Alcaldía lanza estrategia ‘Espacios Públicos Seguros, sin Cilindros de Gas’

620

Prevenir accidentes y explosiones de pipetas de gas como el ocurrido en semanas anteriores en el mercado es el propósito de esta estrategia. 

La Alcaldía, liderada por Virna  Johnson, a través la Secretaría de Gobierno y su Unidad Defensora del Espacio Público -UDEP-,  realizó el lanzamiento hoy de la estrategia ‘+ Espacios Públicos Seguros, 0 Cilindros de Gas’, esto con el fin de retirar las pipetas de gas que se encuentran en las calles y colocan en riesgo la vida tanto de los vendedores informales como la de la comunidad.

“En días pasados tuvimos un hecho lamentable aquí en el entorno del Mercado Público, una de esas pipetas de gas se estalló, afortunadamente no hubo víctimas, pero si un clima de temor, esa es una de las señales o muestras que no podemos seguir permitiendo el uso de estos cilindros en la calle, porque en cualquier momento la ciudad puede enfrentar una tragedia, por eso tenemos la responsabilidad de prevenir que estos hechos lamentables no se vuelvan a presentar ”, manifestó el secretario de Gobierno, Adolfo Bula.

La UDEP en articulación con la Policía Metropolitana  ya inició con el proceso de sensibilización en toda la ciudad de Santa Marta, especialmente en los sitios críticos donde hay mayor uso de estos cilindros, como es el caso del Mercado Público y el Centro Histórico.

Al utilizar las  pipetas de gas estas deben estar alejadas de cualquier fuente de ignición como cigarrillos encendidos, llamas abiertas o calor intenso; además, deben estar protegidos del sol, del agua, de la humedad y de los ambientes corrosivos, ya que son considerados como un elemento altamente inflamable, es por ello que el cabo Nilson Cantillo, jefe de turno personal en servicio del Cuerpo de Bomberos Voluntarios Santa Marta  explicó porque representan un riesgo el uso de estos cilindros en el espacio público.

“El riesgo es inminente, son mirados como una bomba de tiempo, por su capacidad de almacenamiento, recordemos que ellos son  presurizados a altas presiones  y en mucha ocasiones no se les da el uso y la manipulación correcta, estos no están fabricados para estar en movilidad, de un lado hacia otro; lo recomendable es que de  la estufa al  cilindro debe estar a 5 metros de distancia. Si el cilindro lo tenemos a la intemperie donde le cae agua o sol, esto lo que hace es que el agua oxida al cilindro, adicional a  la temperatura que recibe del sol, más la temperatura que tiene el cilindro por la presurización, esto hace que el  ejerza una doble fuerza que lo está conllevando a que  el equipo se deshidrate más fácil y pueda provocar una  fuga por lo mínimo, hasta una explosión”

De igual forma, el cabo Cantillo habló sobre las consecuencias que puede ocasionar la exposición de uno de estos cilindros en el espacio público, que van desde afectaciones a edificaciones contiguas al lugar del incidente, hasta dejar personas gravemente lesionadas y cobrar la vida de quienes estén alrededor del mismo

“Una onda de estos cilindros puede llegar de 300 a 500 metros a la redonda,  estas son partículas que se van a esparcir por toda la zona, proyectadas a cualquier persona que se encuentre alrededor, recordemos que esta son partículas de hierro,  como una granada, que  se puede incorporar en cualquier parte del cuerpo, y eso es lo que no queremos que suceda; por eso esta campaña para socializarle a la ciudadanía las precauciones que deben tener”

La Alcaldía Distrital insiste ante la ciudadanía acerca de la necesidad de mantener libres las áreas de espacio público, puesto que son para el beneficio de los ciudadanos en general y no para el aprovechamiento de unos cuantos particulares.

También podría gustarte