Aprobado el nuevo código: ¿Golpe a la corrupción electoral?

385

A menos de un año de estar fungiendo como registrador nacional, Alexander Vega Rocha, logró una cosa que sus antecesores habían querido hacer desde hace más de 30 años, poder modernizar el Código Nacional Electoral.

Con mucho palo a cuestas, pero con una gran concertación de todos los partidos en torno al proyecto, Vega logró que el Congreso aprobará la nueva normatividad que incluye entre otros aspectos nuevas modalidades de voto, las auditorías a todo el proceso electoral, la ampliación de la jornada electoral, un nuevo censo electoral, la paridad de género, estos entre otros temas.

Vega con la satisfacción que le provoca que se haya aprobado la ley y con la expectativa de que el articulado pase su revisión en la Corte Constitucional antes de que se pueda convertir en ley, habló con Colprensa.

¿Pensó que el trámite del Código Electoral iba a ser tan complejo en las discusiones en Senado y Cámara?

Siempre pensé que iba ser un código que iba a generar mucho debate, iba a tener críticas por la misma naturaleza del Código, lo que implica cambiar una norma electoral de hace 34 años, pero también convencido que el país lo necesitaba y el éxito del código fue el consenso por la necesidad de que todo el mundo quería modernizarlo.

¿Pero en el debate hubo críticas muy duras al código, incluso a usted? 

Críticas iba a haber por el mismo debate y porque somos un país activamente político, pero las críticas las tomé como recomendaciones y otro éxito que tuvo el código es que yo no tuve puntos de honor sobre el articulado, el único punto de honor que yo tenía era que hubiese un consenso como el que hoy se tuvo. Las críticas las hubo y todas fueron recogidas a manera de recomendaciones.

¿Cuáles serán las formas de voto que tendremos los colombianos y desde cuándo se usarán? 

Se conserva el voto tradicional, el voto manual, se conquistó la biometría, las mesas a donde vayan a ir los colombianos a votar lo encontrarán, es decir que no habrá suplantaciones. El voto electrónico mixto que arranca en el 2023 que es el presencial en donde el ciudadano vota en una máquina e imprime su voto y lo deposita en una urna.

Se quedó el voto anticipado sólo para los colombianos en el extranjero y con la biometría. Se nos cayeron dos modelos, el voto por internet para los colombianos en el extranjero y voto anticipado presencial. El próximo año se estrena en México y si es exitoso ese modelo, aspiro más adelante, antes de terminar el cuatrenio, poder implementarlo.

¿Es decir, para las elecciones de Congreso de 2022 los colombianos vamos a llegar a votar con la cédula nueva digital y la biometría? ¿Qué otros cambios tendremos? 

Lo primero es que se va a votar hasta las cinco de la tarde, los jurados ya no van a ser sólo empleados públicos y de empresas, van a ser del censo electoral. Vamos a encontrar biometría en las mesas para la autenticación. La cédula digital va ser otra de las formas de identificación en la mesa y podrá votarse como la actual.

¿Es decir el electorado al momento de llegar a votar lo podrán identificar de dos formas? 

Una cosa es la identificación con la cédula y otra cosa es la autenticación con la huella dactilar. Va a haber dos procedimientos en donde funcione las biometrías en la mesa, una es identificarse con la cédula digital o de hologramas y luego se pasa a la identificación con la huella digital para que la persona no esté suplantado a otra, porque se puede presentar el caso que una persona con una cédula quiero hacerlo, pero en la autenticación se podrá saber.

¿Delitos al elector como las trashumancia se podrá frenar con estas nuevas medidas? 

Se va a combatir la trashumancia desde la raíz, porque se van a acabar las inscripciones de cédulas. Ahora se va a votar en donde el ciudadano viva, cada vez que uno se traslade se deberá registrar electoralmente cambio de domicilio, se va a llamar el domicilio electoral. Vamos a combatir la trashumancia electoral porque el censo electoral se va a ir depurando mensualmente.

¿Los jurados cómo se van a nombrar ahora? 

El gran cambio es que los jurados no van a ser sólo empleados oficiales o sugeridos por los partidos. Con base en el censo electoral, el jurado podrá ser nombrado en el mismo puesto de votación en donde lo hace habitualmente.

 ¿Sigue siendo obligatorio ser jurado de votación? 

Sigue siendo obligación, pero se tendrá más beneficios para ser jurado, por ejemplo el día de permiso, si es empleado podrá usarse junto a un puente o en el periodo de vacaciones no en los 30 días siguientes.

¿Sobre el conteo y preconteo qué cambios se dieron? 

Quedó un plan de auditorías para la asignación de jurados, plan de auditoría para testigos, auditoría al escrutinio de mesa, lo mismo que para los escrutinios, y el software propio de la Registraduría. Cosas que va a traer la tecnología y progresivamente se va aplicar.

Lo importante es que el preconteo lo que hoy escuchamos a las cuatro de la tarde queda protegido legalmente en el código, en el sentido que siempre va a haber preconteo y segundo que las fuerzas políticas podrán auditarlo. Quedaron habilitadas las grabaciones al momento de escrutar los votos en la mesa.

¿De los temas que se propusieron para la Registraduría qué quedó? 

Hoy los delegados departamentales se querían eliminar, se mantienen, se crea el cargo de registrador departamental, por qué, porque los dos actuales no tenían funciones claras, uno será para registro civil e identificación y otro para temas electorales, la representación del registrador nacional, se crea un cargo. Sólo se crearon 32 cargos, nunca se habló de la creación de 1.200 cargos, lo que se hizo fue que ahora los registradores pasan al nivel profesional.

¿Por qué se llegó a decir que era un festín burocrático que iba a repartir usted? 

Porque había un artículo que hablaba de unas facultades  que tenía el presidente para reestructurar la Registraduría y que los registradores quedaban de libre remoción, eso daba entender que el registrador nacional podía remover a todos los registradores municipales y jamás se pensó en eso, pero esos dos artículos se eliminaron.

¿Crearon un fondo rotatorio para la Registraduría? 

Frente a ese tema hubo desinformación, el Fondo Rotatorio no creaba cargos burocráticos, es una figura jurídica en donde se manejan los recursos que le entran a la Registraduría. En la actualidad el Consejo Nacional Electoral depende del fondo de la Registraduría, pero ya logró autonomía administrativa y financiera, al crear esa autonomía necesitan su propio fondo del CNE, entonces cada uno queda con su propio fondo rotatorio.

¿Qué otros cambios se dieron con respecto al CNE? 

Las auditorías, son los que tienen las auditorías, ellos van auditar a la Registraduría en los escrutinios, todos los sistemas, ellos propusieron inicialmente la paridad de género y hacen una revisión de todas las inhabilidades, también quedaron con la capacidad de crear una área de sistemas para poder auditar todos los controles que tienen.

¿La ley también recogió temas políticos y no sólo electorales? 

Lo único que podemos decir que tiene un componente político es lo de paridad de género, de resto todas las normas son de carácter técnico y electoral, ahí no nos metimos con listas cerradas, abiertas, con los umbrales o votación, todo fue directamente técnico.

¿El tema de coaliciones de partidos para elecciones cómo quedó? 

Eso ya existía en la Constitución, lo que pasa es que se reglamenta en el Código Electoral como mecanismo para la inscripción de candidaturas, para todas las elecciones de Congreso, regionales y presidenciales, lo que se hizo fue reglamentar todo el proceso.

¿La paridad de género es uno de los grandes logros de éste código? 

Es una conquista para las mujeres, para la participación políticas de ellas, pero lo más importante es que va a cambiar la cultura política del país, las mujeres dejarán de verse peyorativamente como rellenos y tendrá que abrírsele un verdadero espacio a las mujeres.

¿En lo referente a la inclusión de las comunidades lgbti cómo quedó la reforma? 

El código habla de que podrán y deberán incentivar los partidos la participación de la comunidad lgbti, es una gran conquista para este sector de la población, pero el éxito es que se llegó a la concertación que no es obligatorio para todos los partidos sino que se respeta la autonomía.

¿En el tema de las poblaciones con discapacidad que se determinó? 

Muchísimo, eso además fue iniciativa de la Registraduría. Hoy en la actualidad las personas están incluidas en las mesa de votación de manera aleatoria, entonces cuando llega una persona con algún tipo de discapacidad tienen se les dificulta si deben ir a un segundo piso, lo que vamos a hacer es tener una mesa a las entradas de los puestos de votación.

¿Cómo fue el tema de la censura a los medios que se pretendió meter en la ley? 

Eso fue un artículo que promovió el CNE, pero nunca tuvo la naturaleza de censurar a los medios de comunicación. Lo que quiso fue sancionar a las campañas  cuando se agreden de manera virtual o en los medios de comunicación y que si se les demostraba algún delito o apología al mismo se le ordenara al medio retirarla.

¿Por qué se cuestionó tanto lo del tema de seguridad nacional en las elecciones? 

La seguridad nacional siempre ha existido para la Registraduría por ley y por la normatividad que se ha expedido por el archivo nacional de identificación. La identificación de los colombianos hace parte de un tema de seguridad nacional, lo mismo que la identificación. El artículo nunca hablaba de contratación, era la protección.

¿Y la millonaria contratación que se dará por ese asunto es cierta? 

Prácticamente los contratos en la Registraduría son los que se han manejado y se dan en cada elección y son por licitaciones públicas pero no tiene el concepto de seguridad nacional./Colprensa

También podría gustarte