso con el fin de lograr aprobar las normas que quería sin que hubiese debate.

Tras un fallo de la Corte Constitucional, se precisó que las sesiones virtuales sólo se podían dar leyes ordinarias, pero no para reformas constitucionales o leyes estatutarias, sin embargo, por varios focos de la pandemia que fueron identificados el Senado y la Cámara tuvieron que seguir sesionando de manera virtual y máximo semipresencial.

LO QUE NO SE DIO 

Estrategia o no, la pandemia llevó a que el gobierno no radicara en esta legislatura ninguna de las grandes reformas que había previsto llevar al Congreso, como lo fueron la judicial, la política e incluso las reformas pensional y laboral.

Sin embargo, hubo dos proyectos en los que sí la administración Duque acompañó aunque ni fueron de su directa autoría. La primera, y la única que prosperará, es la reforma al Código Electoral, ley con la cual se modernizan las normas que en materia de elecciones tiene vigentes el país desde 1986.

A la falta de su trámite en la plenaria del Senado, la ley no llevará lo referente a las facultades especiales que se le iban a dar al Presidente de la República para reformar la planta de personal de la Registraduría Nacional.

No tuvo la misma suerte legislativa el proyecto de ley que busca una reforma al sistema de salud, el cual en su texto inicial planteaba la eliminación de las EPS, entre otras normas. La propuesta, que fue radicada por el partido Cambio Radical, no pudo tener un respaldo mayoritario pese a que tiene un mensaje de urgencia de parte del gobierno.

El proyecto estuvo rodeado de muchas dificultades. No contó el apoyo del sector, ni las EPS, ni médicos ni trabajadores del sector, aunque tuvo cuatro audiencias públicas no pudo tener una discusión en las Comisiones Séptimas, incluso hubo un escándalo porque se suplantó la firma de uno de los ponentes por el afán de radicar la ponencia.

SUS PROTAGONISTAS 

El balance de la legislatura visto por sus propios protagonistas, los congresistas tuvieron varias miradas sobre lo alcanzado y la forma en que se dio el debate. Desde el Centro Democrático, el senador John Harold Suárez, resaltó que salieron leyes muy importantes para el país pese a la virtualidad.

 “La actual legislatura nos ha dejado un balance positivo; si bien, la virtualidad nos ha traído grandes retos, el Congreso de la República le ha cumplido a los colombianos. Prueba de ello es la aprobación de la ampliación del programa PAEF, una nueva ley del turismo que beneficiará a este sector en su recuperación económica y en la cual realizamos dos proposiciones con el fin de abrir la ventana al turismo deportivo y tener la posibilidad de potenciar la red de pueblos patrimonio. De igual manera, debemos destacar la aprobación de alivios financieros al sector agrario para los pequeños y medianos agricultores”, sostuvo el senador uribista.

Una visión diferente tuvo el expresidente de la Cámara, representante Alejandro Carlos Chacón, quien sostiene que “fue fructífero para el Gobierno, tuvieron un Congreso desde la virtualidad en donde se facilitó el trámite legislativo”.

Chacón lamentó el papel que jugó el poder legislativo en este semestre. “Para el Congreso indudablemente fue un mal año legislativo, porque muy a pesar del trabajo de muchas horas y más días de trabajo de los normales”.

Explicó, por ejemplo, que los controles políticos no se dieron como corresponde por cuanto las circunstancias de la pandemia llevaron así aceptarlo en muchas ocasiones. Incluso, parte de esos debates, destacó, se dieron sólo con la presencia de viceministros, “la democracia estuvo disminuida”.

El senador de Cambio Radical, Carlos Fernando Motoa, quien fue uno de los principales defensores de la presencialidad de los congresistas y no quedarse sólo en la virtualidad, sostuvo que éste fue un periodo de pocos resultados. Destacó que se avanzó en varios proyectos que serán de alto impacto social, como por ejemplo el que aumenta de 12 semanas a 18 el periodo de licencia para las mujeres tras su embarazo.

LAS PRINCIPALES LEYES 

En el grupo de leyes que salieron y ya están sancionadas se destacan entre otras la ampliación hasta marzo de 2021 la vigencia del Programa de Apoyo al Empleo Formal, Paef, lo que le permite al gobierno extender hasta marzo la vigencia del subsidio a las nóminas de las empresas que se han visto afectadas por la pandemia. La norma, igualmente, extendió el beneficio para el apoyo a la prima de Navidad. La ley entregó un beneficio mayor de cubrimiento a las mujeres.

De la misma forma, el gobierno logró que el Congreso aprobara la ley referente a la gratuidad de la vacuna contra el Coronavirus, la cual empezará a llegar desde el otro año, pero requería que así se estipulara, pero además que tuviera un aval para que los privados pudieran invertir en el estudio y compra de la misma.

El Congreso de la República también aprobó en plenarias de Senado y Cámara de Representantes el Proyecto de Ley de Vivienda y Hábitat. Esta normativa permitirá facilitar el acceso a los subsidios de vivienda, reglamenta la Política de Vivienda Rural y mejora la capacidad de planificación territorial de los municipios.

En el cierre de la legislatura también se aprobó la que amplía en diez años más la vigencia de la ley de víctimas, la cual estaba a punto de vencer y apenas se acercaba a haber indemnizado a menos de un millón de personas de un total de cerca de 9 millones de víctimas.

También pasa a la sanción del jefe del Estado el proyecto de ley que promueve el emprendimiento en el país, siendo así Colombia el primer país de América Latina en tener una legislación en tal sentido.

Las plenarias conciliaron también la ley de turismo, la cual una vez entre en vigencia, a través de incentivos, se implementarán mecanismos de conservación, protección y aprovechamiento de los destinos y atractivos turísticos, y la recuperación de la misma industria.

Una ley más que salió es la que amplia el cupo de endeudamiento para la Nación en 14.000 millones de dólares. En esta ley de endeudamiento de la Nación, que no se había ampliado desde la Ley 1771 de 2015, aumenta el cupo de garantías de la Nación en 3000 millones y actualizó las reglas de afectación del cupo de endeudamiento cuando se realicen operaciones de crédito público derivadas de préstamos, emisión de bonos y líneas de crédito contingentes.

Pendiente de la conciliación la otra semana está la ley que busca la reactivación del sector agropecuario, iniciativa del Gobierno Nacional, con la cual cerca de 200.000 deudores podrán reestructurar sus deudas. En total serán al menos 140.000 productores que tienen deudas con entidades bancarias, mientras que otros 56.000 campesinos deudores del Fondo de Solidaridad Agropecuaria (Fonsa), y otros más que tienen cuentas pendientes con distritos de riego, se podrán acoger.

A menos de una semana del cierre del periodo de las sesiones ordinarias, estos son por ahora las principales leyes que se han votado en la legislatura.

LA REFORMA ELECTORAL  

En medio de una amplia concertación de todos los partidos, incluida la oposición, la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó la totalidad del articulado de la reforma al Código Nacional Electoral, con el cual se modernizan las normas electorales del país que estaban vigentes desde el año 1986.

En total se analizaron 2.000 proposiciones, las cuales llevaron a que la ley tenga 273 artículos, siendo una de las leyes que más concertación ha tenido entre todos los partidos, pese a que fue muy criticada en especial por los sectores de la oposición.

En ese sentido el coordinador ponente, representante a la Cámara, Alejandro Vega, destacó que no se avanzó de manera inconsulta, por el contrario se escuchó de forma insistente a todas las bancadas. “Hemos realizado un debate democrático y garantista, escuchando todas las consideraciones siempre de frente al país”, destacó.

Vega destacó, entre algunos de los puntos aprobados, las garantías de participación, respeto a la autonomía de los partidos, la eliminación de facultades extraordinarias y censura política.

Otra de las ponentes, la representante a la Cámara, Juanita Goebertus, al hacer el balance de lo aprobado, destacó que la reforma resuelve problemas concretos del proceso electoral como la residencia electoral, se tendrá un sólo e-14, se extendió en una hora la jornada electoral 1 hora (8 a.m, a 5 p.m) y jurados directos del censo. De la misma forma se tiene lo referente al voto rural.

El representante a la Cámara, César Lorduy, resaltó que la ley incorpora lo referente a la paridad de género, es decir que en adelante los partidos políticos para todas las elecciones de corporaciones deberán integrar sus listas con un 50% de mujeres.

Goebertus, igualmente estimó que se pudo “atajar” lo referente al voto por internet, se quitaron las facultades al presidente para reformar la planta de personal de la Registraduría, la derogatoria de la ley de garantías y se fortaleció el modelo precario de auditorías.

En los temas malos de la reforma, según la representante estuvo el aumento de la burocracia en la Registraduría para nombrar registradores, más de mil en el país, la eliminación del registro de aportantes y proveedores y la discrecionalidad del registrador para determinar la implementación del voto electrónico.

El viceministro del Interior, Daniel Palacios, manifestó que este no era un proyecto fácil de discutir, “hoy Colombia avanza en la reforma de un código electoral que se necesita, hay un código electoral obsoleto. Hoy éste es el producto de un esfuerzo de trabajo de esta plenaria, en donde se removieron cosas, se adicionaron otras y se modificaron”.

Insistió que esta no es una “reforma improvisada, se tuvo un trabajo serio durante mucho tiempo, que ha tenido el aporte de quienes hacen las leyes”.

Por su parte el registrador nacional Alexander Vega, sostuvo que “no era un proyecto fácil. Se ha logrado un gran texto, tenía claro que cuando radicáramos el proyecto no iba a ser un tema fácil. Lo difícil era generar consensos sobre una norma electoral”.

El registrador indicó además que “acá no se pupitreó nada, acá prácticamente se discutió todo. Llegamos al mayor consenso, esos son los códigos profundos. Ustedes pensaron en las próximas generaciones no en las próximas elecciones. Los temores se van a disipar cada vez que se vaya avanzado. El registrador que les habla no va a implementar todo el código electoral”.

Declaró además que “acá no hubo puntos de honor, las críticas que hubo al proyecto las recibí todas como recomendación, nunca he sido un hombre que me quedo en la crítica, cualquier crítica la traspaso y la vuelvo una recomendación. Las que vinieron de las columnas, de la opinión pública, de las redes sociales fueron recomendaciones”./Colprensa

También podría gustarte