Los retos del general Vargas al frente de la Policía Nacional

204

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, nombró al nuevo Director General de la Policía, quien llegará en reemplazo del general Óscar Atehortúa, quien deja el cargo en medio de varias polémicas por el proceso disciplinario que se adelante en su contra.

El nuevo timonel de la institución es el general Jorge Luis Vargas, un hombre que se venía desempeñando como director de Seguridad Ciudadana, quien también se ha desempeñado como inspector general de la Policía Nacional y director de la Sección de Inteligencia.

Vargas era el hombre con el perfil para el cargo desde hace más de cinco años, según el consultor y analista internacional Jairo Libreros, quien destacó el rol de liderazgo del nuevo director, además que responde a una de las especialidades que más requiere actualmente el cargo en el país: la inteligencia.

 “Yo creo que en una situación coyuntural como la colombiana, donde tenemos espías rusos, donde las bandas delictivas se están consolidando, donde hay problemas relacionados con corrupción en la Policía, tener un hombre de inteligencia que entienda ese mundo y que tenga la capacidad de movilizar recursos para tomar mejores decisiones con base en información creo que es un buen mensaje”, añadió.

Sin embargo, para el docente investigador Jorge Iván Cuervo, del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales (CIPE), cualquier cambio estaría bien si esta persona viene con nuevas directrices, porque la crisis de la Policía se explica por la falta de liderazgo de su director saliente.

Añadió que, en su opinión, “el gobierno se demoró en removerlo, porque la crisis de credibilidad de la Policía, aumentada durante las protestas y luego durante la pandemia, es una cosa que es muy grave”.

Esto lo explica, diciendo que a la Policía no le fue bien con Atehortúa porque no hubo liderazgo. El general tiene un proceso en la Procuraduría, pero existe otro tema y es el mal manejo de las protestas sociales del año pasado, donde se observaron tantos abusos policiales y “nunca se vio un liderazgo por parte de parte de Atehortúa para hacer correctivos, para llamar la atención o para fijar los protocolos”.

Sin embargo, para Libreros, esto no es totalmente cierto, porque aunque es verdad que el general se va en medio de una dificultad por el proceso disciplinario y se dieron abusos policiales, este hizo una labor muy importante y juiciosa desde el punto de vista institucional, pero efectiva en el proceso para garantizar mejores condiciones de seguridad.

Frente a los retos que debe enfrentar Vargas, en su nuevo puesto como director, Liberos señaló que está la unificación de la línea de mando, solucionar los cuestionamientos de abuso policial e imprimirle nuevos aires a la Policía de Vigilancia.

En primera medida, dice, que unificar la línea de mando no será una tarea fácil, porque desde hace más de seis años “hay una carrera demencial especialmente de grado coronel y general por mostrarse como líneas seguras de llegar a la dirección de la Policía”.

Por eso, en base en sus predicciones, en los próximos tres meses se verá la salida de varios de estos oficiales para poder unificar la línea de mando con el nuevo general.

En segunda medida, dice que la única manera de solucionar los abusos policiales en medio de la protesta social, las restricciones por la pandemia o la custodia de capturados, es con grandes reformas institucionales y es ahí donde se puede hundir el nuevo general.

“El problema es que la Casa de Nariño no creo que lo vaya a permitir, porque si la Casa de Nariño permite que se reforme por abuso policial la institución, estaría admitiendo tácita o implícitamente que conocía el responsable de los abusos”, añadió.

Por último, dijo que tenemos un gran problema de pie de fuerza y en menos de una década es imposible incrementar el pie de fuerza a la altura de los estándares internacionales, por ello se requiere un nuevo modelo de vigilancia del espacio público, que genere preventivamente percepción de seguridad sin perder capacidad de respuesta policial.

Los cambios en la Cúpula de la Policía Nacional traen nombres nuevos también para la subdirección de la institución, a donde llegará el general Hoover Penilla. En la Dirección de Seguridad Ciudadana, donde se venía desempeñando el nuevo director general, estará el general Carlos Ernesto Rodríguez Cortés, que bien de la dirección de Tránsito y Transporte de la institución.

También vienen cambios en la Inspección General de la Policía Nacional, donde estará el general Jorge Ramírez Aragón, hoy a cargo de la Dirección de Antinarcóticos. Allí llegará el general Herman Alejandro Bustamante Jiménez, que viene de la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural.

Finalmente, el Director de la Dijín será el general Fernando Murillo Orrego, actualmente Director Antisecuestro y Antiextorsión

Reacciones positivas 

Luego de que el presidente Iván Duque anunciara cambios en la cúpula de la Policía Nacional continúan las reacciones, en especial, celebrando los cambios tras varios escándalos de abuso  en los que se ha visto involucrada la institución.

La Federación Colombiana de Municipios, en nombre de los alcaldes del país celebró la designación del  general Jorge Luís Vargas como nuevo director de la Policía Nacional, así como los demás cambios anunciados.

 “Los mandatarios locales siempre hemos respaldado la labor de la Policía Nacional en el país y estamos especialmente agradecidos con la institución por el apoyo que nos brindan en cada uno de los 1102 municipios que componen el territorio colombiano”, aseguró Gilberto Toro Giraldo, director de Fedemunicipios.

Gian Carlo Gerometta, alcalde de Mosquera (Cundinamarca) y presidente de Fedemunicipios reconoció la labor que desempeñó el saliente director Óscar Atehortúa, mientras aseguró que los mandatarios locales están dispuestos a trabajar con el general Jorge Luis Vargas, quien se venía desempeñando como director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional y pasará a estar al frente de la institución

Por su parte, la bancada del Partido Conservador señaló que tanto el saliente director como el sucesor han contribuido de manera eficiente en la preservación del orden público y en la atención y seguridad  de los colombianos.

“El Partido Conservador secunda al señor presidente en su decisión y espera que los cambios en la cúpula le permitan al señor presidente continuar en su pródiga tarea de asegurar la convivencia y protección de los colombianos”, indicó la bancada conservadora.

La Embajada de Estados Unidos en Colombia también felicitó a al general Jorge Luis Vargas por su nombramiento y agradeció a Óscar Atehortúa por sus años de colaboración y amistad. “Esperamos continuar la fuerte cooperación con la Policía Nacional de Colombia”, agregó.

En el anuncio de los cambios Iván Duque destacó que Atehortúa tiene una gran experiencia en la lucha contra el narcotráfico y que  durante el periodo que estuvo al frente de la dirección se lograron importantes logros para el país con la participación de la Policía, tales como el golpe a alias ‘Guacho’, ‘Cadete’, ‘David’, ‘Pácora’, ‘Puntilla’ y ‘Uriel’.

De igual forma, el presidente señaló que el saliente director deja la menor tasa de homicidios en 46 años, la menor tasa de secuestros en más de 35 años y la mayor incautación de drogas, que roza las 500 toneladas y la más alta erradicación manual registrada.

A partir de estos momentos el cargo de inspector general será ocupado por el mayor Jorge Luis Ramírez Aragón; en la dirección de Seguridad Ciudadana quedará el general Carlos Ernesto Rodríguez Cortés; en la Dirección Antinarcóticos llegará Germán Alejandro Bustamante; y en la DIJIN llegará el mayor Fernando Murillo Orrego.

También podría gustarte