Un gran pacto social 

471

Jean Jacques Rosseau, el grande francés del Contrato Social, manifestó siempre que ”El mundo de la realidad tiene sus límites, el de la imaginación no”, a la que tenemos que acudir en ruta a superar la verdad que atravesamos en el distrito y en el departamento momentos de dificultad, agravados al sumarse a las malas decisiones que han sido tomadas en el pasado distante e inmediato, así como en el presente por mandatarios a quienes no le sirvieron las experiencias de otrora y no han sido capaces de decisiones acertadas para enfrentar los problemas estructurales que acusamos y que nos adentran en un escenario de polarización y convulsión en los órdenes político, social y económico.

La institucionalidad está en riesgo, se agrieta y resiente, porque no se vislumbra un liderazgo que valga la pena y cientos de miles son nuestros coterráneos que sienten en carne propia que sus preocupaciones, demandas y no son debidamente orientadas por las instancias de toma de decisión gubernamental, quienes piden ser escuchados en un escenarios en el que se desarrolle un diálogo amplio y representativo, especialmente por considerar que es el actual un momento propicio para dialogar y negociar con responsabilidad; para que, con prudencia, respeto y sensatez, puedan alcanzarse acuerdos en un amplio Pacto Social soportado en una visión que nos lleve por caminos de progreso e integral prosperidad.

Distrito y departamento requieren reafirmar su institucionalidad, con importancia y urgencia suma reactivar sus economías; en lo que ayudará en mucho impulsar acciones que faciliten la inversión nacional y extranjera, mejorar la productividad y la competitividad, generar empleo, controlar el gasto público y mejorar la recaudación fiscal; toda vez que es hora de transitar caminos de sensatez, hacer que primen el sentido común y la razón, al igual que el debate sincero y constructivo que permita y facilite estructurar y edificar acuerdos efectivos y duraderos.

Hay que empezar a tender puentes, iniciar procesos de dialogo con los sectores todos de nuestra sociedad, mostrar esa disposición, velar por que cierta sea la equidad en todos los niveles, que los privados logren su merecido espacio, con lo que se fomentan canales para instaurar ojalá que de manera permanente los diálogos multisectoriales, los cuales deberán ser amplios y representativos, que cobije a todos los sectores, en la verdad que cada uno tiene aspiraciones, necesidades y todos sin excepción tienen también algo que procesos de esta naturaleza que apuntan a constructos mejores para todos. Es definir procesos conjuntos del que deberán surgir acuerdos que sirvan como base para diálogos efectivo, transparentes, pensados en el Bien Común y sean marco perfecto para alcanzar un gran Pacto Social que permita retomar los mejores y más provechosos caminos. [email protected]

También podría gustarte