‘Fútbol por la Paz’, proyecto que sigue formando valores

568

La Universidad del Magdalena celebra 10 años de formación deportiva y acompañamiento psicosocial de cientos de niños y jóvenes que han hecho parte del Proyecto Fútbol por la Paz.

Marcela Echávez Rivadeneira es una joven que creció y se ha hecho adulta en el Proyecto Fútbol por la Paz liderado por la Universidad del Magdalena, siendo una de las pioneras de este sueño que poco a poco se ha ido materializando hasta llegar a su décimo aniversario.

Esta estrategia pedagógica se viene implementando desde el año 2013 por intermedio de la Vicerrectoría de Extensión y Proyección Social, permitiendo que niños, niñas y jóvenes de bajos recursos residentes en barrios aledaños a la Institución, tengan formación deportiva basada en el fútbol como herramienta metodológica fomentando valores, sana convivencia y transformación de líderes.

 “Haber crecido con el proyecto es como haber crecido con otra familia, porque ha aportado mucho a mi crecimiento personal, donde he potencializado mis habilidades en el fútbol, he aprendido valores, las psicólogas del proyecto me han enseñado a liderar distintos aspectos relacionados con estudios que desarrollé desde casa por la pandemia, entre muchos otros temas en los que podido tener un desenvolvimiento amplio sobre todo ad portas de ingresar a la educación superior”, aseguró la joven de 18 años Marcela Carolina Chávez, una de las integrantes más antiguas del Proyecto Fútbol por la Paz.

En la actualidad el Proyecto acoge a beneficiarios que se agrupan en tres categorías dependiendo de la edad: la Categoría 1 tiene 75 niños y niñas de 5 a 8 años, la Categoría 2 cuenta con 90 niños y niñas de 9 a 11 años y la Categoría 3 posee 55 adolescentes de 12 a 17 años.

 “Estoy muy agradecida con el Doctor Pablo Vera, porque de no haber sido por el apoyo a esta iniciativa no hubiera tenido estas bases que tengo hoy consolidadas que me han permitido centrar mis metas, esa constancia que le he visto al Rector con la universidad también se ha irradiado en mí y todo ese esfuerzo que le ha puesto al Proyecto Fútbol por la Paz, por eso estamos sumamente agradecidos con su labor”, puntualizó la integrante del proyecto que además cursa estudios en el programa de formación complementaria de la IED Normal Superior María Auxiliadora.

Fútbol por la Paz tuvo su origen en el 2010 bajo una alianza entre la Vicerrectoría de Extensión y la Fundación Casa en el Árbol, siendo en ese momento el vicerrector el Doctor Pablo Vera Salazar, y que hoy actualmente tiene integrantes de 18 barrios circundantes a la Alma Máter y otros barrios de la ciudad, entre los que se encuentran: Villa U, Las Malvinas, El Piñón, Cerro las 3 Cruces, Villa del Río, Avenida del Río, Simón Bolívar.

También se incluyen otros barrios tales como: Los Laureles, Bulevar de las Rosas, Santa Ana, 8 de febrero, Villa Marbella, Villa Bella, Líbano, Villa del Mar, Ciudadela, Colinas del río y San José del Pando.

 

DOCENTES COMPROMETIDOS 

El reconocido ex futbolista Didí Alex Valderrama, es uno de los entrenadores encargados de la formación de estos niños y jóvenes, se siente complacido de formar parte de este programa, que busca contribuir en el desarrollo deportivo y cultural  de los niños y jóvenes: “Tengo tres años de estar en la Proyecto y he tratado de impartir mi experiencia con ellos, lo principal ha sido formar desde el ámbito deportivo niños y jóvenes que sean de gran utilidad a la comunidad, y que este aporte contribuya a su educación para que hagan buen uso de su tiempo”.

En el 2019 se certificaron 40 padres en el diplomado de Alfabetización Tecnológica y en el Diplomado de Finanzas Personales, constituyendo un significativo acompañamiento de esta casa de estudios superiores y que ha involucrado el crecimiento de muchas familias vinculadas al proyecto.

Cabe resaltar, que este proyecto permite que los padres de familias, niños, niñas y jóvenes de los sectores aledaños a la Alma Máter puedan compartir experiencias, afianzar y promover valores, el juego limpio, respetuoso y tolerante, donde además los integrantes del proyecto y sus familias promueven la sana convivencia y los ambientes de paz.

Con estas actividades ‘Unimagdalena Siembra’ el amor por el deporte y el fortalecimiento de los lazos familiares que se han perdido actualmente en algunos hogares por culpa de la violencia.

También podría gustarte