Mesa de trabajo con vendedores de la Quinta Avenida y operativos de prevención y control

880

Durante los días del cierre 23 y 24 de diciembre, se ubicará un Puesto de Mando Unificado -PMU- y se habilitarán 3 entradas para los vendedores estacionarios permitiendo el ingreso solamente de quienes poseen los permisos legales para poder operar hasta las 6:00 de la tarde.

Frente al cierre de la quinta avenida que se realizará este 23 de diciembre, la Alcaldía de Santa Marta, a través de las secretarías de Gobierno y de Seguridad y Convivencia Ciudadana, desarrolló una mesa de trabajo con los vendedores estacionarios del sector del Centro Histórico.

Es una reunión de prevención y operación frente al cierre y acorde al decreto 298 de diciembre de 2020 en el cual se han programado varias actuaciones operativas con la UDEP y la Secretaría de Movilidad, para controlar la peatonalización de la carrera quinta durante los días 23 y 24 de diciembre.

Los operativos están encaminados a generar prevención socializadora, cercana a la comunidad. En tal sentido con Migración Colombia, se verificó la permanencia regular de migrantes que se encuentran ejerciendo el comercio en el sector.

Dentro de la verificación se constató que muchos de los vendedores no cuentan con autorización para ejercer el comercio, ya sea porque no tienen permiso especial de permanencia o sí lo tienen, no tienen el permiso para la venta estacionaria.

Otra de las variables que se presenta, es que la persona que cuenta con el permiso para ejercer la actividad, no contrata de forma regular al migrante para ejercer esta actividad.

En el ejercicio de prevención y control estuvo la UDEP, Migración Colombia, la Policía Nacional y la Secretaría de Seguridad, comprobando que muchos vendedores se encontraban de manera irregular motivo por el cual se les solicitó el cierre y desocupación del espacio de forma inmediata.

Así mismo, se verificó la actividad que se está realizando por migrantes en la labor de cejas, pestañas, bisuterías e incluso colocación de ligas y ortodoncia atentando claramente contra todos los protocolos y medidas de distanciamiento y bioseguridad por lo que se procedió al inmediato decomiso de esos elementos por parte de la Unidad Defensora del Espacio Público. Igualmente, por no poseer el permiso especial de permanencia, se les solicitó desocupar el lugar.

Esta actividad fue preventiva y concertada con la comunidad previamente y por solicitud incluso de los representantes de los vendedores estacionarios, quienes alegaron la presencia de vendedores que no pertenecen a la quinta avenida.

El secretario de Gobierno y de Seguridad encargado Adolfo Bula, en concertación interinstitucional e intergerencial de la Alcaldía y operadores del Centro Histórico, logró determinar los operativos de prevención y control.

Además, durante los días del cierre 23 y 24 de diciembre, se ubicará un Puesto de Mando Unificado, PMU, y se habilitarán tres entradas para los vendedores estacionarios permitiendo el ingreso solamente de quienes poseen los permisos legales para poder operar hasta las 6:00 de la tarde.

Las medidas contempladas ejercerán control de contaminación auditiva y audiovisual, publicidad y anuncios con el Dadsa.

También podría gustarte